Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 2 2006 Madrid 39 ANABEL MARIÑO Directora general del Consorcio Turístico de la Comunidad de Madrid Los típicos tópicos españoles funcionan muy bien para atraer turistas en Madrid MADRID. En su despacho de la calle de Jorge Juan, Anabel Mariño dirige las grandes estrategias del turismo en la Comunidad de Madrid, desde donde envía varios guiños al Ayuntamiento. ¿Cómo es el turista que viene a Madrid? -Es culto, conoce perfectamente nuestro producto, que tiene dos ejes: la cultura y el negocio. El turista de negocios deja hasta siete veces más que el turista vacacional en las arcas madrileñas. Por eso queremos que se quede más tiempo y que se traiga a la familia. ¿Quién nos conoce mejor? -Madrid es conocido en los mercados cercanos. Nuestro primer turista es el británico, que sabe muy bien dónde está concentrada la mayor cantidad y calidad de cultura de esta parte de la vieja Europa. El segundo es el italiano, después el francés, el alemán... son turistas que sí conocen Madrid, pero sólo una parte de su realidad turística. ¿Y qué más podemos ofrecerles? -Tenemos que mostrarles que hay una región muy diversa, con muchas posibilidades en poco espacio y con buenas infraestructuras. Madrid tiene que ser redescubierta por los turistas, porque cada año es diferente, hay mil detalles nuevos que la hacen distinta cada día, como ocurre por las obras. ¿Las obras no echan para atrás? -Creo que son necesarias. Si no se hubieran cambiado las ciudades no estaríamos donde estamos. Cuando estén terminadas no van a conocer la ciudad los que vinieron hace un año, y eso es buenísimo. ¿Dónde somos menos conocidos? -Hay mercados emergentes donde no se nos conoce y tenemos que estar. Por ejemplo, China, que será la cuarta potencia emisora de turistas en 2020. ¿Qué tal funcionan los tópicos españoles con ellos? -Los típicos tópicos que en muchas partes de España se quieren quitar, en Madrid son importantísimos y funcionan. Anima a redescubrir una región que cada día es distinta, con mil detalles diferentes y que ofrece posibilidades como poder aprender a esquiar en cualquier mes del año TEXTO: M. CALLEJA FOTO: IGNACIO GIL Mariño se hizo cargo del Consorcio en marzo del año pasado Por ejemplo, los toros o el flamenco. ¿Qué peso tiene el ocio nocturno en el turismo de Madrid? -Para los extranjeros y los nacionales es muy importante. Hemos hecho spots publicitarios vendiendo exclusivamente eso, el ocio, la noche, el lugar donde se puede disfrutar con tranquilidad y con seguridad. ¿Qué nos falta para igualarnos a capitales como Londres, París o Roma? -Vendernos, promocionarnos con suficiente tino para que conozcan esa otra realidad turística de Madrid. ¿Nos falta un icono, un símbolo? -Tenemos muchos, muy atractivos. ¿No es un símbolo el paseo del arte? ¿Y el Prado? Otro icono es la gente, abierta, cosmopolita, cordial... Lo que pasa es que no nos lo creemos. ¿Cuál es el objetivo para este año? -Nos hemos puesto como objetivo subir un 5 por ciento. Vamos a ello. ¿De dónde va a proceder? -En Portugal tenemos que mejorar, con un plan específico. Hay que subir la presencia de alemanes y británicos, que se están estancando. Además, hay que atraer turistas de Estados Unidos y de Asia. ¿Hay algún destino turístico que haya subido por encima de lo normal? -Sí, el Valle de los Caídos. Ha subido muchísimo. -Dentro de dos semanas se cumplen dos años del 11- M. ¿El mercado turístico se ha recuperado? -Todavía no del todo, pero se está recuperando, como se ve, por ejemplo, en el caso de los turistas japoneses. ¿No debería estar el Ayuntamiento de Madrid en este Consorcio regional de Turismo? -Cuando quiera. Tiene un sitio reservado en el Consejo de Administración. ¿Usted también piensa eso de vaya, vaya, aquí no hay playa -No, ¿por qué? -Porque tendríamos más turistas. -No tiene que ver. Los turistas, como todo en esta vida, han evolucionado. En los años 60 pedían playa, pero ahora no todos lo piden. Nosotros somos una potencia cultural y de negocios. -Es decir, que ni falta que hace. -Tenemos algo más importante que la playa, que es temporal, y no hay nada peor para el sector que la estacionalización. Madrid es una Comunidad desestacionalizada, porque la cultura y el ocio valen todo el año. Aquí podemos aprender a esquiar todo el año, por ejemplo. Al final, es una ventaja.