Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP LOS LÍDERES MADRILEÑOS SÁBADO 4 3 2006 ABC Aznar habló por teléfono con el disidente anticastrista Payá En un acto celebrado en el área joven de la Convención, José María Aznar, expresó ayer su apoyo a una Cuba libre. Lo hizo al hablar por teléfono con Oswaldo Payá, fundador del Proyecto Varela y uno de los principales disidentes anticastristas dentro de la isla, y con Miriam Leyva, una de las Damas de Blanco esposas de opositores presos. Stands regionales reparten productos de la tierra Las organizaciones del PP en las distintas Comunidades autónomas instalaron stands en los que no sólo se ofrecía información del partido, sino también productos de la tierra, que contaron con una gran aceptación por parte de los asistentes a la Convención, como Rajoy. Otros, como Cantabria o Canarias, optaron por celebrar sorteos en los que los premios son viajes para conocer la región. ERNESTO AGUDO Gallardón apela a la moderación y Aguirre llama a responder sin complejos al PSOE Diez millones de votantes del PP no se merecen este Gobierno dice la presidenta de Madrid b Tengamos esto claro: no pode- mos responder a los excesos de la izquierda desde una simétrica desproporción de derecha señala el alcalde de Madrid J. L. LORENTE MADRID. Reparto de papeles entre el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. Mientras el primero apelaba a la moderación del PP frente a los excesos de la izquierda la segunda hizo un llamamiento a a su partido para que reaccione sin complejos y con reflejos al acoso del Gobierno socialista. Gallardón, cuyo discurso abrió la convención del Partido Popular, estuvo ayer moderado. A diferencia de lo que ocurrió en el último congreso del PP (hace año y medio) cuando se ganó un papel relevante al ser el único dirigente popular que hizo autocrítica- algo habremos hecho mal dijo entonces- el alcalde de Madrid no entró ayer a ser un verso suelto dentro del partido. Al contrario. Fue un Gallardón conciliador que intentó en todo momento lanzar mensajes de unidad y, sobre todo, de moderación. Su objetivo fue situar al Partido Popular en el centro político. Gallardón, ayer, durante su alocución en la convención del PP, en la que pidió moderación a su partido JAIME GARCÍA Sentido conciliador Tengamos esto claro: no podemos responder a los excesos de la izquierda desde una simétrica desproporción de derecha. Lo que por el contrario están pidiendo los ciudadanos como un auténtico clamor y lo que yo veo decidido a hacer a Mariano Rajoy es que devolvamos al país a un rumbo sensato desde la moderación y el sentido conciliador del centro, donde todos los españoles podamos encontrarnos de nuevo señaló al alcalde de la capital. Además, Gallardón quiso advertir a su partido que no debe centrar los mensajes que envía a los ciudadanos en los errores o las carencias del adversario- que las tiene y muchas sino en el acierto del proyecto propio Crucemos junto a los españoles el umbral que por fin ha de llevar a todo el país del pesimismo a la esperanza, de la preocupación a la ilusión, del recelo a la RAJOY REPARTE PAPELES MAYTE ALCARAZ ajoy, huérfano de la verdad absoluta, ha vuelto a repartir papeles entre su desmochada prole. Como en octubre de 2004 algo habremos hecho mal Gallardón dixit) el líder del PP ayudó al alcalde de Madrid a calzarse las botas de dar patadas en la espinilla (aunque sin hacer sangre, como ayer) al ala dura del partido y ¡zas! efecto conseguido. A Gallardón su condición de regidor de la capital le permite abrir los congresos o las convenciones, por lo R que Rajoy sabe que mientras no traslade el campamento tiene el aguijonazo a Acebes y Zaplana servido, y controlado, que es lo más importante. Luego, siempre queda Esperanza Aguirre con la bota de puntera afilada y letal para Zapatero, a quien ya ha debido de salirle callo en salva sea la parte de tanto puntapié de la presidenta. Y para rematar, Aznar, alimento para el espíritu cañí del PP, que provoca lágrimas en su parroquia exministerial. Y mañana le toca a Rajoy; contra el virus de la polarización, pastillas de una interesante posición intermedia capaz de anudar las dos almas del partido. La jugada más que maestra, es de libro. Ya se sabe que quien reparte se queda con la mejor parte. Elecciones mediante, claro. unidad remachó con énfasis el alcalde de Madrid. Dentro de ese reparto de papeles, Esperanza Aguirre se encargó de descalificar al PSOE. El suyo fue un discurso muy duro contra el Ejecutivo socialista. Diez millones de votantes del PP no se merecen este Gobierno llegó a decir. La obsesión de Zapatero El eje del discurso de la presidenta de la Comunidad de Madrid fue dejar en evidencia la obsesión y el afán destructor de Zapatero por cargarse -dijo- -no sólo los logros conseguidos por el PP en sus ocho años de gobierno, sino también al partido que preside Mariano Rajoy. Esa obsesión de Zapatero, según Aguirre, le lleva a querer ganar las elecciones autonómicas en Madrid como sea, que es su método preferido de hacer política Tras asegurar que España está hoy