Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Espectáculos VIERNES 3 3 2006 ABC Catorce largometrajes competirán en el noveno Festival de cine de Málaga Ana Belén recibirá el premio dedicado a su larga y brillante trayectoria b El festival también distingue la El castillo ambulante Poesía en movimiento y en volandas Japón, 2004, 120 m. animación Director: Hayao Miyazaki JAVIER CORTIJO carrera del guionista Rafael Azcona con el premio Ricardo Franco y la filmografía de Fernando Colomo con el premio Retrospectiva J. M. CAMACHO MÁLAGA. Catorce largometrajes competirán en la sección oficial del lX Festival de Cine Español de Málaga, que se inaugurará el 17 de marzo con la película Bienvenido a casa de David Trueba. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre presentó ayer la programación del Festival, que se celebrará entre el 17 y el 25 de este mes, y que cuenta con una presupuesto de 3, 6 millones de euros. En esta novena edición, se homenajeará a Ana Belén (Premio Málaga) Rafael Azcona (Premio Ricardo Franco) y Fernando Colomo (premio Retrospectiva) Los tramposos de Pedro Lazaga, protagonizará la sección Película de Oro. En la sección oficial se proyectarán los largometrajes Lifting de corazón de Eliseo Subiela; Los aires difíciles de Gerardo Herrero; Un franco, 14 pesetas de Carlos Iglesias; El triunfo de Mireia Ros; Sin ti de Raimon Masllorens; La gran final de Gerardo Olivares; Arena en los bolsillos de César Martínez Herrada; Estrellas de la línea de Chema Rodríguez; La bicicleta de Sigfrid Monleón; Amor en defensa propia de Rafa Russo; La dama boba de Manuel Iborra; AzulOscuroCasiNegro de Daniel Sánchez Arévalo y Remake de Roger Gual. ZonaZine incluirá 7 largometrajes y 16 cortometrajes a concurso, 19 cortometrajes fuera de competición y el Primer Certamen Nacional de Video- Pilar López de Ayala y Alejo Sauras en Bienvenido a casa de David Trueba Clips ZonaZine, además de nuevas propuestas en el mercado de televisión Art- Tv. También se proyectarán 19 documentales realizados sobre temas iberoamericanos. La propuesta se completa con títulos ya estrenados en otras capitales españolas, pero inéditos en Málaga. El festival incluye como novedad la competición en Territorio Latinoamericano, con la colaboración del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina, el Instituto Mexicano de Cinematografía y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía de Venezuela. Participarán nueve largometrajes inéditos en España y producidos en Argentina, México, Venezuela, Colombia y Perú: Tiempo de valientes de Damián Szifrón; Historia del desencanto de Alejandro Valle y Felipe Gómez; Rosario Tijeras de Emilio Maillé; El carachazo de Román Chalbaud; Un buda de Diego Rafecas; A través de tus ojos de Rodrigo Fürth; Madeinusa de Claudia Llosa; Una estrella y dos cafés de Alberto Lecchi y Las vueltas del Citrillo de Felipe Cazals. El Festival acogerá la sexta edición de Market Screenings, los días 23, 24 y 25 de marzo, con la participación de más de 50 títulos y más de 60 compradores procedentes de 23 países, principalmente de Europa e Iberoamérica. Mercadoc y TV Market, mantendrán sus fechas tradicionales en abril, los días 26, 27, 28 y 29. Three Extremes- Dumplings Regalos venenosos Japón Corea Hong Kong Director: T. Miike P. Chan- Wook Fruit Chan Intérpretes: K. Hasegawa, A. Watabe, B. Ling JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Parte del nuevo cine oriental es así, más raro que un perro verde. Ellos llegan, dejan su sello con suma contundencia y alzan la cámara con arrogancia infinita. Adornan su ofrenda con ribetes floridos, sostenidos, eso sí, por una fotografía excelsa, y a continuación te sueltan toda la podredumbre en forma de bajos instintos y violencia que tienen en la cabeza. Three Extremes consta de tres narraciones de directores diferentes, uno de cada país, pero con un punto en común: un envoltorio dorado relleno de todas nuestras bajezas y miserias. La envidia, el odio, la soberbia... cada historia destila los defectos del alma y los enseña con toda su crueldad, sin ahorrar ni un detalle. De una de las narraciones se ha hecho una extensión Dumplings que es una segunda película con los mismos ribetes y el mismo guión, pero ampliado, que el relato corto. En los tres y en dicha extensión, la vomitera a punto de explotar supera con mucho a la narración en sí, y lo hace hasta límites dificilmente soportables. De las tres, Cut la del coreano Park Chan- Wook (autor de la celebrada Old Boy es la más coral, pero también la más brutal y directa. Si hay que cortar dedos viendo cómo se desgarra la carne, se corta el hueso y se parte la falange, pues se presenta con todo lujo de detalles, sin el menor asomo de duda. Ante tan sangrienta exposición, todo lo que intenta narrar el capítulo, la envidia, el consabido las apariencias engañan y el no te fies de lo que no es quedan solapados ante la violencia de las imágenes, que te hacen olvidar cualquier mensaje que te hayan querido enviar. Películas las tres, pero sobre todo la coreana, para ver con la mirada entre los dedos, vaya a que se les escape la mano y te salten un ojo con un cuchillo o algo peor. La de Box de Takashi Miike Llamada perdida es menos directa pero también menos talentosa. Miradas nebulosas, que intentan decir pero que no dicen nada, mucho velo y exceso de silencios, con excesiva pretenciosidad para un cuento que valía la pena, pero que se perdió en la presunción de su director. Dumplings retorcida y muy nauseabunda, sobre todo en su narración corta, produce más asco que terror y en dosis intolerablemente abundantes, sin necesidad y de forma gratuita. Al cine de Hayao Miyazaki hay que entrar como a una tienda de vajillas de la dinastía Ming: de puntillas, con las gafas relucientes a golpe de gamuza, aguantando la respiración y al mismo tiempo llenándonos la pituitaria con aroma milenario y artesano. Hace unos años nos dio un buen susto al anunciar su dimisión. Por suerte, tiene menos palabra que Florentino; si no, el mundo se hubiera privado de dos piezas maestras como El viaje de Chihiro y este Castillo ambulante repleto de tuercas oníricas bien engrasadas. Tenemos una niña- anciana perdida en un wonderland llamando a las puertas del misterioso castillo del mago Howl, el único capaz de liberarla de su sortilegio. Tenemos a una bruja con cuádruple papada, una puerta con quíntuple dimensión, un espantapájaros aristocrático y un servicio doméstico fogoso. Tenemos pura poesía levitante, hebras de amor hechizado, imaginación a raudales (el diseño del castillo es made in Miyazaki aunque con la fuente mecánica de Ôtomo) y una de las odas a la vejez más hermosas que se recuerdan. Y, sobre todo, tenemos un puñado de hilos eléctricos tendidos hacia el universo del cineasta (Howl podría ser pariente del dragón Haku de Chihiro por no hablar de los esbirros sin cara el castillo de Cagliostro o el valle Nausicaä) que logra otra proeza anime aunque un peldañito por debajo de sus dos últimas obras. De todas formas, una gozada absolutamente indispensable, mágica, emocionante y maravillosa.