Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 3 2006 Internacional 31 Se reanuda el diálogo ruso- iraní bajo un clima de pesimismo b El jefe de la delegación iraní declara al llegar a Moscú que no ve necesidad de que su país vuelva a la moratoria sobre experimentación en su plan nuclear R. M. MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCU. Quedan sólo cuatro días para que se reúna en Viena la Junta de directores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y las conversaciones entre Moscú y Teherán, para la creación de una empresa mixta que permita enriquecer uranio iraní en suelo ruso, se asemejan cada vez más a un diálogo de sordos. Si el régimen de los ayatolás no acepta la propuesta rusa, es muy probable que el OIEA envíe el asunto al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que examine la posibilidad de aplicar sanciones. Para que un acuerdo sea posible, el Kremlin exige a Irán, no sólo que acepte reciclar su uranio en Rusia, sino también que renuncie al programa de investigación nuclear que está llevando a cabo sin ninguna supervisión internacional y regrese a la moratoria que venía observando hasta hace unas semanas. Pero en ese punto, al día de hoy, las posiciones son irreconciliables. Lo primero que dijo ayer, al reanudar las negociaciones en la capital rusa, el jefe de la delegación iraní, Alí Lariyani, fue que no hay ninguna necesidad de volver a la moratoria. Los contactos comenzaron en Moscú el 20 de febrero y prosiguieron en Teherán y Busher el pasado fin de semana. A juicio del alto responsable iraní, las moratorias son necesarias cuando hay algún peligro Pero todas nuestras actividades son transparentes añadió. Lariyani señaló además que en Irán hay disposición a aceptar inspecciones de la OIEA, siempre y cuando, se ajusten a las normas internacionales En los últimos días, distintos dirigentes del país persa han coincidido en señalar que, aunque se llegue a un acuerdo con Rusia, Irán no renunciará a enriquecer uranio, aunque sea a escala reducida. El que más reiteradamente ha planteado ese postulado ha sido el ministro de Exteriores iraní, Manusher Mottaki, quien ayer aseguró que su país ya ha aceptado la oferta rusa, aunque todavía falta acordar los detalles Gholamreza Aghazadeh, director del programa nuclear iraní, presente ayer también en Moscú, dijo el domingo que Irán y Rusia han logrado un acuerdo de principio Falta, sin embargo, lo más importante para las autoridades rusas, el regreso a la moratoria. Así lo hizo saber ayer en Budapest el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Interior de la mezquita de Jamkaran con el clérigo Mostafá Hosseini Hoojad en primer plano Jamkaran se ha convertido en el santuario más popular de Irán desde la llegada al poder de Mahmoud Ahmadineyad. Este es el lugar de devoción del duodécimo imán que esperan los chiíes para salvar al mundo, de quien el presidente es un fiel seguidor ¡Mahdi, ven pronto! TEXTO Y FOTO MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. Oh poderoso Alá, te rezo para acelerar el surgimiento de tu última encarnación, El Prometido, ese ser humano puro y perfecto, el que llenará de justicia y paz este mundo El presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad, pronunció estas palabras en Nueva York, al concluir el discurso que ofreció ante la Asamblea anual de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el pasado mes de septiembre. Su primera intervención en un foro internacional terminó con el recuerdo al imán que inspira gran parte de su política. Esta última encarnación, El Prometido, es Mahdi, el duodécimo imán que desapareció cuando era un niño en la ciudad iraquí de Samarra, en el año 941. Jamkaran es el santuario dedicado a este salvador y se encuentra a 100 kilómetros al sur de Teherán, muy próximo a Qom. Hasta aquí se desplazó el presidente iraní en una de sus primeras visitas, tras jurar su cargo. En este lugar se vivieron de forma muy especial los atentados de Samarra de la pasada semana, porque allí descansaban los restos del padre y abuelo de Mahdi, los imanes Hasan Askari y Hadi. Sin embargo, aquí no hay medidas de seguridad extraordinarias, no hay nada que temer. Primero fue el debate por la energía nuclear, luego la crisis de las caricaturas y ahora los atentados contra los centros santos. Este tipo de acciones sólo sirven para favorecer al Islam, que pronto verá como su sal- vador llegará, acompañado de Jesucristo y de un ejército de 313 guerreros, e instaurará el orden y el Islam en todo el mundo asegura el clérigo Mostafá Hosseini Hoojad, que lleva 37 años destinado en esta mezquita. Hoojad explica la llegada conjunta de Jesucristo y Mahdi porque el dios de los cristianos va a cuidar las espaldas de nuestro salvador y pedirá a todos sus fieles que se conviertan al Islam. Será un pacto por la paz Responde con calma mientras atiende también a sus fieles que se acercan hasta su mesa para consultarle sobre próximas ceremonias. ¿Un Islam chií o suní? Chií, nuestros hermanos suníes, en concreto los bahavís, no creen en la llegada del salvador, pero ya se darán cuenta cuando llegue el momento afirma sin dudarlo. Santuario milagroso Además de su misión como salvador del mundo, a la que hace tantas veces referencia Ahmadineyad, Mahdi también es considerado por muchos fieles del país como un sanador. Jamkaran se ha convertido en un centro de peregrinación, similar a Lourdes, a donde acuden enfermos, lisiados y personas con todo tipo de problemas para pedir auxilio divino. Los milagros y apariciones se llevan produciendo, sobre todo desde los años setenta, y yo he asistido a curaciones de cánceres y de personas paralíticas que salieron de aquí caminando explica Hoojad. En la parte trasera del templo hay también un pozo donde los fieles rezan y escriben sus peticiones en papeles que los lanzan al interior del mismo para que Mahdi les ayude. Este lugar recuerda al pozo en el que desapareció el imán siendo un niño, en la ciudad de Samarra, pero no utilizará este camino para regresar a la tierra como algunos piensan. La Meca será el punto de partida de su misión comenta el líder religioso. La conexión divina que se produce en este lugar ha animado a las autoridades a ampliar la mezquita y modernizar los accesos. Todo esto ha supuesto una fuerte inversión y algunos medios nacionales hablan de 17 millones de dólares de ayuda para desarrollar Jamkaran. Según la creencia chií, el imán llegará cuando el caos sea absoluto y la situación sea insostenible en el mundo, por lo que algunos iraníes temen que su presidente interprete la escalada de tensión internacional como una señal de la proximidad de su llegada. Sectores reformistas del régimen tampoco comparten la opinión oficial sobre la necesidad de un escenario de tensión máxima para la llegada de Mahdi y prefieren detener la escalada de violencia. Sobre todo en estos días en los que ya se ha iniciado la cuenta atrás para conocer la decisión del Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el programa nuclear que Irán lleva adelante.