Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 3 2006 Nacional 21 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA PONENCIA PARLAMENTARIA (Viene de la página 19) Los excesos del Estatuto unen a PSOE y PP para suprimir cinco disposiciones clave La ponencia se cerrará el lunes sin pacto sobre El Prat o las selecciones catalanas salvo cambios sustanciales el vergonzante preámbulo pactado en secreto por CiU y PSOE, que no modifica la fórmula sobre nación b ERC avisa que no aceptará, FRANCESC DE CARRERAS Yo mismo voté a Maragall y en este tiempo hemos visto que no hay nada que hacer con esta clase política El pacto Zapatero- Mas ha intentado eliminar puntos inconstitucionales, pero ahora el texto no sirve para el resto de comunidades tal Ovejero, por su parte, advierte de que, desde el momento en el que Maragall se ve obligado a pactar con ERC para acceder a la presidencia de la Generalitat, Esquerra lo tiene muy claro: la lengua crea la nación y la nación busca la institución política por eso ERC acapara las carteras relacionadas con la defensa de la lengua. La aplicación de esa política lingüística a ultranza empieza a mostrar sus repercusiones en la economía. Cataluña es un mercado cautivo y advierte que una parte del empresariado catalán empieza a darse cuenta de esas consecuencias explica Ovejero. Los empresarios que apoyaron a Maragall han intentado llamar al orden a los miembros del tripartito, apunta. MANUEL MARÍN MADRID. El PSOE fracasó ayer en su objetivo de dar carpetazo a la ponencia parlamentaria de la que saldrá el texto del nuevo Estatuto de Cataluña, que pese al acuerdo global de enero entre José Luis Rodríguez Zapatero y el líder de CiU, Artur Mas, llegará con toda seguridad con varios puntos determinantes abiertos a su debate en comisión la próxima semana. Y es que, pese a sus esfuerzos de los últimos días, el PSOE no ha conseguido todavía sacudirse la incómoda polvareda del Estatuto, sigue sin recuperar el apoyo de una ERC muy escocida con Zapatero y permanece a merced de que CiU acepte unas rebajas en el texto que el Gobierno impone y a las que no va a renunciar como la imposibilidad de reconocer selecciones deportivas nacionales catalanas o la cesión de la gestión sobre el aeropuerto de El Prat a la Generalitat. Pasan los días y el Estatuto sigue sin cerrarse para hartazgo del PSOE. El propósito de los socialistas de dar por finiquitada ayer la ponencia se vio frustrado por la resistencia de PP y ERC a debatir el nuevo preámbulo pactado anteanoche en secreto entre PSOE y CiU y cuya copia recibieron esos partidos ya de madrugada... y con enfado. Según se quejaron, no tuvieron tiempo ni de analizarlo. El preámbulo, aun siendo muy distinto al original que llegó en la ponencia, no altera la definición- descripción de Cataluña como nación que se conoció tras el acuerdo Za- patero- Mas. Ya han adelantado su sí al preámbulo el PSOE, el PSC, CiU e IC- V. Por el contrario, ERC habló de improvisación y lamentó la desaparición de cuestiones que incomodaban al PSOE como las referencias al catalán como lengua propia o de acogida; la alusión a la memoria histórica como garante de los derechos nacionales de los catalanes; o el derecho a ser libre e interdependiente con otros pueblos y territorios Y respecto a la definición de Cataluña como nación ERC volvió a tildar de eufemismo vergonzante la fórmula propuesta por Zapatero y aceptada por CiU (ver texto del preámbulo en esta página) Además de quedar pendiente el preámbulo para el próximo lunes, la reunión de ayer puso de manifiesto varias novedades, entre ellas que por pri (Pasa a la página siguiente) Los ponentes del Estatuto catalán aún tendrán que reunirse de nuevo el lunes en el Congreso para discutir el preámbulo EFE Hacia la separación Albert Boadella vaticina que Cataluña esta inmersa en un camino irreversible hacia la separación Separatismo que el dramaturgo considera alentado por la permisividad de Zapatero Un diagnóstico que no comparten otros miembros de la plataforma, como Francesc de Carreras. Para el catedrático, aún existe una gran diferencia entre el nacionalismo catalán y el vasco. Es precisamente Ovejero quien introduce otro de los elementos clave en ese proceso- -el de la inmigración- -para señalar cómo el nacionalismo