Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 3 2006 Madrid 41 La nieve y las heladas provocan goteras en la nueva terminal de Barajas La parada de taxis de la zona de llegadas tiene charcos desde el fin de semana b El PP apoya en la Asamblea celebrar el 75 aniversario de la República M. ASENJO MADRID. El PP apoyó ayer en el pleno de la Asamblea regional una proposición no de ley de Izquierda Unida (IU) para conmemorar el 75 Aniversario de la Segunda República, lo que significa que el Gobierno regional promoverá los actos conmemorativos. La iniciativa de IU contó con el beneplácito de 107 diputados, ya que fue secundada por los tres grupos de la Cámara. El portavoz adjunto del PP, Juan Soler, se manifestó en contra de la exposición de motivos de la iniciativa pero argumentó el voto a favor de su formación indicando que puede ser conveniente recordar un periodo de la historia de España, como otro cualquiera, en el que se cometieron una serie de errores que es necesario no repetir El diputado de IU Miguel Reneses pidió que la conmemoración sirva para divulgar los valores democráticos de la República y no se utilice justamente para lo contrario de lo que se pretende La portavoz adjunta socialista, Matilde Fernández, defendió los grandes valores de la República y evocó la figura de Manuel Azaña. El agua cae debido al drenaje de la carretera por la que se accede a la zona de salidas, que se encuentra una planta por encima. Aena asegura que se reparará M. DÍAZ MADRID. La nueva terminal del aeropuerto de Barajas, la T- 4, se puso en marcha hace casi un mes con problemas en los accesos, demoras en las entregas de los equipajes y también en la facturación, que se fueron solventando poco a poco. Desde el pasado fin de semana, el mal tiempo que sufrió la Comunidad de Madrid ha dejado ver otro problema: la futurista nueva terminal tiene goteras. Tras la nieve, las heladas y la lluvia del fin de semana, los taxistas de la zona de llegadas de la nueva terminal 4 empezaron a ver que un goteo de agua se filtraba por la estructura de hormigón que cubre la zona. A sus pies, y al de todos los usuarios que salían de la terminal y requerían sus servicios, se empezaron a formar los primeros charcos. Ayer, una decena de ellos de dife- rentes tamaños todavía continuaban allí alimentados aún por las diferentes goteras de la cubierta. Siguen cayendo gotas de agua, aunque cada vez menos comentaron algunos taxistas. Las goteras se deben a que la estructura que cubre esa zona es la carretera por la que se accede a la zona de salidas de la nueva terminal, que está una planta por encima de la de llegadas, según informó Aeropuertos y Navegación Aérea (AENA) El agua cae por el drenaje del tablero que forma el vial de las salidas, es decir, que la carretera elevada cuenta con un sistema de drenaje que expulsa hacia el exterior el agua si se acumula en exceso, tal y como ocurrió el pasado fin de semana. En las zonas soleadas ese agua se evapora con facilidad, según las mismas fuentes, pero en las zonas som- brías, mientras, el agua puede estancarse y gotear, como ha ocurrido tras las malas condiciones climatológicas del fin de semana, informa Efe. En todo caso, AENA apeló ayer a la lógica para asegurar que el problema se solucionará aunque no especificó ninguna fecha ni procedimiento especial puesto en marcha. Retrasos por unas maniobras Ayer, además, los usuarios de la nueva terminal de Barajas tuvieron que sufrir varios retrasos, como ya sucedió anteayer. Estas demoras comenzaron a partir de mediodía y se incrementaron considerablemente a partir de las 16.00 horas. Según pudo saber este diario, estos retrasos obedecieron a unas maniobras militares que tuvieron lugar ayer en el sur de Madrid, y que produjeron la acumulación de varios vuelos con los consiguientes retrasos. La circunstancia de que las demoras fueran provocadas por unas maniobras, además, hace que los viajeros que las sufrieron no podrán recibir las compensaciones habituales en otros casos similares. Ayer, además, los usuarios de la T- 4 tuvieron que sufrir más retrasos, esta vez por maniobras militares