Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 3 2006 Cultura 61 Destino rescata la novela de Josep Pla Nocturno de primavera b Cuando se cumplen 25 años de la muerte del escritor ampurdanés, Destino rescata la versión original de su novela más sarcástica e injustamente olvidada SERGI DORIA BARCELONA. Conocemos al Pla dietarista de El Cuaderno Gris el cronista, el gastrónomo lúcido, el biógrafo de homenots el periodista viajero que se embarca en petroleros para los reportajes de la revista Destino Menos difundido es el Pla novelista de El carrer Estret La calle Estrecha La herencia y, sobre todo, Nocturno de primavera Destino ha rescatado la primera versión que el ampurdanés publicó en 1953 y que se completa con un epílogo de Baltasar Porcel. Hacia 1966, cuando el escritor de Palafrugell preparaba su Obra Completa, cayó en sus manos aquella novela que Pla había recluido en algún rincón del Mas de Llofriu: Él la mencionaba escasamente y aún como una obrita fallida, incluso alocada, de la cual añadía que cuando había aparecido apenas nadie la había leído o que había sido despreciada explica Porcel. Calificada por Pla como una una historia de locos en una población de mercado aquell novela escrita de un tirón y sin capítulos dejó a Porcel boquiabierto: Era el mejor Pla. Eran su aguda mala baba y su afilada capacidad de observación, convertidas en ficción vivísima... Pla como Proust articulaba un universo para derrumbarlo A partir de una fiesta en la casa de un banquero de capital de comarca para festejar el matrimonio de su hija, Pla deconstruye clases sociales y disecciona como un sardónico forense a sus criaturas. El burgués, el electricista próspero, el médico, el sacerdote, el interés por el dinero, la hipocresía amorosa, la estrategia para sobrevivir de tenderos y payeses... La descripción de cada personaje constituye una preciosa miniatura costumbrista. Un Porcel entusiasmado convenció a Pla y al editor Josep Vergés sobre la conveniencia de incluir Nocturno de primavera en la Obra Completa. En 1972, el volumen salió a la luz, pero Pla había ampliado la novela con setenta páginas que lastraban el argumento y con la narración dividida en 51 capítulos que la desproveían de tensión, el libro disminuido y perdido su ritmo, hasta con el nombre del pueblo cambiado La presente reedición recupera por primera vez en castellano la versión original de Nocturno de primavera a veinticinco años de su muerte renace así el Pla novelista. La próxima primavera, Destino publicará sus inéditas crónicas parlamentarias. Un visitante contemplaba ayer en la sala de los siglos XIX y XX El Pórtico de la Gloria de Pérez Villamil IGNACIO GIL El Palacio Real reabre hoy su galería de pinturas en los aposentos de La Chata Patrimonio Nacional expone 70 obras maestras de los siglos XV al XX b A final de año comenzarán en Palacio las obras del Museo de Colecciones Reales, que ocupará cinco niveles y alternará la exhibición de 2.200 tapices y 154.000 objetos ANTONIO ASTORGA MADRID. Amortizando un euro más de su bolsillo- -en un tour guiado, pero reducido a veinte personas- -el visitante del Palacio Real podrá admirar la Galería de Pinturas (9 salas) y curiosear por los Salones Oficiales. ¿Cómo se accede a la galería cromática? Tras atravesar el noble Zaguán labrado en piedra con pilastras y columnas toscanas adosadas, la Gran Escalera de Palacio desemboca (a mano izquierda y después a derecha) en los antiguos aposentos de la Infanta Isabel Francisca, La Chata que allí vivió hasta 1901. La gran altura de la caja, cornucopias, guirnaldas, marcos dorados y el fresco de Corrado Giaquinto (a quien Pérez Sánchez dedicará una exposición en abril) que decoran la bóveda sitúan la escalera