Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 3 2006 59 Continúa la crisis del Reina Sofía: Luis Jiménez- Clavería pide su cese como gerente del museo Los Príncipes de Asturias presidieron la entrega de los premios literarios del grupo SM El Chandos (a la izquierda) es el único retrato de Shakespeare en el que el escritor pudo posar como modelo AP La Royal Portrait Gallery celebra sus 150 años con un homenaje a Shakespeare Un estudio apunta la posibilidad de que el autor sufriera cáncer linfático b Buscando a Shakespeare re- úne los seis supuestos retratos del escritor, además de algunos objetos personales, que se exponen por vez primera EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El Año Shakespeare, que a partir de abril inaugura la Royal Shakespeare Company con la representación de las 37 piezas teatrales atribuidas a quien en el Reino Unido se conoce como el bardo no es sólo una celebración sobre el escenario. Los 390 años de la muerte del escritor están siendo saludados con la publicación de nuevas biografías- -sobre alguien del que se conoce bien poco, ni siquiera se sabe si escribió las obras- -y la aparición de contradictorias teorías. La última de ellas es que William Shakespeare padecía cáncer linfático y por eso en algunos retratos puede apreciarse un bulto en el párpado de su ojo izquierdo. Así lo defiende la investigadora alemana Hildegard Hammerschmidt- Hummel. Durante diez años ha completado un estudio basado en el escrutinio de las medidas faciales de las imágenes de Shakespeare. Con la ayuda de oftalmólogos y dermatólogos y el auxilio de tecnología para la creación virtual en tres dimensiones, esta profesora de Literatura y Cultura Inglesa en las Universidades de Maguncia y Magdeburgo asegura haber hallado la presencia del linforma del párpado en cuatro imágenes. Ello contradice la investigación llevada a cabo por la Royal Portrait Gallery de Londres, que hoy inaugura una exposición en la que presenta el retrato denominado el Chandos realizado entre 1603 y 1610, como el único contemporáneo de REUTERS Shakespeare y por tanto el único que refleja su verdadero rostro, pues pudo ser pintado con el escritor delante como modelo. Buscando a Shakespeare que podrá visitarse hasta el 29 de mayo, es el resultado de más de tres años de trabajo y pretende ofrecer un conocimiento global sobre el escritor y encuadrarlo en su tiempo, según su comisaria, Tarnya Cooper. La muestra reúne desde algunos de los pocos objetos personales que se conservan de Shakespeare, expuestos por primera vez en público, hasta los seis supuestos retratos del escritor y de otros personajes de la época. Entre los documentos de gran valor se exhibe el acuerdo de su matrimonio con Anne Hathaway el 28 de noviembre de 1582, y su testamento, fechado el 25 de marzo de 1616, apenas un mes antes de morir, en el que Shakespeare dejó todas su propiedades inmobiliarias a su hija mayor. En el marasmo de incógnitas sobre Shakespeare, la Royal Portrait Gallery pretendía al menos poder dejar sentada la certeza sobre el exacto aspecto de su cara. En el Chandos el Se exhiben en la muestra su testamento y el acuerdo de su matrimonio con Anne Hathaway A partir de abril, la Royal Shakespeare Company representará las 37 piezas teatrales atribuidas al autor Obra de Shirin Neshat, en el MoMA bardo muestra un rostro de frente despejada, barba poco poblada y un pendiente dorado en su oreja izquierda. Mediante técnicas de rayos- X y el análisis de lienzos, maderas y pigmentos, la investigación ha descartado otras pinturas que estaban reputadas como auténticas, la mayoría por haberse realizado con posterioridad. Pero el estudio de Hammerschmidt- Hummel considera que algún fallo deber haberse producido en el método seguido por la Royal Portrait Gallery, pues las similitudes faciales de cuatro piezas, entre ellas el Chandos un busto y una máscara mortuoria, indicarían que habrían sido realizadas en presencia de Shakespeare, de otro forma el pintor o el modelador no había captado el bulto de su párpado. Según la profesora alemana, cuyas conclusiones han sido recibidas con objeciones en el Reino Unido, Shakespeare habría padecido cáncer linfático durante unos quince años, en un proceso de creciente dolor que tres años antes de su muerte le habría obligado a dejar de escribir y retirarse a su localidad de Stratford- upon- Avon, donde falleció el 23 de abril de 1616. La discusión no entra en otro de los terrenos movedizos en los que los estudiosos han intentado encontrar una vía de suelo firme: ¿Fue William Shakespeare el verdadero autor de las obras que se le atribuyen? La última aportación, anunciada en octubre como preludio del Año Shakespeare, asegura que las piezas teatrales fueron compuestas por el diplomático inglés Henry Neville. Su buena formación y el trazo de sus frecuentes viajes explicarían buena parte de los títulos firmados por Shakespeare, a quien Neville habría utilizado como testaferro.