Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 3 2006 Nacional 21 Localizan al asesino del marroquí que amenazó a Hassan II con revelar secretos El móvil del crimen, cometido en verano de 2004 en Mijas, fue un ajuste de cuentas autor de la muerte de Hicham Mandari es un compatriota suyo que está encarcelado en Francia acusado de otro intento de homicidio ABC MADRID. A las doce menos cuarto de la noche del 4 de agosto de 2004, sólo unos meses después de la matanza del 11- M, se perpetraba en Mijas (Málaga) un asesinato que tenía elementos inquietantes. La víctima era el conocido empresario marroquí Hicham Mandari, una persona muy crítica con la Familia Real de su país y que años antes había llegado a amenazar a Hassan II con hacer revelaciones comprometedoras para el monarca, de quien aseguraba haber sido consejero. El cadáver de Mandari fue hallado con un tiro en la cabeza en un aparcamiento de una urbanización de la localidad. En los primeros momentos se desataron todo tipo de hipótesis tenebrosas; ahora, después de año y medio de intensas investigaciones de la Guardia Civil, que ha contado con la colabob El presunto Detenido un septuagenario en Cuenca por matar a su mujer ABC CUENCA. Un hombre de 74 años ha sido detenido por la Policía en Cuenca como presunto autor de la muerte de su mujer de 71, a la que atacó en la noche del martes con un arma blanca en su domicilio. La detención del sospechoso, B. F. T. B. se produjo después de que él mismo se personase en la comisaría sin llegar a precisar el motivo por el que se encontraba en las dependencias policiales. Varios agentes se desplazaron hasta la casa del matrimonio, en el que encontraron muerta a la mujer, cuyo nombre se corresponde con las iniciales F. M. T. El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital conquense. En los archivos policiales no consta que hubiera denuncias anteriores por malos tratos contra el detenido. Este caso se produce el primer día del mes de marzo y se suma a los nueve de mujeres muertas por violencia doméstica de enero y los cuatro de febrero. También en el contexto de la violencia doméstica han muerto otras cinco personas. ración de las autoridades francesas, se ha detenido al autor del crimen y establecer el móvil, que fue un ajuste de cuentas entre delincuentes. El asesino es otro marroquí que está encarcelado en una prisión francesa acusado de un intento de homicidio perpetrado el pasado mes de enero. Orden europea de detención Aunque la Guardia Civil no ha aportado muchos detalles- -se mantienen abiertas varias líneas de trabajo para identificar y detener a otras personas que podrían haber participado de alguna forma en los hechos- sí se sabe que el presunto autor del crimen es el súbdito marroquí Hamid Bouhadi, alias Ait Mana Hacham El Juzgado de Instrucción de Fuengirola, encargado del caso, ha emitido contra él la pertinente orden europea de detención. El móvil del homicidio podría deberse, según la Guardia Civil, a antiguas desavenencias entre ambos derivadas de sus actividades delictivas; o dicho de forma más coloquial, un ajuste de cuentas entre delincuentes. La investigación ha podido determinar que el ahora detenido habría logra- do engañar al empresario, a quien ofreció un negocio para atraerlo a Málaga. Una vez picado el anzuelo, el criminal preparó lo necesario para perpetrar el crimen en la noche del 4 de agosto, donde supuestamente le mató. En abril de 2003, Hichan Mandari había sobrevivido a un atentado similar en París, y cinco meses antes había sufrido otro. A la tercera tentativa, sin embargo, no pudo evitar su muerte. Antes, había sido procesado en Francia por un caso de tráfico de dinares falsos en Bahrein en el curso de una investigación abierta en 1998 y que concluyó en junio de 2004. Un juez le había prohibido dejar la región de París. Sin embargo, se saltó la orden y viajó a España, donde fue asesinado. El caso Mandari se conoció en junio de 1999, cuando el empresario publicó en The Washington Post como publicidad pagada, una página entera con una carta abierta dirigida a Hassan II, que falleció al mes siguiente. En su misiva le amenazaba con dar a conocer informaciones perjudiciales para su imagen si no le devolvía sus propiedades, incautadas en Marruecos, y no dejaba en paz a sus familiares.