Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 2 3 2006 ABC AD LIBITUM LOS INVENTOS DE MONTILLA L ahorro es, aunque Hacienda lo odie y castigue, una gran virtud individual que arranca de la austeridad y previene muchos de los riesgos del futuro. También en lo colectivo es virtuoso el ahorro y, en plena crisis energética mundial, parece deseable que, en lo posible, dispongamos con la mayor moderación de unos recursos que, por otra parte, resultan indispensables para el modelo vital que nos hemos dado. Consciente de esa situación, el nesciente José Montilla, en uno de los frecuentes arrebatos de actividad ministerial con los que trata de disimular su inconveniente pluriempleo político, se ha sacado de la manga un plan de 22 medidas M. MARTÍN para disminuir el consuFERRAND mo energético en el transporte, la industria, el hogar y el alumbrado público. En el lote del titular de Industria, llama la atención por su inconsistencia un plan renove, dotado con 215 millones de euros, para animarnos a los usuarios de electrodomésticos a reponer los que hoy tenemos en casa por otros de menor consumo, los llamados clase A que son, casualmente, los de mayor precio en el mercado. Así, si sustituimos el frigorífico- -la pieza eléctrica de mayor consumo en el ajuar domestico, cerca de un 20 por ciento en un hogar medio- -y podemos demostrar la destrucción del sustituido, recibiremos una bonificación de 50 euros. Teniendo en cuenta que, en la calidad de menor gasto eléctrico, el tipo más frecuente en el mercado bordea, por arriba o por abajo, los 1.200 euros de precio, el estímulo del plan renove resulta escaso, aunque comporte un ahorro real de coste eléctrico, ¡en los próximos doce años! de unos 600 euros. El análisis pormenorizado del invento de Montilla, equivalente a los viejos inventos del TBO, podría ser materia para miles de páginas del mejor humor contemporáneo; pero, aun aplaudiendo la buena voluntad de un ministro que se caracteriza por el frecuente uso de la mala, hay algo en el plan que debe escandalizarnos como ciudadanos medianamente responsables. Ante una necesidad real, como es la reducción del consumo energético, ¿tiene que ser mediante un sistema de incentivos, con cargo al Presupuesto, como los ciudadanos tomemos conciencia y obremos en consecuencia? Un Gobierno con autoridad moral, y éste no lo es, debiera estar en condiciones de tener una capacidad de convicción de más de 50 euros. Lejos de abordar planes de mayor hondura, como el establecimiento de centrales nucleares que disminuyan nuestra dependencia energética del exterior, y sin entrar en la tan hermosa como inútil fascinación de las energías alternativas, ¿a Montilla no se le ocurre otra cosa mejor que darnos un caramelo si somos buenos? Quizás haga bien al no confiar en su capacidad, y en la de su jefe en los días laborables, para convencernos con argumentos sólidos y recurra al incentivo económico; pero, en ese caso, se queda corto. ZAPATERO INCOMUNICADO EN EUROPA mensión, ya sea islamista. El lema por lo menos es conAS intenciones de Zapatero son tan buenas, su tradictorio: yo hago las opas que quiero en otros países talante tan conocido y su capacidad de autocrítieuropeos pero en mi casa ellos no pueden ni tocarme. ca tan innecesaria que a quien no le guste su políProteccionismo a todo trance: ahí estará Zapatero, en tica exterior tendría que pensárselo dos veces. Desde un primera fila y apretando la mandíbula para echarle un cierto neoaislacionismo, en algo parece que Zapatero pulso a una Angela Merkel a la que no hace mucho tiemestá participando francamente, y es en el arraigo y repo consideró una fracasada dondeo de la crisis de la Europa posterior al no al TraFrancia protegió a Danone Groupe del acoso tado Constitucional y temerosa de los embates de la PepsiCo norteamericana, del mismo modo del islamismo radical. Zapatero se apunta a un que patrocina la fusión de la compañía Suez con nacionalismo económico que, de una parte es poGaz de France para burlar las pretensiones de la co solidario y de otra le quiere poner puertas italiana proveedora de electricidad, Enel. Oporal campo de la globalización. Su posición nutunamente, el candidato de la izquierda, Romano mantina en el caso de la compañía alemana Prodi, de memoria tan escasamente venerada en E. ON y Endesa se suma al rebrote de proteccioBruselas, anuncia que de ganar las elecciones sunismo que se está saltando con premura de maVALENTÍ mará Enel con Eni. Incluso se ha dicho que Roma ratonista exhausto las normas más elementales PUIG ha pensado en cortarle el suministro de electricidel mercado único. Hay quien las esquiva con dad a la isla francesa de Córcega. En el sector energético avezada simulación política y hay quien por saltar se está la gran escaramuza. También hemos visto al acero hunde en la pista del estadio. Incomunicada en tantos luxemburgués capeando las intenciones posesivas de la otros frentes, la política exterior de Zapatero, aquí y allí poderosa compañía Mittal Steel de la India, mientras parcheada por el savoir faire de nuestro servicio diotras tantas naciones europeas- -Polonia, Alemania- -plomático, nos ausenta de Europa en un momento inestán cavando trincheras proteccionistas. Desde Brusecierto pero no menos álgido. las, con autoridad flaca, se advierte que la estrategia de Otra diferencia es la que existe entre la práctica habicrear campeones nacionales no es la más provechosa tual de abjurar transitoriamente de las reglas en la UE para todos. Según parece, en eso está Solbes. Quién sabe en defensa de un interés nacional presuntamente supeen qué estarán pensando los que consideraban que el rior o someter los intereses nacionales a un interés políhorizonte del mercado único era un objetivo demasiado tico inmediato y partidista, mientras España pierde pefácil para la Europa unida. Quién sabe lo que estará penso en el proceso de integración europea y en el corressando el presidente del Gobierno español. pondiente equilibrio de fuerzas. Desde luego, estamos Ayer The Financial Times decía que el viento del en una Europa que parece hacer méritos para sustraerproteccionismo que soplaba hace unos meses finalmense a la realidad vital de la globalización. Anteayer se te se ha convertido en tormenta. Pierde fuerzas la lógica anunciaba en Bruselas un fondo benemérito para capadel mercado único. Lo que abrió el mercado único lo ciecitación de quienes hayan sido desprovistos de su lugar rran ahora los países miembros. Todo es muy difícil de de trabajo por las garras fatídicas de esa globalización. clasificar si no se recurre al símil del paso atrás. Vamos Cierto: hay en Europa 19 millones de parados, pero la a tener un mercado único sobrepasado por las asimeprioridad quizás debiera ser generar nuevos puestos de trías. Yo te bloqueo, tú me bloqueas; a este pimpampum trabajo, más I+ D, más competitividad, asumir más riesse apunta Rodríguez Zapatero. gos. En lugar de competir, la Unión Europea se refugia vpuig abc. es en el miedo al extranjero, ya sea inversor o, en otra di- E L