Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 VIERNES 3 3 2006 ABC Madrid Robo de ordenadores en Villaconejos mientras el refuerzo policial está en la Sierra Ya son 18 los pueblos que han sufrido la visita de estos malhechores de origen rumano b El PP presenta una proposición no de ley para reprobar al delegado del Gobierno; el PSOE asegura que la primera en insultar fue Esperanza Aguirre CARLOS HIDALGO MADRID. Suma y sigue. La que se ha dado en llamar la banda de los ordenadores un grupo organizado de delincuentes rumanos, dio en la madrugada de ayer un nuevo palo Esta vez le ha tocado al Ayuntamiento de Villaconejos, situado al sureste de la región. Pese a tratarse del enésimo asalto de este grupo a una institución pública de la región en las últimas semanas, hay algo que lo hace más singular si cabe: el municipio afectado no se encuentra ni en la Sierra de Guadarrama ni en la Sierra Norte, como ha ocurrido en las anteriores ocasiones. Además, se da la circunstancia de que a Villaconejos le sirven además de sus cuatro agentes locales, los guardias civiles del cuartel de Chinchón, que está adscrito a la cuarta compañía (Aranjuez) de las seis con las que cuenta la Benemérita en la región. Precisamente, desde esta cuarta compañía se ha trasladado a cinco miembros del Instituto Armado para reforzar el puesto de Torrelaguna, en la Sierra Norte, uno de los afectados por la ola de robos de esta banda de delincuentes. Esa fue una decisión tomada a principios de esta misma semana por la Comandancia de Madrid, que cursó un escrito en el que se pedía a las cuatro compañías no afectadas- -hasta ayer- -por los robos que pidiesen cinco voluntarios- -o, en su defecto, lo hicieran de manera obligatoria- -por cada una para reforzar puestos correspondientes a las otras dos- -El Escorial, en la Sierra de Guadarrama, y Colmenar Viejo, en la Norte- De esta manera se pretendía que 20 agentes trabajaran en la zona castigada y paliar así los efectos de los rumanos más buscados de los últimos días en Madrid. El modus operandi en Villaconejos no ha sido muy diferente al que se viene dando: de noche, con las dependencias municipales cerradas, los delincuentes entraron en el Ayuntamiento y se llevaron lo más preciado para ellos, las CPU de los ordenadores y las pantallas. La finalidad de estos asaltos no es sólo apropiarse de material informático, sino también de los numerosos datos personales y fiscales que contienen los ordenadores, donde se encuentran los padrones municipales. La alarma saltó el pasado 20 de febrero, cuando un puñado de ayuntamientos ya habían sido asaltados en las dos semanas anteriores. Se hablaba, por entonces, de 400 equipos informáticos sustraídos. Ya son, al menos, 18 municipios los que han sufrido la visita de estos sujetos, situados todos en la Sierra Norte, la de Guadarrama y la provincia de Guadalajara. Hasta que llegaron a Villaconejos, localidad del sureste de la región gobernada por el PSOE. El ministro del Interior pasa revista, ayer, a los nuevos agentes para Madrid Encuentros y desencuentros En todo este tiempo, los enfrentamientos, cruces de acusaciones y reuniones para buscar una salida a la situación se han multiplicado. Y ha habido de todo. Desde que los 42 alcaldes de la Sierra Norte llegaran a plantearse un encierro tras los primeros robos a unos enfrentamientos verbales entre Comunidad de Madrid y Delegación del Gobierno que, no por esperados, han dejado de sorprender por su dureza. Mientras todo eso ocurría, los ayuntamientos de la zona hacían copias de seguridad de los documentos archiva- Los ladrones actuaron de noche y se llevaron las CPU que almacenan los datos de los vecinos del municipio El PP pide la destitución de Méndez por su incapacidad ante la ola de robos, entre otras razones dos en los ordenadores municipales y volvían a pedir refuerzo policial en sus pueblos. Destitución de Méndez La polémica por la seguridad, por lo tanto, ha entrado una vez más en la trinchera política. El Partido Popular registró ayer en la Asamblea de Madrid una proposición no de ley para que el pleno repruebe la conducta del delegado del Gobierno Constantino Méndez, por su incapacidad ante la oleada de inseguridad que padece la región. Asimismo, los populares esgrimen sus declaraciones machistas contra la dignidad de la presidenta regional, Esperanza Aguirre. Las declaraciones a las que se refiere el PP son las que hizo Méndez el pasado lunes en un acto del Partido Socialista de Madrid en Puente de Vallecas. Allí, el delegado del Gobierno habló de Esperanza Aguirre como de una persona a la que le resulta difícil tener tres cosas en la cabeza al mismo tiempo El PP tacha esas palabras de machistas. También dijo que cree el ladrón que todos son de su condición en respuesta a la presidenta de la Comunidad, que previamente le había llamado sectario por las cifras de asistencia que ofreció la Delegación del Gobierno de la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Para el senador y portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, la actitud de Méndez es intolerable y está basada en insultos indica Efe. Y, tras ello, nueva réplica a la contrarréplica, o viceversa. El portavoz de Seguridad del PSOE en la Asamblea, Ra- La Comunidad pide explicaciones al ministro del Interior en el Senado S. ALLER MADRID. La oleada de robos en la Sierra llegará hasta el Senado. Así lo decidió ayer el Consejo de Gobierno de la Comunidad, que solicitará al ministro del Interior, José Antonio Alonso, que dé explicaciones sobre estos asaltos y, sobre todo, que aclare los motivos de esta inseguridad Para ello, pedirá la convocatoria de la Comisión General de las Comunidades Autónomas, tal y como anunció el vicepre- sidente regional, Ignacio González. En su comparecencia, González señaló que los índices de delincuencia están por encima de la media nacional y volvió a lanzar todos los dardos sobre el delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, al que responsabilizó de la situación que atraviesan los municipios del norte. Tildó su actitud para garantizar la seguridad en Madrid de pasiva y obstruccionista y resumió su labor con un ni come ni deja comer en relación a los 3.500 agentes- -entre Policía Nacional y Guardia Civil- -que Madrid ofrece financiar y que la Delegación del Gobierno rechaza. La ausencia de la presidenta regional- -que no fue invitada- -en un acto de presentación de policías nacionales también derivó en críticas. Según González, es un detalle más de la deslealtad institucional permanente que ejerce Méndez.