ha identificado ya la inmigración como un factor clave: De ahí que estén intentando adquirir competencias en este campo Ellos juegan con el catalán como elemento de cohesión pero el elemento de cohesión aquí es el castellano porque es la que les abre el mercado de trabajo. La lengua concluye Boadella es aquí un efectivo militar desde el año 80 Texto íntegro del Preámbulo del Estatuto pactado por PSOE y CiU para ser debatido el lunes Cataluña se ha ido construyendo a lo largo del tiempo con las aportaciones de energías de muchas generaciones, de muchas tradiciones y culturas, que han encontrado en Cataluña una tierra de acogida. El pueblo de Cataluña ha mantenido a lo largo de los siglos una vocación constante de autogobierno, encarnada en instituciones propias como la Generalitat- -que fue creada en 1359 en las Cortes de Cervera- -y en un ordenamiento jurídico específico recogido, entre otras recopilaciones de normas, en las Constitucions i altres drets de Catalunya Después de 1714, han sido varios los intentos de recuperación de las instituciones de autogobierno. En este itinerario histórico constituyen hitos destacados, entre otros, la Mancomunidad de 1914, el restablecimiento de la Generalitat con el Estatut de 1932, y el Estatut de 1979, nacido con la democracia, la Constitución y el Estado de las autonomías. La libertad colectiva de Cataluña encuentra en las instituciones de la Generalitat el nexo con una historia de afirmación y respeto de los derechos fundamentales y de las libertades públicas de la persona y de los pueblos; historia que los hombres y mujeres de Cataluña quieren proseguir con el fin de hacer posible la construcción de una sociedad democrática y avanzada, de bienestar y progreso, solidaria con el conjunto de España e incardinada en Europa. El pueblo catalán sigue proclamando hoy como valores superiores de su vida colectiva la libertad, la justicia y la igualdad, y manifiesta su voluntad de avanzar por una vía de progreso que asegure una calidad de vida digna para todos los que viven y trabajan en Cataluña. Los poderes públicos están al servicio del interés general y de los derechos de la ciudadanía, con respeto al principio de subsidiariedad. Es por todo ello que, siguiendo el espíritu del Preámbulo del Estatut de 1979, el presente Estatut asume que: -Cataluña es un país rico en territorios y gentes, una diversidad que la define y la enriquece desde hace siglos y la fortalece para los tiempos venideros. -Cataluña es una comunidad de personas libres, donde a uno puede vivir y expresar identidades diversas, con un decidido compromiso comunitario basado en el respeto a la dignidad de todas y cada una de las personas. -La aportación de todos los ciudadanos y ciudadanas ha configurado una sociedad integradora, con el esfuerzo como valor y con capacidad innovadora y emprendedora, valores que siguen impulsando su progreso. -El autogobierno de Cataluña se fundamenta en la Constitución, así como en los derechos históricos del pueblo catalán que, en el marco de aquélla, dan origen en este Estatut al reconocimiento de una posición singular de la Generalitat. Cataluña quiere desarrollar su personalidad política en el marco de un Estado que reconoce y respeta la diversidad de identidades de los pueblos de España. -La tradición cívica y asociativa de Cataluña ha subrayado siempre la importancia de los derechos y de los deberes, del saber, de la formación, de la cohesión social y de la igualdad de derechos, hoy, en especial, de la igualdad entre mujeres y hombres. -Cataluña, a través del Estado, participa en la construcción del proyecto político de la Unión Europea, cuyos valores y objetivos comparte. -Cataluña afirma su compromiso con todos los pueblos para construir un orden mundial pacífico y justo. El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía de Cataluña, ha definido, de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como nación. La Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña como una nacionalidad. En ejercicio del derecho inalienable de Cataluña al autogobierno, los Parlamentarios catalanes proponen, la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados acuerda, las Cortes Generales aprueban y el pueblo de Cataluña ratifica el presente Estatut.