Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 1 3 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO EL ELENCO DE RAJOY LA VERBENA REPUBLICANA M ARIANO Rajoy se dispone, este próximo fin de semana, a resolver con una Convención lo que, dadas las circunstancias y tras la derrota electoral del 14- M, ya debiera haber sido un Congreso. Bueno, cada cual es sabio en su casa y poco habrá que oponer a una política tan conservadora de cargos y escasa de ideas si el PP no fuera, como es, la mitad de la representación no nacionalista del pueblo español: la única posibilidad electoral para quien desconfía de la izquierda. Según van contando los periódicos, Rajoy quiere renovar los programas del partido sin hacer lo propio con su cumbre de poder y así, en alarde de optimismo, presentarse con esperanza de victoM. MARTÍN ria a las próximas elecFERRAND ciones generales, que serán su última gran oportunidad. Lo de los programas está muy bien. El de José María Aznar en las elecciones de 1996 resultaba estimulante para cualquier espíritu libre con más confianza depositada en la sociedad que en el Estado; pero luego llegaron las rebajas, la regeneración democrática -el eje más prometedor de todo el programa- -quedó aparcada y, ya en su segunda legislatura, entre bodas imperiales y viajes a Las Azores, se desmoronó una rotunda y bien fundada esperanza para un gobierno del centro derecha. Ahora, según el heredero aznarí, hay que cambiar los programas. Ojalá que reverdezca en ellos la traspapelada e imprescindible regeneración democrática; pero todo será inútil, e incluso contraproducente, si no se efectúan también cambios en el reparto de los primeros papeles del partido. El PP, como consecuencia de sus torpezas, apenas cuenta en Cataluña, donde ha pasado a ser la última formación del Parlament. En Andalucía, por parecidas razones y según divulgaba ayer una encuesta de El País, son más de trece los puntos de ventaja con los que el PSOE aventaja al PP en intención de voto. Con los actuales cabezas de lista en tan significativas y determinadas circunscripciones no cambiarán muchos los resultados actuales, y, de ser así, ya no salen las cuentas de la esperanza en el ámbito nacional, en el que los niveles de aceptación y popularidad de la mayoría de los nombres señeros del partido no alcanzan el aprobado. Rajoy se la juega, y allá él, que es mayorcito; pero, en su campaña, pueden decaer para más de una legislatura las legítimas esperanzas de, al menos, diez millones de españoles que, además de padecer el escalofrío de un Gobierno como el de Rodríguez Zapatero, se atreven a manifestarlo. Acompañado por el mismo elenco con el que se enfrentó a las elecciones de 2004 obtendría resultados parecidos, cuando no peores en función del desgaste de los materiales. Incluso, con tan poco sugestivo reparto puede quedarse sin los votos de castigo a Zapatero, que no serán pocos; pero ha decidido construir un tabernáculo y encerrarse en él con los de siempre. Pueden ser los de nunca. V ¡Salud y República! -se despiden los propagandisA como loco por la Red, atropellando firmas, y tas de la verbena republicana en Madrid. sus promotores lo llaman Manifiesto de CelebraEchémosle prosa de la de Eça de Queiroz a esa furia ción de la Segunda República. Quien no lo reciba mitomotriz de la izquierda verbenera. El Progreso, paen su buzón, no podrá tenerse por intelectual. dre de los progres, fue creado el 14 de Abril de 1931 por- ¡Umberto Eco ha aceptado ya! -le decían estos misAzaña. Cuando extendió los brazos- -el Progreso, no mos españolejos del negocio cultural a Thomas BernAzaña- sintió su desemejanza con la animalidad, es hard cuando querían pringarlo en un pesebre veraniego decir, con la reacción. Entonces el Progreso caen El Escorial. minó hacia el Paraíso, que era una especie de Ahora no se trata de un pesebre veraniego, sicafé Gijón, pero con todos los gastos a cuenta del no de una verbena republicana en la primavePresupuesto. No bien hizo entrada en el Edén, el ra madrileña, con murga intergeneracional Progreso puso nombre a todos los animales y a de los consabidos frutos secos (Miguel, Víctor, todas las plantas, esto es, que se las quedó, ruAna... más Los Delincuentes y gente así Bien giendo soberbiamente: ¡Eheu! ¡Eheu! El padre pensado. Una verbena, decían nuestros costumde los progres devoró a un saurio, después bebió bristas, es el orgullo del pueblo exaltado en una IGNACIO RUIZ y se quedó dormido. A su lado, velaba Azaña, atmósfera de aceite frito. Que tintinee la música QUINTANO figura seria y blanca, de blancas alas cerradas y molida en los organillos y que las cáscaras de los las manos apoyadas en el puño de una espada que era frutos secos puntúen la discorde algarabía. ¿Cómo ignode fuego y vivía. Declinaba el sol del 14 de abril, y el rar el extraño influjo que el ruido verbenero puede tener Progreso, al despertar de su siesta, sintió sobre el costasobre los espíritus en esa sed de retumbancias republicado un peso suave y grato. ¡Oh, maravilla! Ante él, y nas? Después se procederá a la lectura pública de la Conscomo desprendido de él, estaba otro ser semejante a él, titución del 31, aquella que elevó el castigo bíblico a la que lo contemplaba con grandes ojos brillantes y líquicategoría de ideal humano, mediante la enmienda de un dos. De entre los brazos, que había cruzado, surgían, asceta a sueldo, Araquistáin, por la cual España quedaabundantes y repletos, los dos pechos, del color del maba constituida en... ¡una República de trabajadores! droño, con- -esto es muy Queiroz- -una pelusa rizosa Llegados a ese punto, ¿podrán contener las lágrimas Mibordeando la punta, que se erguía, endurecida. Todo guel, Víctor, Ana, Los Delincuentes y toda la gente así aquel sedoso y tierno ser se ofrecía con una sumisión El republicanismo de segunda mano, que eso fue la pasmada y lasciva. Era la República... ¡Eras tú, madre Segunda República, sigue siendo la furia mitomotriz de de los progres! Comérsela, tan redonda y carnosa, fue la izquierda verbenera, empeñada en atribuir a Azaña, seguramente el sueño de muchos tigres- -fascistas, contemporáneo nada menos que de la generación del 98, por supuesto- -entre los juncos del Paraíso. Pero, ¿y la la mejor prosa de su tiempo. Desde luego, hace falta teserpiente? ner prosa para pasar de covachuelista en el Negociado Sobre la serpiente que hizo caer a la República- -y de Últimas Voluntades a presidente de la República y con ella, al tonto del Progreso, que en lugar de comerse para decir, primero, en el Palacio de Oriente de Madrid, a la serpiente se comió lo que quedaba de pomo- -hay que todas las iglesias incendiadas no valían la vida de muchas teorías, a cual más falsa, pero de ellas vive un un solo republicano, y luego, en el Hotel du Midi de Monmontón de gente, y tampoco es cosa de matar de necesitauban, cogiendo el crucifijo, ¡Jesús, piedad y miseridad a tanta intelectualidad. cordia! -Hay gente que busca llegar al mundo del fútbol porque ama el negocio de la construcción de ciudades deportivas.