Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 3 2006 Sociedad 55 Ciencia Consecuencias del recorte Pequeños proyectos de ciencia espacial de la NASA, que están a cargo de universidades y colegios tecnológicos. corren ahora peligro y la inversión ya realizada se perderá. El responsable del programa Terrestrial Planet Finder diseñado para descubrir planetas similares a la Tierra, ha tenido que despedir a muchos científicos contratados. La misión NuStar, un observatorio espacial para la observación de fuentes cósmicas de rayos X, ha sido cancelado después de varios años de desarrollo. Los comites científicos asesores, una red importante para el diseño del programa científico espacial, han comenzado a desmantelarse. Una fuga de cerebros, según algunos analistas, se producirá finalmente como consecuencia del recorte financiero. del 10 por ciento anual hasta el año 2013, entre otras cosas. La audiencia para deliberar la propuesta comenzó ayer, mientras que la comunidad científica clamaba en la prensa el fin de la NASA si el Congreso no lo evita. En resumen: la NASA está desapareciendo, y rápido alertó a The New York Times el astrofísico de la Universidad de Chicago Donald Lamb, presidente del Comité de Ciencia Espacial para la Asociación de Universidades Americanas. El congresista republicano Sherwood Boehlert, que preside el Comité de Ciencia en la Cámara Baja, advirtió a sus colegas que el actual presupuesto para la NASA es perjudicial para la ciencia espacial, pero aún peor para la ciencia de la tierra en referencia a los muchos descubrimientos y avances que se derivan de los estudios de la NASA. Básicamente recorta o quita énfasis a cada expectativa de programas verdaderamente futuristas que tuviese la agencia para fondos de operaciones y de desarrollo que nos permitan seguir haciendo lo que hacíamos o lo que hemos hecho en el pasado resumió. La sangría ya ha empezado. Charles Beichman, a cargo del programa Terrestrial Planet Finder en el Jet Propulsion Laboratory, dijo haber tenido que despedir a muchos de sus científicos. Encuentran trabajo en otras áreas y ya no es probable que vuelvan. Estamos dándole la espalda a toda una generación de jóvenes científicos Ilustración artística del observatorio Terrestrial Planet Finder NASA El recorte del presupuesto obliga a la NASA a suspender numerosos programas espaciales El aplazamiento de ciertas misiones puede provocar una fuga de cerebros NASA son completar la Estación Espacial Internacional y construir vehículos de exploración que reemplacen a la lanzadera espacial MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. La búsqueda de otros planetas habitables en nuestra galaxia, la recogida de muestras en Marte y la exploración de vida bajo el hielo de Júpiter son sólo algunos de los muchos programas que quedarán en el limbo con el nuevo recorte de presupuestos de la NASA. Estamos postergando algunas misiones, no abandonándolas se apresuró a justificar el director de la NASA, Michael Griffin, frente al Comité de Ciencia de la Cámara de Representantes. Los expertos advierten que semejante receso puede dejar descolgado a Estab La prioridades de la dos Unidos en la carrera espacial frente a una Europa cada día más fuerte. En algunos casos, la cancelación de programas puede dar lugar a la fuga de cerebros. En muchos de los denominados pequeños proyectos a cargo de universidades y colegios tecnológicos, la posposición indefinida significa una herida de muerte, además de la pérdida de todos los recursos invertidos. Algunos culpan de estos recortes al pomposo anuncio del presidente George W. Bush de volver a mandar un hombre a la Luna y otro a Marte, pese a que su Gobierno prometió al Congreso que no desviaría ni un centavo del presupuesto de la agencia espacial. En realidad lo que ha hecho es congelar su presupuesto incluso muy por debajo de la inflación. Eso, pese a que los gastos generales de la agencia espacial crecen un 3,2 por ciento anualmente. En los próximos cinco años, el diario The New York Times calcula que sus 16.800 millones de dólares anuales supondrán 3.000 millones de dólares menos. Otros culpan a la propia NASA, al señalar que ésta no ha sido realista al planear sus presupuestos, debido a la situación del déficit presupuestario de EE. UU. y sus propios gastos derivados del desastre del Columbia. Tareas más inmediatas Las prioridades de la agencia en este momento se refieren a completar la Estación Espacial Internacional y la construcción de vehículos de exploración que reemplacen a la lanzadera espacial, según informó Griffin al Congreso. Aún hay una oportunidad de salvación para otros proyectos. Algunos senadores han introducido una propuesta para convertir en ley el aumento del presupuesto de la NASA que garantice su supervivencia. De salir adelante, en la forma en la que se ha diseñado, la agencia espacial recibiría un aumento