Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura MARTES 28 2 2006 ABC La tercera mujer en la RAH Carmen Sanz Ayán ingresa en la Real Academia de Historia La historiadora Carmen Sanz Ayán ingresó en la Academia de la Historia con un discurso sobre el uso que durante el reinado de Carlos II, último de los Austrias, se dio al teatro palaciego para transmitir aspiraciones y propuestas políticas. Sanz Ayán, madrileña de 45 años y profesora de Historia Moderna en la Complutense, hizo efectiva así su entrada en esta academia y se convirtió en la tercera mujer que pasa a ser miembro de ella, después de Carmen Iglesias (1991) y de Josefina Gómez Mendoza (2003) La historiadora es premio Ortega y Gasset de Ensayo y Humanidades en 1993 y finalista del Nacional de Historia en 1990, y fue elegida el 18 de febrero del año pasado por unanimidad y con el aval de Luis Miguel Enciso, José Alcalá- Zamora y Carmen Iglesias. CENTENARIO DE FRANCISCO AYALA Los ensayos de Ayala le muestran como un gran anticipador de la hoy llamada globalización Alberto Ribes, Luis García Montero y Fernando R. Lafuente presentaron ayer una antología b Casi centenario, Francisco Ayala asistió ayer como una rosa a la presentación de Miradas al presente: ensayos y sociología antología de sus textos sociológicos BANCO SIMEÓN S. A. JUNTA GENERAL ORDINARIA Se convoca Junta General Ordinaria de Accionistas, que se celebrará en primera convocatoria el día 31 de Marzo de 2006, a las 17 horas, en Vigo, en el domicilio social, c Policarpo Sanz n 5, ó, en su caso, en el mismo lugar y a la misma hora del día siguiente en segunda convocatoria, con el siguiente ORDEN DEL DÍA 1. Examen y Aprobación, si procede, de las Cuentas Anuales- Balance, Cuenta de Pérdidas y Ganancias, Memoria- e Informe de Gestión del Consejo de Administración, correspondientes al ejercicio cerrado el día 31 de Diciembre de 2005 Aprobación de la Gestión Social. 2. Examen y Aprobación si procede de la Propuesta de Apliación de Resultados del ejercicio cerrado el 31 de Diciembre de 2005 3. Nombramiento de Auditores de las Cuentas Anuales de la Sociedad para el ejercicio 2006 4. Autorización al Consejo de Administración para ejecutar y elevar a público los acuerdos adoptados. 5. Ruegos y preguntas. 6. Aprobación del Acta de la Junta General. A Partir de la presente convocatoria de Junta General Ordinaria, cualquier accionista podrá examinar en el domicilio social u obtener de la Sociedad de forma inmediata y gratuita, previa solicitud por escrito, los documentos que han de ser sometidos a la aprobación de la misma, Cuentas Anuales, Informe de Gestión, Propuesta de Aplicación de Resultados e Informe de Auditores de Cuentas. Tendrán derecho de asistencia a la Junta General Ordinaria, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 17 de los Estatutos Sociales y 105 de la Ley de Sociedades Anónimas, todos los accionistas que sean titulares de 300 ó más acciones, inscritas en el correspondiente registro contable de anotaciones en cuenta, con cinco días de antelación a aquél en que la Junta vaya a celebrarse. A cada accionista que lo solicite y tenga derecho de asistencia, se le entregará una tarjeta nominativa en la que figure el número de acciones de que es titular. Para el ejercicio del derecho de voto, y, en su caso, el de asistencia, será lícita la agrupación de acciones. Madrid, 24 de febrero de 2006. El Presidente del Consejo de Administración Caixa Geral de Depósitos S. A. Carlos da Silva Costa. TULIO DEMICHELI MADRID. Hoy, el público sobre todo conoce la obra narrativa de Francisco Ayala- -premio Cervantes de Literatura, premio Príncipe de Asturias de las Letras- -y no tanto su labor como ensayista y sociólogo, laguna que la Fundación Santander Central Hispano, que preside Javier Aguado, viene a remediar con la publicación de Miradas sobre el presente: ensayos y sociología (1940- 1990) antología al cuidado de Alberto Ribes que ayer presentaron en