Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP VIERNES 3 3 2006 ABC ÁNGEL ACEBES Secretario general del Partido Popular Tenemos que presentar un proyecto basado en la persona y dirigido a la mayoría El número dos del PP afirma que ha llegado la hora de abrir debates sobre los problemas reales de los ciudadanos y que su partido está obligado a convencer a los españoles de que Zapatero debe ser un paréntesis breve en la historia de España TEXTO: C. DE LA HOZ, A. COLLADO FOTO: JAIME GARCÍA MADRID. Ángel Acebes se declara orgulloso de que el Partido Popular llegue a su Convención anual, que no congreso, unido y con cierta ventaja sobre el PSOE- -al menos en las encuestas- -por méritos propios, pero también reconoce que por los gravísimos problemas en que José Luis Rodríguez Zapatero ha metido al país. El secretario general del PP asume que es el principal objetivo a batir por el PSOE, asegura que se siente respaldado por la militancia y considera llegada la hora de sentar las bases de un nuevo programa electoral que sirva a su partido para ganar los próximos comicios. ¿Qué harán en la asamblea para salir de las dos cuestiones que centran todo el debate político, como son el nuevo Estatuto catalán y la negociación con ETA? -Precisamente con ese propósito iniciamos la Convención. Hemos hecho un trabajo previo serio y riguroso para tratar de abrir otros debates que preocupan a los ciudadanos. Queremos decir a los españoles que hay futuro. Es cierto que en España en estos momentos hay problemas muy graves, pero Zapatero, por la cuenta que nos tiene a todos, debe ser un paréntesis breve en la historia política de España y cuanto más tiempo esté, más difícil será arreglar el estropicio. El mensaje consiste en recordar que cuando se confía en las personas, España progresa, vive en estabilidad y crece. Las cuestiones que importan a los ciudadanos no son los problemas que ha creado el Gobierno, ni la opa ni la reforma de los Estatutos, sino la inmigración con todas sus consecuencias, la convivencia, la educación, la deslocalización de las empresas, las energías que se agotan o la contaminación. La persona (su libertad, su igualdad y sus posibilidades de futuro) debe ser la protagonista de la Convención y de la acción del partido. ¿Por ejemplo? -La inmigración es la segunda preocupación de los ciudadanos, ha adelantado al terrorismo. Y no la vamos a tratar desde el control de las fronteras, sino desde la convivencia en los barrios o las repercusiones en el mercado laboral. Otro ejemplo concreto de los asuntos que abordaremos es si las carreras universitarias están adaptadas a las necesidades de la vida laboral y empresarial. También vamos a hablar de vida familiar y de la necesidad de garantizar el respeto a los profesores. ¿Les puede servir la Convención Acebes comenta sobre Piqué que él nunca ha dado pretextos para que los adversarios puedan hablar de fisuras en el PP para romper el empate técnico con el PSOE que pronostican las encuestas? -Lo que haremos es sentar las bases del programa alternativo al del Gobierno para decir a la sociedad española que aquí hay un proyecto y unos equipos que quieren gobernar para las personas, gobernar para la mayoría y no contra la mayoría, que es lo que hace el Partido Socialista. Lo que queremos decir es que somos un partido que se ocupa de las personas y de sus problemas reales. El PSOE ha pasado los dos primeros años en el poder, que son siempre los mejores, los de presentar proyectos sin sufrir desgaste, y los peores de la oposición. Pero resulta que si hubiera hoy elecciones, según dicen todas las encuestas, las ganaría el Partido Popular. Van por detrás y la pérdida de confianza en la situación política y económica es tremenda, de más de veinte puntos. ¿Cómo lleva lo de ser el principal objetivo del PSOE? -El papel de secretario general conlleva el ser objetivo fundamental del adversario, bien es verdad que el nivel de insultos es llamativo y con pocos precedentes. Ellos creyeron que el PP entraría en crisis y en divisiones internas y no les ha salido. No conocen al partido. Son los votantes, los simpatizantes y, muy en especial los afiliados, con Rajoy al frente, los que han mantenido nuestro proyecto y la cohesión interna. ¿Usted se siente personalmente respaldado dentro de la organización? -Sí. Hago el trabajo que creo que debo hacer para el PP y para los intereses generales, como he hecho toda mi vida en mis distintas responsabilidades de partido e institucionales. Cumplo con las obligaciones encomendadas al servicio de los objetivos marcados por Mariano Rajoy, sin pensar lo que me conviene personalmente, sino lo que interesa al PP y a los ciudadanos españoles. Y creo que nos ha salido bastante bien. El hecho de que después de dos años de legislatura estemos por delante en las encuestas no lo esperaba nadie después de las elecciones. A eso han contribuido mucho los gravísimos errores de Zapatero, pero también la unidad y el respeto a los principios en que se ha mantenido el Partido Popular. Yo me siento absolutamente respaldado por los militantes y lo agradezco muchísimo. ¿Cree de verdad que el asunto Piqué está zanjado? -Yo nunca he hecho ni dicho nada que pueda provocar ni aparentar fisu-