Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 3 2006 Nacional 13 EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA EL FRENTE JUDICIAL El Supremo apela al valor de la Justicia para mantener preso a Parot hasta 2020 Dice que no puede darse el mismo trato punitivo al autor de un asesinato que al de 200 b La sentencia, firmada por la ma- Los discrepantes creen que se ha reescrito la ley N. C. MADRID. Los tres magistrados que firman el voto particular a la sentencia dictada por la mayoría de la Sala Segunda entienden que no se ha reinterpretado una norma sino que se ha producido una verdadera reescritura del artículo 70 del Código Penal de 1973. Entienden vulnerado el principio de igualdad ante la ley, pues el cambio de criterio y de lo que ha sido durante años doctrina pacífica de esta Sala no se funda en sólidas razones de ley que lo justifiquen sino que se trata de una innovación interpretativa contra reo Además, sostienen que la sentencia incorpora una filosofía de cumplimiento íntegro de las penas ajena al Código Penal de 1973 y aseguran que el criterio de política criminal que inspiró dicho precepto expresa una opción del legislador que en este momento jurisdiccional debe ser respetada El voto particular atribuye el giro interpretativo a la llamativa singularidad del caso concreto al sanguinario historial de Parot y a su cruel autocomplacencia en lo realizado yoría de la Sala Segunda, cree errónea la interpretación hecha hasta ahora de las normas sobre la ejecución de las condenas múltiples NIEVES COLLI MADRID. El autor de diversas infracciones debe cumplir todas o la mayor parte de las penas impuestas sin que pueda igualarse, concediéndosele el mismo trato punitivo, al autor de un solo delito con el seriado criminal que tiene sobre sus espaldas un amplio historial delictivo Esta es la filosofía sobre la que descansa la interpretación que el Pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha dado al artículo 70 del Código Penal de 1973, que regula el sistema de ejecución de las condenas cuando una misma persona ha cometido una pluralidad de infracciones y tiene que cumplir de forma consecutiva las diversas penas que le han sido impuestas. En esta situación se encuentra Henri Parot- -cuyo recurso contra una decisión de la Audiencia Nacional ha provocado el pronunciamiento del Supremo- -y varios miembros de ETA con condenas centenarias e incluso milenarias. Con esta sentencia, Parot permanecerá en prisión hasta 2020. La Sala Segunda, que ayer notificó la decisión adoptada el pasado día 20, asegura que equiparar a un delincuente ocasional con otro multirreincidente ni lo consiente el valor de la Justicia proclamado por la Constitución española ni resulta propiamente tampoco de la ley En el caso de un condenado por 150 asesinatos- -añade en alusión a Parot- -el principio de humanidad estará siempre al lado de las víctimas, sin perjuicio de la forma humanitaria de la ejecución de la pena a su autor La sentencia, que supone un cambio radical de la jurisprudencia, parte de la base de que los 30 años de prisión que el Código Penal de 1973 establece como límite máximo de cumplimiento no deben ser considerados como una nueva pena, distinta de las sucesivamente impuestas al reo ni, por consiguiente, otra resultante de todas las anteriores Es decir, no puede hablarse, como de forma equívoca e inapropiada señala, se ha hecho hasta ahora, de refundición de condenas (refundi- ción de todas las impuestas en una nueva de 30 años) El límite de 30 años es simplemente el máximo de cumplimiento del penado en un centro penitenciario explica. El Supremo ofrece varios argumentos que sustentan esta tesis y, entre ellos, el sinsentido que supondría que, por el expresado camino de la acumulación, significase punitivamente lo mismo cometer un asesinato que 200 El cumplimiento sucesivo de las penas deberá regirse, según el Pleno, por las siguientes normas: se hará por orden de gravedad, empezando por la más alta; los beneficios y redenciones se aplicarán sobre cada una de las penas de tal manera que, una vez extinguida la primera, se dará comienzo al cumplimiento de la siguiente, y así sucesivamente hasta que se alcancen los 30 años. Las que queden fuera, se considerarán extinguidas. El Supremo revoca un auto con el que la Audiencia Nacional acordó que Parot cumpliría su condena milenaria en dos tramos consecutivos de 30 años. En opinión del Supremo, esta interpretación es incoherente desacertada y carente de fundamento