Madrid el poeta Luis García Montero y el director de ABCD las Letras y las Artes, Fernando R. Lafuente, en presencia de antólogo y antologado y como aperitivo de los actos que conmemorarán su centenario. Reúne la obra 18 ensayos de Ayala en la órbita de su especialidad universitaria: la sociología. Ribes, profesor de la Universidad de Sevilla, señaló que intenta ser algo más que una simple antología, pues compone en un libro su pensamiento sociológico un pensamiento no sólo fecundo sino anticipatorio de cuestiones tan fundamentales como la globalización pues al proceso de unificación tecnológica el autor ha dedicado no pocas páginas desde 1929. Ribes destacó entre sus grandes temas el de El escritor, en ABC LA ESPAÑA PROFUNDA FRANCISCO AYALA de la Real Academia Española iempre de nuevo, el tópico noventayochista de la España profunda, o si se prefiere, de la España negra, recuelo ya estomagante de la romántica espagnolade reflota, sale a la luz pública y produce innegable fruición a los comentaristas cada vez que algún suceso viene a suministrar el pretexto idóneo. Así hemos podido comprobarlo días atrás en el estético regodeo con que los medios de comunicación pública trataban un sórdido episodio sangriento: el crimen múltiple de Puerto Hurraco, ocurrido en casual coincidencia con otros análogos del medio rural, pero también en concurrencia- -y disputándose por cierto el espacio en los periódicos- -con no menos brutales y obtusos o demenciales hechos sucedidos en otras latitudes, tal, por ejemplo, la matanza de estudiantes en una universidad de Florida. Pero, según se advierte, sólo las hispánicas tragedias rurales y sólo por el hecho de ser eso: rurales, nos mueven a reincidir en el viejo y tan remanido tópico. En efecto, las muchas atrocidades de que con perverso gusto informa a diario la Prensa, bien sea ocurridas en este país de nuestros pecados o en tierra extraña, se imputan, explícita o implícitamente, a factores diversos, sociológicos o de cualquier otra índole; pero S Francisco Ayala cuando la noticia proviene del ambiente aldeano, de inmediato suscita la evocación de la España profunda, de esa España negra que al parecer está ahí, agazapada en el fondo de la historia, para, como los pertinaces fantasmas de los cuentos, reaparecer a la menor oportunidad y hacernos recordad la fatalidad de nuestra condición. Seguro que, si en lugar de haber surgido en el agro y por una cuestión de lindes en un municipio aldeano de Extremadura, el brutal crimen a que estoy aludiendo se hubiese producido con iguales características y por análogos motivos de rencilla vecinal dentro de una urbanización madrileña o barcelonesa o sevillana, a nadie le hubiera pasado por las mientes hablar de la España profunda a propósito suyo. Sólo cuando el sangriento suceso se produce en el ambiente rústico suscita la infalible evocación de aquella imagen singular que, con una especie de encantada fascinación, quisieron ver como la genuina y correspondiente a la esencia de esta tierra nuestra, retrasada misteriosa e irreductible los extranjeros que venían a recorrerla durante el siglo XIX; una imagen que, aprendida en los libros de esos viajeros, los españoles mismos habían de aceptar y asumir también ellos, contribuyendo enseguida con notable entusiasmo a cultivar l espagnolade Interesante sería a estas algunas que alguien, quizá un estudiante en trance de escribir su tesis doctoral, tuviera la curiosidad de coleccionar, ordenar y analizar las muestras de este singular fenómeno (el de la españolada adoptada y suscrita por españoles) Debería el hipotético investigador explorar para ello los distintos sectores de la cultura, empezando por la literatura, desde sus más altos niveles hasta los ínfimos, y espigando asimismo en los campos de las artes gráficas, del teatro, del cuplé, y examinando, en definitiva, las convenciones verbales con que el lenguaje corriente suele dar expresión a las actitudes sociales que