Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 2 2006 Internacional 27 Libia recluye a mujeres deshonradas por una violación en prisiones de facto La organización Human Rights Watch reclama refugios auténticos b El grupo pro derechos humanos afirma en un informe que a veces sólo pueden salir de los centros de rehabilitación social si consienten en casarse con un extraño ABC LONDRES. El Gobierno libio mantiene recluidas de forma arbitraria e indefinida a mujeres y niñas en centros de rehabilitación social que acaban convirtiéndose en prisiones de facto, según denunció ayer la organización Human Rights Watch. En un informe divulgado en Londres, la organización pro derechos humanos subrayó que muchas de ellas acaban en esos centros aunque no hayan cometido ningún delito o ya hayan terminado de cumplir una condena anterior. En ocasiones, la única razón por la que son encerradas no es otra que esconder el deshonor que causan a su familia por haber sido violadas señala el informe, titulado ¿Una amenaza para la sociedad? Detención arbitraria de mujeres y niñas para su rehabilitación social informa Efe. Ese es el caso de una de las mujeres entrevistadas por Human Rights Watch, que explicó que fue ingresada en un centro de este tipo después de ser violada en plena calle por un desconocido, porque su hermano amenazaba con matarla si la encontraba. El informe documenta los graves y numerosos abusos contra los derechos humanos que sufren las ciudadanas recluidas en esos centros, como viola- ción de su derecho a la libertad, a la dignidad personal, a la privacidad y a un juicio justo. Human Rights Watch denunció que, aunque las autoridades de Trípoli presentan esas instalaciones como refugios para mujeres y niñas vulnerables a conductas inmorales esos centros tienen un régimen carcelario. El informe continua que las mujeres duermen en habitaciones encerradas bajo llave, no están autorizadas a abandonar el recinto y sus guardianes las someten a largos periodos de aislamiento, en ocasiones esposadas, por razones tan triviales como haber contestado Se escaparían si pudieran Además, son sometidas a pruebas para saber si padecen enfermedades contagiosas sin su consentimiento, así como a exámenes para comprobar si son vírgenes, según Human Rights Watch. Esos centros son más punitivos que protectores dijo Farida Deif, autora del informe e investigadora para Oriente Próximo y el Norte de África. ¿Cómo puede llamárseles refugios si la mayoría de las mujeres y niñas que entrevistamos nos dijeron que se escaparían si pudieran? se preguntó. Los requisitos para abandonar un centro de este tipo son arbitrarios y coercitivos según esta organización. En la mayoría de los casos no hay posibilidad de salir de ellos, a no ser que un familiar masculino se haga cargo de la custodia de la mujer o la niña o que ella consienta en casarse, a veces con un extraño que acude al centro en busca de esposa. Deif concluyó que Libia no puede usar la protección como una excusa para encerrar a las mujeres. Las mujeres y niñas que necesitan protección porque sufren situaciones de violencia deben estar en refugios auténticos, no en centros de castigo Según la organización pro derechos, el Gobierno de Muamar al Gadafi se ha comprometido a investigar los abusos documentados. Muamar al Gadafi