Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 3 2006 25 Hamás exige a Israel la vuelta a las fronteras de 1967 antes de pensar en cualquier proceso de diálogo El Ejército de Colombia impide una operación de venta ilegal de 13,5 kilos de uranio por 300 millones de dólares EE. UU. dice a Pakistán que no tendrá un tratamiento nuclear como el de la India Bush subraya la alianza paquistaní en la guerra contra el terrorismo b Washington quiere información de primera mano de Abdul Qadeer Jan, padre de la bomba atómica paquistaní, para calcular el potencial de la tecnología nuclear iraní ABC ISLAMABAD. La Administración norteamericana ha advertido a Pakistán que no puede esperar un acuerdo nuclear como el alcanzado por el presidente Bush con la India. Al tiempo que ayer el jefe de la Casa Blanca viajaba a Pakistán para subrayar su alianza con este país en la lucha contra el terrorismo, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, expresaba su preocupación por la proliferación nuclear en ese país, sobre el que insistía en que no está preparado para un tratado como el suscrito con la India. Pakistán es consciente de ello, y nosotros ya estamos trabajando para que mejore la situación en lo que se refiere a la proliferación de armas. Les hemos dicho que el país no está preparado para tal acuerdo afirmó en una entrevista a una televisión india poco antes de que George W. Bush pisara tierra paquistaní. Estados Unidos desea asimismo tener información de primera mano del defenestrado Abdul Qadeer Jan, padre de la bomba nuclear paquistaní, con el objetivo de recabar datos que ayuden a calibrar el potencial de la tecnología nuclear de Irán. medidas de seguridad. El mandatario norteamericano señaló que se reunirá con el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, para discutir de la vital cooperación de Pakistán en la guerra contra contra el terror y de nuestros esfuerzos para impulsar el desarrollo económico y político, y reducir así el poder de atracción del islamismo radical La visita no deja de tener sus ángulos paradójicos, pues en este aliado estratégico de EE. UU. vive una de las poblaciones más ferozmente antinorteamericanas. Y por más que las autoridades del país subrayan su compromiso en la guerra contra el terror, cada vez son más reiteradas las aseveraciones que afirman que Osama bin Laden vive escondido en territorio paquista- ní, en algún lugar de la frontera con Afganistán. Bush intentará asimismo embellecer la imagen de EE. UU. que en parte mejoró gracias a la ayuda norteamericana e internacional enviada para paliar los efectos del terremoto de octubre, pero que volvió a empeorar tras el fallido bombardeo norteamericano de una aldea, donde murieron al menos doce civiles y en la que creían que se había escondido el número dos de Bin Laden, el egipcio Ayman al- Zawahri. Como muestra de unas manifestaciones de repulsa que se dan ya por inevitables, ayer un millar de personas se habían congregado en Rawalpindi, en las inmediaciones de la base en la que aterrizó el avión del presidente, para quemar banderas estadounidenses y corear los gritos de Asesino, márchate y Muerte a América Al tiempo que el Gobierno paquistaní es uno de los más estrechos aliados de EE. UU. más de un 50 por ciento de la población del país es abiertamente simpatizante del líder de Al Qaida, según un sondeo del grupo estadounidense Pew Global Attitudes Project. Aunque los sectores norteamericanos más críticos con el régimen paquistaní recuerdan siempre que Bin Laden y varios de sus lugartenientes siguen en libertad, las autoridades del país insisten en que Estados Unidos aprecia y agradece el papel de Pakistán en el asedio a Al Qaida y a los talibanes en la frontera con Afganistán. La portavoz del Ministerio de Exteriores de Pakistán, Tasneem Aslam, afirmó que la visita de Bush se centrará en desarrollar la cooperación en aspectos como el comercio, la inversión y asuntos de política regional e internacional Aunque a nadie se le oculta que el terrorismo y la energía nuclear serán los ejes principales de las conversaciones. Dudas sobre la democracia La prioridad de Bush en esta visita, no obstante, es apoyar a Pakistán en la guerra contra el terrorismo, aunque para ello tenga que poner sordina a las preocupaciones sobre el creciente sentimiento antinorteamericano existente en el país y a las fuertes dudas sobre la limpieza democrática del régimen. Tras el atentado contra el consulado de EE. UU. en Karachi, el avión de Bush aterrizó por la noche, con las luces apagadas, y entre las más extremas Familiares de un muchacho indio muerto durante las manifestaciones contra Bush lloran junto a su cadáver EPA Mueren tres personas en las protestas contra Bush en la India NUEVA DELHI. Tres personas murieron ayer en el norte de la India en enfrentamientos entre musulmanes e hindúes durante una manifestación en contra de la visita de Bush al país. Dos de los muertos son hindúes- -adolescente uno de ellos- -y el tercero es musulmán afirmó un portavoz del gobierno de Uttar Pradesh, donde estallaron los enfrentamientos en la ciudad de Lucknow. Los sangrientos disturbios se desencadenaron tras la oración semanal del viernes, cuando centenares de musulmanes que se oponían a la visita de Bush a la India quisieron forzar a los comerciantes a cerrar sus negocios, acción que los hindúes rechazaron. Por su parte, el presidente norteamericano, George W. Bush, afirmó ayer antes de partir hacia Pakistán que la nueva asociación entre Estados Unidos y la India puede transformar el mundo por su estratégica importancia. Ambos países, señaló Bush en un discurso televisado, deben apoyarse en su esfuerzo global en favor de la democracia, la lucha contra el terrorismo y la eliminación de barreras comerciales Un día después de cerrar un histórico acuerdo nuclear con el primer ministro indio, Manmohan Singh, Bush insistió en que Estados Unidos y la India, separados por la mitad del planeta, están más cerca que nunca. La asociación entre nuestras dos naciones libres tiene capacidad para transformar el mundo El presidente norteamericano recordó que Estados Unidos y la India estuvieron distantes por las rivalidades que dividían el mundo... Pero eso ha cambiado. Nuestras dos grandes democracias están ahora unidas por la oportunidad de mejorar la vida de la gente Más de un 50 por ciento de la población del país declara abiertamente sus simpatías hacia Osama bin Laden El avión del presidente aterrizó de noche, con las luces apagadas, y entre extremas medidas de seguridad