Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 LUNES 27 2 2006 ABC Sociedad Sanidad advierte que los bancos privados de células umbilicales no garantizan la confidencialidad La Casa del Rey confirma que células de la Infanta Leonor están en un centro privado de Arizona b La Organización Nacional de Trasplantes alertó a principios de este mes que estas prácticas dejan información genética sensible en manos privadas ABC MADRID. Un portavoz de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) dependiente del Ministerio de Sanidad, afirmó ayer a ABC que cada persona es libre de hacer lo que quiera, pero la ONT advierte que usar un sistema privado y enviar células a otro país a través de empresas correo no garantiza la confidencialidad. No hay ninguna garantía. Una prueba de ello es la filtración que se ha producido, y que nunca hubiera ocurrido en un sistema público De esa forma respondía la ONT a la confirmación por la Casa de S. M. el Rey de que sangre del cordón umbilical de la Infanta Leonor, extraída inmediatamente después del parto de la Princesa de Asturias el pasado 31 de octubre, fue enviada a un banco privado de células madre de cordón umbilical, con sede en Tucson (EE. UU. Las células fueron trasladadas por una empresa especializada hasta el citado centro de Arizona, donde se procedió a aislar, y posteriormente congelar, las células madre del cordón umbilical de la Infanta Leonor para su almacenamiento durante un período de quince años. Fuentes de la Casa del Rey precisaron ayer a ABC que la posibilidad de aislar las células madre de cordón umbilical de Doña Leonor fue ofertada por el equipo médico que atendió a la la Princesa de Asturias en la Clínica Ruber Internacional, una práctica habitual en ese centro médico de Madrid. Las mismas fuentes explicaron que los Príncipes de Asturias aceptaron la propuesta de los médicos, aunque no por motivos de salud de la Infanta, que se encuentra en perfecto estado. La empresa española VidaCord también se ofreció, en mayo pasado, a los Príncipes para conservar células de su futura hija ABC El traslado a Estados Unidos Cord Blood Registry pone a disposición de sus clientes un equipo completo de conservación. La empresa norteamericana asegura que cuanto mayor sea la muestra, mayores serán también sus posibilidades de conservación antes de quedar almacenado de forma segura en los laboratorios. También piden que este material ni se enfríe ni se caliente en exceso, ya que las células deben mantenerse a temperatura ambiente. El tiempo estimado de conservación de la sangre y las células del cordón en este equipo es de 24 a 36 horas después del nacimiento del bebé. CBR asegura que sus servicios internacionales de mensajería garantizan la entrega de cualquier muestra procedente de fuera de los Estados Unidos en menos de 36 horas. Si la entrega se produce dentro de territorio norteamericano, el plazo se reduce a menos de 24 horas. La empresa norteamericana procede a trasladar la unidad nada más recogerla en la habitación del hotel. El equipo lleva incorporado un dispositivo que permite al laboratorio de Arizona vigilar continuamente el estado del cordón. Cuando se confirma que la muestra ha llegado y está almacenada correctamente se comunica de inmediato a la familia que el proceso ha sido completado de forma satisfactoria. Una oferta previa La posibilidad de conservar células madre del cordón umbilical de la Infanta Leonor también fue ofrecida a los Príncipes de Asturias cinco meses antes del nacimiento de su hija por uno de los diversos bancos privados que pretenden llevar a cabo en España esta actividad no autorizada por el Ministerio de Sanidad. En una carta con fecha del 22 de septiembre de 2005, el jefe de la Secretaría del Príncipe de Asturias, Jaime Alfonsín, acusaba recibo del ofrecimiento realizado el 30 de mayo por la empresa VidaCord, que un mes antes había entregado las correspondientes solicitudes de acreditación para ejercer su actividad en el Principado de Asturias y la Comunidad de Ma- Los Príncipes de Asturias, junto a su hija, la Infanta Leonor drid. VidaCord carece aún de autorización, aunque dispone de un banco privado en Varsovia a la espera de un posible cambio normativo que legalice esta actividad en nuestro país. Varios cientos de parejas españolas han acudido a bancos privados extranjeros con la esperanza de que las células madre que contiene el cordón umbilical puedan ser útiles para tratamientos médicos en caso de que sus hijos enfermen. Este tipo de bancos privados son legales en muchos países, en- ABC tre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Bélgica. Sin embargo, la Organización Nacional de Trasplantes se ha opuesto a los bancos privados que han intentado instalarse recientemente en Asturias, Cataluña, Valencia y Madrid. La ONT aboga por la donación altruista de sangre de cordón umbilical a los siete bancos de titularidad pública que existen en España, todos ellos conectados al Registro de Donantes de Médula Ósea (Redmo) que asiste de forma desinteresada a enfer-