Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 MARTES 28 2 2006 ABC Gente El conductor de Lady Di era un espía El chófer de la Princesa de Gales en el accidente mortal de París trabajaba para los servicios secretos franceses, según la prensa británica TEXTO: EMILI J. BLASCO FOTO: AFP Rossy de Palma, de drag- queen El parque de Santa Catalina, en Gran Canaria, fue testigo de la transformación de la actriz, que se convirtió en la protagonista de la carnavelesca gala drag- queen Rossy de Palma fue una auténtica reinona vistiendo con el clásico descaro que merece la ocasión. s defensores de la teoría de la conspiración en la muerte de Lady Diana- -el accidente habría sido provocado por los servicios secretos para impedir el descontrol de la Princesa de Gales y su posible boda con el egipcio Dodi Al Fayed- -aplaudirán el nuevo hallazgo realizado por Scotland Yard. Según la investigación reabierta por el anterior jefe de este cuerpo, John Stevens, el conductor del coche accidentado trabajaba para los servicios secretos franceses, de acuerdo con las informaciones publicadas los últimos días por la prensa británica. El equipo de Stevens trata ahora de averiguar si Henry Paul, que murió al volante del Mercedes en el que también perdieron la vida Lady Diana y Dodi Al Fayed, estaba esa noche trabajando para los servicios secretos franceses y si también cooperaba con los británicos. Paul, de 41 años, tenía 150.000 euros en varias cuentas corrientes, presumiblemente en pago por su trabajo de espionaje. El dato no indica necesariamente que el choque mortal en el túnel de Pont d Alma de París fuera provocado, y Scotland Yard no ha puesto oficialmente en duda que se tratara de un accidente, pero la nueva investigación revela que la que se realizó en su momento no fue lo suficientemente adecuada. Los trabajos encargados a John Stevens, que deben dar lugar a un nuevo proceso judicial, han llegado a la conclu- Lo sión de que las cámaras instaladas en el túnel debían estar operativas la noche del accidente, pues una motorista fue multada por exceso de velocidad al ser captada en imágenes poco antes. Hasta ahora, la versión oficial aseguraba que ese día las cámaras estaban estropeadas. La Policía también está interrogando a las personas a las que Diana y Dodi llamaron por teléfono en el tiempo previo a su muerte. Puede parecer increíble, pero algunas de ellas nunca fueron reclamadas antes por las autoridades para ser interrogadas ha afirmado uno de los investigadores. Scotland Yard también ha puesto en duda la validez de las pruebas de sangre realizadas en su momento. Según esos análisis, Henri Paul habría conducido bajo los efectos del alcohol y las drogas, pero sus padres siempre han alegado que las muestras de sangre no correspondían a su hijo. Otros puntos aún no aclarados se refieren a la decisión de embalsamar el cuerpo de Lady Diana, algo contrario a la ley francesa y que podría haber ocultado un presunto embarazo, así como a la identidad de otro coche que habría deslumbrado al Mercedes. Diana de Gales, en Londres un año antes de su muerte