Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MIÉRCOLES 1 3 2006 ABC Serbia y Kosovo se atrincheran en sus antagónicas posiciones b La segunda ronda de conversa- Cameron hará un referéndum interno sobre su moderno conservadurismo Quiere convencer de que los tories dejan atrás la era Thatcher b La militancia discutirá y hará ciones tratará de resolver toda una serie de problemas independientes del estatus final que alcance Prístina SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Tras la primera ronda de negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo, que terminó la semana pasada en Viena, Belgrado y Prístina se empecinan en sus posiciones. Belgrado repite que no permitirá la formación de un Estado dentro de otro, a lo que Prístina contesta que sobre su independencia no decide Belgrado sino la Comunidad internacional mientras Albania, como parte interesada, defiende que la independencia de Kosovo con una soberanía limitada podría ser una buena salida. El enviado especial de la ONU que dirige las negociaciones, Martti Ahtisaari se reunió ayer en Belgrado y luego en Prístina con los más altos representantes de Serbia y Kosovo para informar a ambas partes cual sería el programa de la segunda ronda- -el 17 de marzo en Viena- para negociar cuestiones técnicas, sobre una serie de problemas cuyas soluciones no afectan al estatus final de Kosovo dijo. Por su parte, el primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica insistió en que Belgrado no aceptará más que una amplia autonomía en el marco del Estado conjunto de Serbia y Montenegro Posición confirmada el martes por el Parlamento serbio cuya meta es: mantener Kosovo en Serbia y a los serbios en Kosovo Kostunica dijo que no aceptaremos la creación de un Estado dentro de nuestras fronteras incorporaciones al documento titulado Construir para durar en el que se recogen las principales ideas lanzadas por el dirigente EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Ya no serán sólo las ideas de un nuevo líder, de tantos que ha tenido el Partido Conservador desde la marcha de Margaret Thatcher, sino que el propio partido las incorporará mediante un referéndum entre la militancia para convencer al país de que realmente los tories han cambiado y dejan atrás el thatcherismo. David Cameron anunció ayer que su visión de lo que llama modernos y compasivos conservadores será sometido a votación entre los 253.000 afiliados del partido antes de que los tories celebren su congreso anual. La militancia discutirá y hará incorporaciones al documento titulado Construir para durar en el que se recogen las principales ideas lanzadas por Cameron desde que el pasado 6 de diciembre llegó al liderazgo del partido. El texto expone las propuestas de Cameron en su esfuerzo por centrar a los conservadores, con especial acento en el compromiso por combatir la pobreza, la imperiosa necesidad de atajar el cambio climático y la estabilidad económica como paso previo a cualquier posible rebaja de impuestos. Se trata de tres aspectos novedosos entre los tories que hasta ahora venían basando su discurso en la rebaja impositiva y la crítica a los derroteros de la UE, y tradicionalmente más próximos a la sensibilidad laborista. La iniciativa forma parte de la estudiada estrategia de imagen que está desarrollando Cameron, casi calcada a los pasos dados por Tony Blair cuando se hizo con el liderazgo de su partido en 1994 y lanzó el Nuevo Laborismo David Cameron, con su esposa Samantha, aclamado tras su elección Momento decisivo para convencer al país de que Blair había reformado el viejo laborismo fue en 1995 la derogación de los estatutos del partido de la llamada Cláusula IV que recogía la vieja aspiración del control comunitario de los medios de producción. REUTERS Copiar a Blair Cameron quiere dar a su referéndum el mismo peso que tuvo esa votación laborista, con el fin de alumbrar un Nuevo Conservadurismo aunque no se cambiará el nombre del partido como sí hicieron los laboristas. En este intento por copiar a Blair, también Cameron ha tenido buenas palabras para la figura histórica del primer ministro, como en su día éste hizo respecto de Margaret Thatcher. Y si de alguna manera Blair se declaró heredero de la Dama de Hierro, lo propio ha hecho Cameron en relación a Blair. Otra similitud de este proceso con el Parte de Serbia Para Belgrado, Kosovo es parte de Serbia: lo ratifica la resolución 1.244 de la ONU en 1999, por tanto su independencia sería una violación del derecho internacional... tronó Kostunica ante el legislativo. Para los dirigentes albanokosovares lo que diga y desee Belgrado no debe tenerse en cuenta. Bajram Kosumi primer ministro de Kosovo, señala que no negociará con Belgrado el estatuto de Kosovo porque serán la Comunidad Internacional y el Consejo de Seguridad de la ONU quienes decidirán Frente a estas posiciones, el ministro de exteriores de Albania, Besnik Mustafaj, dijo ayer en París que la posible salida al contencioso podría ser la de admitir la independencia de Kosovo pero con una soberanía limitada Mustafaj se manifestó optimista si bien reconociendo que en los Balcanes no existe una cultura del compromiso lo que en este caso es indispensable para las dos partes. protagonizado por Blair es que aquella derogación de la Cláusula IV si bien dejó en minoría al ala izquierda laborista, al mismo tiempo le dio fuerza de corriente interna. De igual manera, ahora el ala derecha del Partido Conservador podrá articularse como contestación interna, recogiendo las críticas que ya han comenzado a expresar algunos dirigentes intermedios. Éstos han visto con intranquilidad los radicales giros dados por Cameron en los últimos meses. Así, ha pasado a defender el pago de elevadas matrículas universitarias, que los tories habían combatido con ardor, ha abandonado la idea de restaurar un examen nacional a mitad de la enseñanza secundaria y de implantar un pasaporte para los pacientes para que pudieran ser atendidos subvencionados al 50 por ciento en centros privados, y ha retirado la promesa de reclasificar la marihuana. La ministra de Cultura de Blair se halla bajo sospecha de haber usado dinero de Silvio Berlusconi E. J. BLASCO LONDRES. La intrincada política italiana y sus frecuentes acusaciones de corrupción podrían desestabilizar el Gobierno de Tony Blair si se demuestra que la ministra británica de Cultura, Tessa Jowell, aceptó utilizar de su marido, una importante suma de dudosa procedencia que podría ser un soborno de Silvio Berlusconi, para obtener una hipoteca firmada conjuntamente por el matrimonio. El marido de Jowell, el abogado David Mills, ha asesorado a Berlusconi desde los años ochenta en los pleitos contra el primer ministro italiano por alegaciones de irregularidades en sus negocios. En la actualidad, Mills está bajo investigación en Italia, y sus acusadores estiman que ha recibido al menos 520.000 euros como soborno de Berlusconi para no implicarle en transacciones delictivas. Esa cantidad fue la que Mills aportó para la hipoteca que firmó con su mujer para comprar una casa en Londres. Tessa Jowell podría estar abocada a la dimisión si ocultó la operación al se- cretario de su Ministerio, a quien los altos cargos deben comunicar transacciones problemáticas, según exige el código de conducta ministerial. Su dimisión será inevitable si se demuestra que el dinero utilizado es un regalo y no corresponde estrictamente a los honorarios profesionales de Mills. Un portavoz de Downing Street expresó el lunes el pleno apoyo de Tony Blair a su ministra, pero fue cauteloso a la hora de pronunciarse sobre si Jowell ha transgredido el código de conducta ministerial. Ante los rumores de que Blair parece dejar a su suerte a Jowell, alineada incondicional del primer ministro, Downing Street tuvo luego que advertir que no procedió a una defensa más categórica para no condicionar el trabajo de la comisión interna que debe analizar el caso.