entre las mejores de la arquitectura italiana del XVIII. El recorrido por los 70 nuevos tesoros pictóricos de Palacio arranca en el Antiguo Despacho, musicalizado por el contrabajo de Nicola Amanti (1652) Un techo pintado al fresco por González Velázquez representa El Mérito y la Fidelidad Del trabajo, al descanso. La Antigua Alcoba rescata la sublime labor de los bordadores de la Cámara: escenas de La vida de Jacob y la Historia de don Quijote -bordada por Antonio Gómez de Ríos- -dan la vuelta a la Cama con dosel tallada, dorada y pintada en blanco que domina el centro de la habitación. Elaborada para las Jornadas Reales de 1802, es la única que se puede contemplar en Palacio. La pintura flamenca atrapa las Sala III y IV: magníficos retratos de Felipe III (del taller de Van der Weyden) de Estamos a disposición del Gobierno sobre el Valle de los Caídos El presidente de Patrimonio Nacional expuso los ambiciosos proyectos de escuelas taller, restauraciones y actuaciones histórico- artísticas programadas en Aranjuez, Casita del Príncipe de El Pardo, la Granja, El Escorial, Yuste, Salamanca, Palacio de Riofrío, Reales Sitios de Aranjuez y El Pardo... Se echó en falta una mención al Valle de los Caídos. Preguntado si existe un proyecto futuro para el Valle, Pico de Coaña dijo: No es de Patrimonio Nacional, pero desde el año 82 se nos encomienda la gestión del Valle. Simplemente gestionamos lo que son taquillas y entradas. No somos nosotros los que tenemos que opinar. Se mantiene el estatus actual. Estamos a disposición de lo que diga el Gobierno sobre el Valle de los Caídos pestá, Merisi, Montini (Doménico, no el Papa) y el Caravaggio con su emblemática pieza Salomé con la cabeza del Bautista La Sala VI cubre el Antiguo Dormitorio, habitado por la mano de Velázquez- La cuerna de venado Caballo blanco y el Pequeño retrato del Conde Duque de Olivares recientemente restaurado, réplica del que se conserva en el Ermitage de San Petersburgo. Un goya que nunca se presta Cien años (de 1730 a 1830) de pintura recrean las salas VII y VIII, donde sobresale una grisalla de Goya (pintura realizada con diferentes tonos de gris, blanco y negro imitando relieves escultóricos o recreando espacios arquitectónicos) que por sus especiales condiciones de conservación nunca la presta Patrimonio Nacional. Su presidente, Yago Pico de Coaña, explicó que se reciben al año 350 peticiones de préstamo de obras, pero este temple de Goya no se puede prestar en absoluto El Pórtico de la Gloria de Pérez Villamil culmina en los siglos XIX y XX este aposento artístico en Palacio. Pico de Coaña anunció que en un plazo máximo de cinco años queremos hacer un Museo de Colecciones Reales. Tenemos todos los permisos habidos y por haber Este Museo no sobrepasará el alero de la altura del primer piso de Palacio, ni modificará la visión externa. Se levantará sobre el terreno situado en el desnivel existente entre la plaza de la Almudena, la parcela colindante a la Catedral y los Jardines del Campo del Moro. En total, el museo tendrá cinco niveles sobre una superficie de 46.000 metros cuadrados para mostrar al público los 154.000 objetos de arte que atesora Patrimonio y sus 2.200 tapices, que colocados uno detrás de otro llegarían de aquí al Escorial Isabel la Católica- -óleo sobre tabla- -y las 15 tablillas de su Políptico (por Juan de Flandes) También de obligada parada es La Virgen con el niño de Luis Morales. El siglo XVII amanece con la impronta Rubens: se exhiben obras maestras de sus colaboradores Seghers- Salomé con la cabeza del Bautista -y Cossiers- La muerte de Jacinto Y al fondo, Teniers. Cubierto con el Gabinete de Pájaros de Lorenzo Tiépolo, la Sala V desprende barroco italiano: Caracci, Tem-