Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 MIÉRCOLES 1 3 2006 ABC Deportes FLORENTINO PÉREZ Ex- presidente del Real Madrid No soy un cobarde, pero si sigo me hubieran matado Volverá. No lo dice, pero lo piensa. Tanto como que si hubiera sabido el domingo por la noche que lo iba a pasar tan rematadamente mal, a lo mejor no hubiera dimitido. Asegura que no le quedaba otra solución. Que no tenía otra salida. Que no le quedaban más recursos. TEXTO ENRIQUE ORTEGO FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Seis de la tarde. Anochece. Desde la amplia cristalera de su despacho en ACS, Madrid se antoja más triste que otros días. Tanto como él y todo su entorno. Florentino Pérez se emociona cuando se le pide que describa cómo ha sido su primer día de ex Como se emocionó la tarde del lunes cuando toda su Junta le pidió que siguiera, que desistiera de su empeño de dimitir. No hizo caso. Si casi siempre hace lo que considera oportuno, en esta ocasión, en algo tan trascendente, no iba a ser menos. Tiene delante, en su mesa, todos los periódicos del día. Generalistas, deportivos y económicos. Portada en todos y cada uno. Destaca la de ABC. Dimisión galáctica, eso está bien Se habla más de su marcha del Real Madrid que del brutal superávit de ACS. Por su despacho acaba de pasar Iñaki Gabilondo, ha recibido llamadas hasta de La Zarzuela, de políticos de todos los signos... -Estoy triste, muy triste. Me da mucha pena, mucha pena... ¿Cómo no voy a estar triste si dejo de ser presidente del Madrid? Ni en la peor de las pesadillas pensé que algún día iba a abandonar, pero de verdad se lo digo, no tenía otra solución. Si sigo me hubieran matado. Estaba muerto. Tenía que pegar un golpe en la mesa. Ya había hecho todo lo que hace un presidente y que yo nunca hubiera querido hacer. Había cambiado de entrenador, había fichado jugadores en enero para mejorar el asunto. ¿Qué más iba a hacer? Sólo podía marcharme. -Pero son muchos los que creen que ha sido un gesto de cobardía... -Se me puede llamar de todo, menos cobarde. Lo que he hecho es un gesto de responsabilidad. Me siento incapaz ya de reflotar la situación. Cómo voy a ser un cobarde si me presenté a las elecciones de un club que acababa de ganar la Copa de Europa. Cómo voy a ser un cobarde si avalé con mi patrimonio todas las deudas que tenía la entidad. Cómo voy a ser un cobarde si intenté hacer un modelo que es el que nos ha devuelto la grandeza universal y que durante cuatro años se ha alabado y reconocido por todos. Un modelo que valió cuatro años, hasta que la confusión se apoderó de los jugadores. ¿Cómo ha sido su primer día de civil? -Tan intenso como lo fue el último de presidente. Por la mañana tuve la Junta de Unión Fenosa. Después he atendido a alguna televisión. He comido con un compromiso previsto. A las cuatro tenía una cita con el ministro de Industria... Llevo todo el día colgado del teléfono despidiéndome de todos. ¿Ha comenzado a digerir que su vida va a cambiar totalmente? -No. Creo que me voy a dar cuenta la semana próxima, pero está claro que mi vida va a cambiar absolutamente. Le puedo asegurar que no me voy para que me cambie, sino porque no tenía otra salida, lo tenía que hacer. Ahora intentaré disfrutar del fútbol. Llevo yendo al Bernabéu desde los cuatro años. Primero, de pie; luego, a mi abono, ya sentado. Por cierto que mi número de socio ha cambiado, no es el que ayer publicaba en ABC. Ya soy el 3.990. Llevo 45 años de socio. Si Fernando me invita al palco, iré algún día al palco, pero estaré más tranquilo en mi localidad, con mi familia y mis amigos. ¿El sábado irá al estadio? -No, tengo una boda. Creo que es mejor no ir. Pero lo que sí pido a la afición es que aplauda a los jugadores, que les apoye, que exista una comunión perfecta entre ellos. Es la única forma de salir de donde estamos. Todos juntos. -Da la sensación de que el fútbol le ha ganado el pulso. Su legado en los capítulos económico, social, de marketing... es ejemplar, pero con la parcela deportiva no ha podido. -Por eso me marcho. No es una rabieta. Lo he analizado mucho, se lo aseguro. Se quería mi puesto. Yo no podía más. La actitud del último partido de Mallorca es algo que no se puede permitir. Y mi marcha va a ser un revulsivo. Los jugadores van a cambiar. Ya lo verá. Antes de irme estaba seguro de que perdíamos en Londres, ahora estoy convencido de que vamos a ganar. Seguro. No regresé de Mallorca con el equipo. Lo hice con mi familia y me repetía a mí mismo que en algo me había confundido para que la situación hubiera degenerado hasta ese punto. No puede haber mayor llamada de atención a los jugadores que mi marcha. -Reconozca que usted ha sido quien ha creado este monstruo que ahora no puede controlar... -Monstruo lo llama usted, yo no. Lo que yo diría es que hemos hecho algo espectacular, fichando a los mejores jugadores del mundo. El otro día Galliani, el presidente del Milán, me decía, caro amico has universalizado el Real Madrid Lo que ocurre es que a base de decirles a los jugadores que son los mejores, los más guapos, los más listos... se lo han llegado a creer. Han equivocado su papel. Además también ha influido en su rendimiento que lo han ganado todo. Con el Madrid y con sus selecciones. Han bajado su ambición y han caído en la confusión. Se han perdido los valores que siempre ha tenido el Madrid: el trabajo diario, el esfuerzo, la ambición... No puedo echar la culpa a nadie. Me la echo yo y me voy. Desde hace dos años, desde aquella eliminatoria que perdimos en Fernández Tapias, partidario de convocar elecciones Fernando Fernández Tapias, vicepresidente del Real Madrid, considera que, después de la dimisión de Florentino Pérez a su sucesor lo tiene que elegir la afición del Real Madrid El empresario, que no estuvo en la reunión de la Juta directiva, trató de convencer a Florentino para que no dimitiera: Le dije que, si las cosas van mal, había que tomar decisiones, pero no estoy de acuerdo en que se vaya. Tomó una decisión muy firme y no hubo manera de hacerle cambiar Considera que no hay un momento adecuado para dejar una presidencia. Si te han elegido el noventa y cinco por ciento de los socios y te quieres ir tendrías que consultarlo con los socios, que son los que te han elegido. Se lo he intentado decir por activa y por pasiva a Florentino, pero él creía que era un buen revulsivo. Tiene sus razones Sobre el nuevo presidente, Fernández Tapias considera que creo que es válido y que podrá hacerlo bien. Es un gran empresario. No he hablado con la Junta ni con él, pero lo más sensato, aunque legalmente pueda seguir hasta 2008, es convocar elecciones El vicepresidente se muestra partidario de aplicar más disciplina a los galácticos porque cada uno hace lo que quiere y eso no puede ser. Los futbolistas no se dan cuentan de que su vida profesional son diez años y luego se acaba. A algunos no les quedan más que dos y tienen que dedicarse por entero. Los futbolistas del Real Madrid tienen que reflexionar un poco Al igual que Florentino, Fernández Tapias considera que Emilio Butragueño aún no está preparado para ser presidente: No, no, yo creo que no