Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 3 2006 57 Cultura y espectáculos Francisco Ayala, abrazado ayer por la vicepresidenta del Gobierno y por la ministra de Cultura, en la foto de familia del centenario del escritor, en la Biblioteca Nacional EFE Ayala: He sido una persona dura, pero con la bondad que recae sobre mí como lluvia benéfica me he ablandado Ayer se formó la Comisión Nacional que celebra los cien años del escritor cálido abrazo proclamó, en la Biblioteca Nacional, la admiración de Francisco Ayala hacia María Teresa Fernández de la Vega, que constituyó la Comisión Nacional Ayaliana ANTONIO ASTORGA MADRID. La vicepresidenta del Gobierno dijo, citando a Borges, que en Ayala se percibe una calmada y atroz desesperación Un grito que ahonda en la condición humana, un ejemplo cívico, una lección de vida. Ayala es el espejo ético- moral que hay que colocar en nuestro camino y en el que debemos mirarnos. (Y Ayala sostiene: Soy un hombre que está terminando la vida y todo eso me ha llevado a un cambio de perspectiva vital fundamentalísimo. A lo largo de toda nuestra vida pensamos en el futuro, pero llega un momento en que alcanzada la edad uno piensa que es una tontería pensar en el mañana. Yo ya no hago planes. Estoy sentado frente a la pared sin perspectivas de futuro. Vivo el pasado y vuelvo al pasado una y otra vez, y esta experiencia se la b Un intenso y Francisco Ayala, año cien. Actos 16 de marzo: Ayala cumple cien años. Ciclo Meditaciones sobre la libertad El Instituto Cervantes programará sesiones en sus sedes de Toulouse, Roma, Nueva York y Estocolmo Congreso Internacional en Granada (17 al 21 de julio) con la colaboración de la Universidad y el Ayuntamiento Jornadas a partir de noviembre de la Junta de Andalucía, Autónoma de Barcelona y Residencia de Estudiantes Exposiciones en Granada y Madrid Ciclo cinematográfico en diciembre en el Círculo de Bellas Artes, presentación de la película La ilusión perseguida y del disco con las músicas de Ayala un volumen y se pasaba las horas en aquel salón de ambiente acogedor e íntimo, recostado en un sillón, con la cabeza apoyada en la mano y el libro ante los ojos, gozando de un suave bienestar. Junto a su esposa, Carolyn Richmond, se alinean Carmen Calvo, César Antonio Molina, Luis Alberto de Cuenca, Carlos Alberdi, Rosa Regás, García de la Concha, Alicia Gómez- Navarro, José García- Velasco, Santos Juliá, Andrés Amorós, José Carlos Mainer, Carmen Iglesias y Fernando R. Lafuente. ¿Qué acto espera con más ilusión de su centenario? Sin dudar Ayala dice: El que más ilusión me hace es el acto final, que espero, quiero, deseo y hago todos los esfuerzos por llegar a él Y el maestro da las gracias: Cuando llego a esta estación de término tengo la suerte de encontrar el afecto y la comprensión general que considero recompensa por la larguísima tarea, muy ardua a veces, de haber salido adelante con limpieza deseo a todo el mundo. No tiene ningún sentido hacer proyectos de futuro; hay que pensar en el pasado. Yo ya me he pasado de la raya y aquí estoy) La vicepresidenta y el Gobierno quieren que el Centenario de Ayala sea una fiesta del conocimiento, la literatura, el arte, la poesía, el derecho, la sociología y muchos más campos que el ingenio del autor granadino labra. (Y Ayala confiesa: En mí se ha producido un cambio de actitud vital. Si no hubiera sido una persona dura no habría podido soportar todas las atrocidades que he pasado, como tantas gentes de este país. He sido una persona dura, pero ahora con la bondad que recae sobre mí como una lluvia benéfica me he ablandado y he oído las palabras emocionándome. Y he leído con un temblor interior que me avergonzaba. Me he emocionado antes y he descubierto que no soy quien era, aunque todavía estoy aquí para dar la lata Tenemos la inmensa suerte de que don Francisco nos siga dando la lata con su independencia y su espíritu crítico intocados, la inteligencia alerta. Tenemos a Ayala, un auténtico lujo. (Y la primera lección que Ayala lega: Hay que soportarlo todo, aguan- tarlo todo- -dice- Yo he aguantado treinta años de exilio, que no son pocos, pero no viviendo como un exiliado sino tratando de estar en el mundo Luis García Montero, presidente de la Comisión, explica que pocas veces una obra literaria, como la de Ayala, se enlaza con tanta lucidez a la piel de todo un tiempo y pocas veces una biografía, como la de Ayala, se sitúa con tanta decencia en el siglo. La foto de familia (Pero ¿cómo ve el siglo de hoy el escritor? Hemos llegado a un momento crítico en el sentido extremo- -ausculta el genio- Los niveles están bajando en todos los órdenes y sólo en un nivel suben de forma desorbitada: en el del progreso técnico, que contribuye al descontento y a esa especie de desazón por vivir. Cotinuamente vemos por las calles a ciudadanos hablando con la mano pegada a la boca. ¿Qué es lo que se comunica? Contrasta ese progreso con el abatimiento intelectual, moral, etcétera, en que ha caído la sociedad Y Ayala se hace la foto de familia con su Comisión en la Biblioteca Nacional, la misma que pisó por vez primera en los años 20 del siglo XX. Pedía