Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes HOY, AMISTOSO ESPAÑA- COSTA DE MARFIL MIÉRCOLES 1 3 2006 ABC El jugador del Villarreal será el futbolista extranjero número 37 que defiende a España, una legión siempre bien vista en la caseta roja No renuncia a su amor por Brasil, aunque está dispuesto a darlo todo por la selección española, con la que debutará ante Costa de Marfil. La legión española Españoles nacidos en el extranjero. Alcántara (Filipinas) Álvaro (Guinea Ecuatorial) Jesús Alonso (Cuba) Arbide (Argentina) Arencibia (Cuba) Armando (Francia) Curro Torres (Alemania) Errazquín (Argentina) Galatas (Filipinas) Gárate (Argentina) Gerardo (Mauritania) José Luis (Marruecos) López Ufarte (Marruecos) Luis Cembranos (Suiza) Ramos (Marruecos) Sagi Barba (Argentina) y Zabalo (Inglaterra) Hijos de españoles. Heriberto Herrera (Paraguay) Eulogio Martínez (Paraguay) Rial (Argentina) y Santamaria (Uruguay) Oriundos. Bezerra (Brasil) Heredia (Argentina) Jara (Paraguay) Roberto Martínez (Argentina) Rubén Cano (Argentina) Touriño (Argentina) y Valdez (Argentina) Extranjeros nacionalizados. Catanha (Brasil) Di Stéfano (Argentina) Donato (Brasil) Kubala (Hungría) Pizzi (Argentina) y Puskas (Hungría) Hijos de extranjeros formados en España. Christiansen (Dinamarca) y Pier (Italia) años trabajando en el Villarreal me dieron la doble nacionalidad y entonces pensé que tendría opciones a jugar con España. Luego, Luis Aragonés me llamó para preguntarme si me gustaría jugar con la selección. Y rápidamente le dije que sí Lógico, en Brasil la fuerte competencia le relegaba a un quinto plano y en España figuraba en la lista de futuribles para el Mundial. En su primera convocatoria, una convivencia de varias horas en el Hotel Barajas, Marcos Senna sintió algo especial: Confieso que la ansiedad fue grande porque estaba en una selección que no era la de mi país de nacimiento. Fue mejor de lo que esperaba. Fui bien recibido por los jugadores y el cuerpo técnico. ¿Ahora? Voy a defender a España con gusto y jamás voy a abrir las piernas para que pase Ronaldinho, por ejemplo. Todavía no he pensado qué haré si marco un gol a Brasil. Mi país está en mi corazón y también le apoyaré. Pero ahora estoy con España y sólo pienso en jugar el Mundial Marcos Senna, otro corazón partido TEXTO JULIÁN ÁVILA MADRID. El vestuario de la selección española ha sido una especie de Torre de Babel a lo largo de la historia. Futbolistas nacidos de Filipinas, Cuba, Argentina, Francia o Mauritania; oriundos de Brasil o Paraguay; extranjeros de Hungría o Argentina nacionalizados; o hijos españoles de extranjeros daneses o italianos han defendido la camiseta del equipo nacional cobijados bajo la bandera del fútbol y manejando el idioma del balón. Ni el color, hoy especialmente cuando Samuel Eto o ha agitado la bandera contra el racismo, ni el idioma ni la cultura ni la sangre levantaron diferentes muros dentro del vestuario español. En la misma caseta han convivido ya 36 personas que, por unos u otros motivos, estaban marcadas con el sello de extranjeros Y ninguno ha tenido problemas. José Emilio Santamaría corroboró a ABC ese espíritu de camaradería en su etapa como internacional: En mi época todo el mundo estaba encantado con los jugadores que venían de fuera. Los compañeros nos miraban con afecto y nos recibían como a uno más. El cariño de la gente era extraordinario. Además, hablábamos la misma lengua, aunque no hubiese sido ni necesario porque dentro del campo sólo hay un idioma, el de la pelotita en el que unos tienen que defender y otros, atacar Aplaudir otro color de piel Para Catanha, debutante con Camacho, las sensaciones afloraron rápidamente: Al principio me sentí extraño. Es normal, pero el recibimiento fue muy bueno. No tuvieron en cuenta que fuese extranjero. Me trataron como otro español más. Recuerdo como Hierro, Abelardo y Sergi se preocuparon de que no me sintiese como un extraño. Y lo consiguieron porque el resto Marcos Senna toca el balón de cabeza en el entrenamiento de ayer de los jugadores me trataron fenomenal. Sí, mi piel era de otro color, pero la gente del Santiago Bernabéu me aplaudió. Y me alegro de haber tomado esa decisión El último nombre que engrosa esta copiosa lista es Marcos Senna. Otro EFE brasileño, el cuarto canarinho que viste la roja como dice Aragonés. El jugador no lo dudó cuando obtuvo la doble nacionalidad y recibió la llamada del técnico: Cuando llegué aquí nunca pensé que podría tener el pasaporte español. Después de llevar dos