Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 27 2 2006 ABC Deportes Castigo a la complacencia del Madrid El Mallorca dio una lección de sacrifico y entrega ante un rival que se relajó tras su gol MALLORCA REAL MADRID 2 1 quebró por la mitad. Marcó el Madrid en una jugada a balón parado gracias a lo único bueno que hizo Beckham, en un preciso centro a la cabeza de Sergio Ramos. Eso provocó que los de López Caro olvidaran que antes el Mallorca había tenido tres claras ocasiones de gol, producto de su mayor entrega, intensidad y ganas en cada balón jugado. El gran mérito de Manzano no es sólo que su equipo tiene orden y disciplina en sus filas, es que además le ha inculcado una fe irreductible en sus fuerzas. No se desmoronó el conjunto balear. Se fajó con valor y coraje, pero también con muchas dosis de talento en algunos de sus hombres, por ejemplo Doni y, sobre todo, Basinas, que manejó el ritmo del partido a su antojo. Lograron conectar con Arango, que bajaba a recibir, y acabaron por hacerle un ocho al Madrid, que estaba descolocado, sin el esférico en su poder y perdiendo una cantidad ingente de balones, sin precisión en la entrega, lento y acomodado, confiado en la exigua renta conseguida y, en suma, con una complacencia totalmente inaceptable en unos profesionales de elite. Mallorca (4- 2- 3- 1) Prats; Cortés, Ballesteros, Nunes, Navarro; Doni, Basinas; Jonás Gutiérrez, Pisculichi (Farinós, m. 87) Tuni (Campano, m. 78) y Arango (Okubo, m. 92) Real Madrid (4- 1- 4- 1) Casillas; Cicinho, Sergio Ramos, Raúl Bravo, Roberto Carlos; Gravesen; Beckham (Míchel Salgado, m. 63) Baptista (Raúl, m. 65) Zidane, Robinho (Cassano, m. 77) y Ronaldo. Árbitro Iturralde González, del Comité vasco. Enseñó tarjeta amarilla a Gravesen, Zidane. Sergio Ramos, Jonás Gutiérrez, Tuni, Doni, Navarro. Goles 0- 1, m. 31: Sergio Ramos. 1- 1, m. 52: Pisculichi, de penalti. 2- 1, m. 79: Arango. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Es lo que hay. Lo de casi siempre. Un gol a favor del Real Madrid y sus jugadores se creen que han conseguido el Olimpo, los laureles y la licencia para tirarse a la bartola durante el resto del partido. A veces les sale bien, pero ayer el Mallorca se preparó para comerse los mendrugos que encontrara por el suelo, de lo necesitado que estaba y la asfixia que sentía en el cuerpo por la garra de la clasificación. Ni siquiera en los minutos de bonanza madridista, antes y durante el gol, mereció halago alguno su juego. Superados en intensidad y ganas por los mallorquinistas, los blancos se defendieron mal y peor, con lagunas en todas las líneas. La más floja fue, paradójicamente, la pareja que más había sorprendido por su buen rendimiento en los últimos encuentros: Cicinho- Beckham... un desastre. No sólo no crearon fútbol, sino que hicieron agujero tras agujero en su labor defensiva e, ítem más, cada vez que intentaron sacar el balón se lo dieron al contrario. Se unieron en tan nefasta labor Gravesen y Zidane, con lo que el equipo se Descontrol generalizado Cuando los equipos se fueron al vestuario nada pintaba bien en el Madrid a pesar de ir por delante en el marcador. Había perdido el control del partido (aunque nunca llegó a tenerlo completamente) había ido amontonando hombres sin orden ni concierto alrededor de su defensa y se limitaba a achicar balones sin tener una sola idea lúcida para salir desde atrás. Como López Caro no fue capaz de hacerles reaccionar en el vestuario, el partido no cambió de signo. Así que la tenaza mallorquinista se fue cerrando hasta que Tuni ganó la espalda a la defensa blanca y Sergio Ramos cometió un claro penalti (por cierto, era roja clarísima e Iturralde se la perdonó) Empató Pisculichi y el partido empezó a hacérsele muy largo al Madrid. El téc- Zidane intenta el centro ante la oposición de Basinas nico blanco apeló a los cambios buscando más garra en el equipo, pero la tendencia del choque ya era claramente favorable al Mallorca, que no perdió la ocasión. Basinas, que había tenido un criterio que no se había visto en ninguno de los jugadores del Madrid, metió otro balón entre líneas y Arango se fue con facilidad de Casillas para dejar listo el partido. La tromba de ataque posterior del Madrid fue tan tardía como ciega. Aparecía Cicinho en el carril del diez, Ronaldo en la derecha, Ramos de delantero centro, Gravesen de extremo izquierdo... todo era un descontrol que ASÍ JUGÓ EL MALLORCA Prats: regular. Cortés: bien. Ballesteros: bien. Nunes: regular. Navarro: regular. Doni: bien. Basinas: muy bien. Jonás Gutiérrez: regular. Pisculichi: bien. Tuni: bien. Arango: notable. Campano: regular. Farinós y Okubo: sin calificar. El técnico: Gregorio Manzano. Notable. Excelente actitud del equipo, ordenado y con fe. Ciertos problemas atrás. Lo mejor: El control del juego de Basinas, bien acompañado por Doni. La calidad de Arango. La labor en las bandas de Cortés y Tuni. Lo peor: Ciertas lagunas defensivas, sobre todo de Nunes y Navarro. Sergio Ramos denuncia falta de compañerismo El central, molesto porque su gol se celebró en el banquillo como si lo hubiera marcado el Mallorca. Ronaldo replica a Raúl y se confirman las malas relaciones entre ambos ABC PALMA DE MALLORCA. Mal andan las relaciones entre algunos jugadores del Real Madrid. Ayer, al término del partido, Sergio Ramos denunciaba la falta de compañerismo entre los blancos. El jugador, que se perderá el derbi del sábado al ver ayer su quinta tarjeta amarilla, afirmó en la cadena Ser que cuando he marcado el gol parecía que los había hecho el Mallorca- -en referencia a cómo lo celebró el banquillo- Deberíamos estar más unidos porque la unión hace la fuerza y ser todos más amigos Ronaldo replica a Raúl Mientras, Ronaldo replica las declaraciones hechas por Raúl esta semana: Él es responsable de sus palabras y yo de las mías, pero es cierto que sus palabras no han hecho más que empeorar más la situación Respecto al partido, señaló que ha sido un golpe bastante duro. Empezamos bien, controlando el partido e incluso pudimos rematarlo, pero no lo hicimos bien y la segunda parte se puso muy complicada, por ello hemos dejado aquí tres puntos importantes. Ahora hay que pensar en el derbi ante el Atlético Declaraciones muy breves y resignadas de López Caro, que coincidió con Gregorio Manzano en lo justo del triunfo balear: El Mallorca arriesgó mucho y le salió bien. Fue valiente y ganó con justicia. Tuvimos nuestras opciones, pero no las aprovechamos