Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 2 2006 Deportes 89 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA QUINTA JORNADA BETIS REAL SOCIEDAD 2 0 Betis (4- 4- 2) Contreras; Varela (Rivas, m. 81) Juanito, Melli, Luis Fernández; Joaquín, Capi, Rivera, Tardelli (Arzu, m. 63) Edu y Dani (Robert, m. 70) Real Sociedad (4- 1- 4- 1) Riesgo; López Recarte, Ansotegui, Jauregi, Cifuentes; Mikel Alonso; Xavi Prieto, Viáfara (Uranga, m. 46) Larrea (Stevanovic, m. 46) Novo (Díaz del Cerio, m. 79) y Skoubo. Árbitro: Carlos Mejía Dávila. Amonestó a Larrea, Jauregi, Mikel Alonso y Capi. Goles: 1- 0, m. 32: Dani. 2- 0, m. 90: Robert. ABC SEVILLA. La Real Sociedad demostró las razones por las que únicamente ha sumado cuatro puntos a domicilio, una impotencia que permitió conseguir al Betis una victoria clave en ese objetivo de la permanencia que los dos equipos persiguen. Dani, en un error defensivo blanquiazul, puso en franquicia a los verdiblancos. Era una final para los dos y se notó la presión en los veintidós futbolistas. El que mejor la superó fue Joaquín, que se convirtió en el jugador decisivo de los locales, en el mejor del encuentro. Tras el 1- 0 atacó la Real. Arconada sacó a Uranga, pero él y Skoubo no fueron suficientes esta vez para solventar la carencia ofensiva donostiarra. Robert, en el minuto 90, sentenció la escapada del Betis de los puestos de descenso. Una de las numerosas melés que se vieron en el área del Getafe EFE El Valencia regala media Liga Mereció el triunfo, pero un error de David Albelda y de la defensa propició el tanto de Nano cuando tenía encarrilado el encuentro JULIÁN ÁVILA El Valencia perdió medio tren de la Liga en una tarde aciaga. Mereció el triunfo y puede darse por satisfecho con el punto que sumó porque pudo ser peor si Güiza hubiese acertado a superar a Cañizares en un mano a mano en la penúltima jugada con el partido ya destrozado tácticamente. Y tienen motivos los valencianistas para tirarse de los pelos y darse tortas. Sólo ellos hicieron méritos para llevarse el triunfo y se marcharon a casa con un monumental cabreo y con la sensación de haber entregado la mitad del botín. Sudaron lo suyo para buscar un resquicio en la tela de araña que tejió el Getafe y cuando lo habían logrado se durmieron en los laureles. Empataron porque David Albelda cometió un error infantil al ceder desde un costado el balón al corazón de su área en medio del despiste de los centrales. Nano estuvo más listo y superó a Cañizares. Demasiado castigo para los méritos de unos y demasiado premio para otros, pero el fútbol no entiende de justicia. Sólo de pillería y de astucia. Y el más astuto en los momentos de la verdad fue el Getafe. El partido se decidió en el último cuarto de hora, un tramo en el que sucedieron demasiadas cosas. El Getafe ya jugaba con diez por la expulsión de Matellán cuando David Navarro marcó un gol que debió ser anulado por falta previa de Regueiro. Luego llegó el regalito de Albelda y el error de Güiza CELTA CÁDIZ 2 0 VALENCIA GETAFE 1 1 Valencia (4- 2- 3- 1) Cañizares; Miguel (Fabio Aurelio, m. 75) Albiol, David Navarro, Moretti; Albelda, Baraja (Hugo Viana, m. 26) Angulo, Aimar y Regueiro (Curro Torres, m. 87) y Villa. Getafe (4- 2- 3- 1) Luis García; Contra, Belenguer, Matellán, Pernía; Diego Rivas, Alberto; Mario Cotelo, Redondo (Pulido, m. 68) Vivar Dorado (Nano, m. 81) y Paunovic (Güiza, m. 76) Árbitro Pérez Lasa. Amarilla a Pernía, Contra, Rivas, Güiza, Belenguer y Vivar Dorado. Expulsó por doble cartulina a Matellán (minutos 20 y 64) Goles 1- 0, m. 76: David Navarro. 1- 1, m. 87: Nano. en el último suspiro que pudo dar la vuelta a un marcador. Todo muy extraño. Un elegante Aimar tiró del carro Antes del carrusel, el encuentro fue un monólogo del Valencia porque así lo quiso Schuster. El entrenador del Getafe montó un once sin delanteros específicos y concentró su estrategia en cerrar todos los caminos hacia los dominios de Luis García. Lo consiguió a duras penas con el mono de trabajo ceñido hasta los tobillos. Cerró bien las bandas, inutilizó a Regueiro y a Angulo y obligó al Valencia a canalizar casi todo el juego por la zona central. la ley del embudo. Aimar asumió la responsabilidad y dirigió las operaciones ofensivas con bastante acierto. ¡Que prestaciones ofrece este jugador con la pelota en los pies! Por la derecha, por la izquierda, descolgándose desde la media punta... Pero necesita socios que tengan entre ceja y ceja la portería contraria. El Valencia no puede vivir de las apuestas y de las rentas defensivas. Precisa más dinamita porque con David Villa es insuficiente. Aimar llevó casi todo el peso ofensivo. Sólo le pararon con tarascadas muy feas, con agarrones, con empujones... Crecido en sus funciones, puso en apuros a Luis García en una falta que lanzó desde la frontal. El portero respondió con acierto, como en otro disparo de Albelda antes del descanso. No hubo más ocasiones claras porque el Getafe le dio al Valencia la misma medicina que utiliza el equipo de Quique Flores. Los locales nunca encontraron el ritmo adecuado y enlazaron rachas de buen juego con fases de impotencia. En la segunda parte, Pablo siguió en su línea y estrelló el balón contra el larguero en otra falta. Esa tarde no tenía premio para él. Con el baile de los cambios llegó el tramo de la locura. El de los goles, las protestas, las tarjetas, los abrazos, los lamentos... En el intercambio de prendas hubo vencedores y vencidos. Y el papel de derrotado en esta ocasión fue el Valencia. Celta (4- 1- 4- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Contreras, Placente (Jonathan Aspas, m. 78) Oubiña; De Ridder (Gustavo López, m. 78) Jorge (Roberto, m. 65) Canobbio, Silva; y Baiano. Cádiz (4- 2- 3- 1) Limia; Varela (Vella, m. 75) Berizo, De Quintana, Martio Silva; Suárez, Bezares (Jonathan Sesma, m. 63) Enrique (Morán, m. 76) Lobos, Pavón; y Oli. Árbitro Pino Zamorano. Amonestó a Canobbio, Baiano y Enrique. Goles 1- 0, m. 36: Contreras. 2- 0 m. 73: David Silva. JOSE LUIS JIMÉNEZ VIGO. Tres puntos con sabor a Europa cosechó ayer el Celta ante un Cádiz con aroma a descenso. Les bastó a los gallegos pisar un poco el acelerador y trenzar dos jugadas para desarbolar el juego físico de los andaluces, cortos de recursos cuando se vieron por debajo en el marcador. Sin embargo, la primera media hora fue de dominio visitante, que con rápidos contragolpes sorprendía a un Celta muy relajado y que fue pitado nuevamente por la grada de Balaídos. Tras el tanto de Contreras, los locales llevaron el partido a su terreno, al de Oubiña y Jorge, que con un trabajador Canobbio desbarató la iniciativa gaditana. Lo mejor del partido fue la jugada personal de Silva que finalizó en el segundo gol.