Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 2 2006 Nacional 25 Un grupo de vecinos de Las Palmas ha ganado una batalla a su Carnaval, obligado a cerrar, por ruidosos, sus tradicionales chiringuitos. Decisiones como la del TSJ de Canarias podrían afectar a otras fiestas españolas, como San Fermín o Las Fallas La fiesta en la calle, bajo el peso de la Ley TEXTO: FERNANDO ROJO MADRID. En prácticamente todos los municipios de España las fiestas patronales se celebran en la calle y generan molestias a una parte de los vecinos. Sin embargo, son aún pocos los que han llegado tan lejos con sus quejas como dos grupos vecinales canarios que acaban de poner en jaque nada más y nada menos que a sus festejos más tradicionales: los Carnavales de Las Palmas y Santa Cruz. Por de pronto, el Tribunal Superior de Justicia del Archipiélago ordenó la semana pasada el cierre de los chiringuitos y terrazas del Carnaval Latino de la capital grancanaria. El auto, que confirma una sentencia de 2002, ha generado preocupación en los ayuntamientos de otras ciudades, como Pamplona o Valencia, cuyas fiestas son internacionalmente apreciadas, entre otros factores, por su algarabía callejera. ¿Tienen, tal y como las conocemos, Las Fallas y los Sanfermines los días contados? La alcaldesa de Las Palmas, Josefa Luzardo, opina que si se confirma la sentencia, habrá que asumirla en todas las ciudades españolas. Me daría rabia- -asegura- -que Rita Barberá pudiera celebrar sus Fallas mientras que Las Palmas mutila sus Carnavales A pesar de que ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del TSJC, Luzardo dice ser comprensiva con las quejas de los vecinos y considera necesario buscar fórmulas que conjuguen su derecho al descanso con el derecho a la diversión de los demás. En otras ocasiones ya había exigido cantidades económicas por las molestias producidas por las actividades que se celebran junto a su casa con motivo de distintas festividades. De hecho, llegó a pedir ayuda al Defensor del Pueblo, informa Valle Sánchez. El concejal toledano de Festejos y Cultura, Fernando Cirujano, no ve muy lógico que se presenten este tipo de denuncias por unas molestias que sólo se producen en épocas puntuales y que se suceden en todas las ciudades españolas que están en fiestas. Asturias Quejas en San Mateo y la Semana Negra Las fiestas de San Mateo del año pasado fueron un ensayo para el Ayuntamiento de Oviedo, los chiringuitos y los vecinos del casco antiguo, donde se concentran estos bares. Ante las quejas vecinales, la Sociedad Ovetense de Festejos estrenó una normativa sobre la música amplificada con restricciones en horario y volumen y un duro régimen de sanciones, informa Gonzalo Díaz- Rubín. La medida no llega tarde. Sólo en la capital del Principado hay dos asociaciones de vecinos que centran su actividad en luchar contra el ruido nocturno. Sus éxitos hasta ahora han sido moderados en lo judicial, pero han logrado que policías locales y nacionales patrullen las zonas y un espectacular aumento de las sanciones a los antaño abundantes bares sin licencia. En Gijón, los problemas tienen nombre distinto y sitio comun: la Semana Negra y el festival de música Crossroads. Ambos se celebran en la explanada del Piles y ambos generan quejas. Este año pasado, con una nueva regulación y más control por parte del Ayuntamiento, todo ha contribuido a que las cosas hayan funcionado mejor. Valencia Las Fallas, con licencias revocables El concejal de Ferias y Fiestas del Ayuntamiento de Valencia, Félix Crespo, considera muy poco probable que la situación de Las Palmas se reproduzca en la capital del Turia. En su opinión, no se trata de dos casos equiparables, ya que el Consistorio valenciano no contrata servicios de chiringuito o terraza. Se limita a conceder la correspondiente autorización, en caso de cumplir todos los requisitos, a aquellos casales que solicitan la instalación de carpas en la vía pública, o puestos de venta de buñuelos y churros, sólo durante la semana fallera. Según informa Gema Alonso, la realización de verbenas populares al aire libre, sujeta a autorización municipal, se concede con carácter precario, pudiendo ser revocada cuando las circunstancias así lo aconsejen. Y si no se respeta el horario, la entidad no podrá celebrar más verbenas ni el resto de las fiestas ni tampoco durante el resto del año. Además, la Policía Local realiza multitud de inspecciones que después dan lugar al trámite de denuncias Los Carnavales canarios amenazados por las acciones judiciales de los vecinos y las correspondientes sanciones en caso de infracción. EFE Pamplona Muchos vecinos se marchan en San Fermín En la otra fiesta española más internacional, los Sanfermines, llegan a convivir casi dos millones de personas en una ciudad, Pamplona, cuyo último padrón apenas incluye a 193.000 censados. La capital navarra, tranquila y cómoda para vivir el resto del año, se torna ruidosa y molesta durante nueve días. Especialmente viven esa pesadilla de ruidos, muchedumbre y malos olores los vecinos del centro de la ciudad, quienes, año tras año y como puedan, cogen las maletas y buscan otros parajes, informa Begoña López. Una de las polémicas de las fiestas fue la desaparición hace dos Sanfermines de las llamadas txoznas o barracas políticas mayoritariamente de tendencia abertzale. Han tenido a lo largo de su historia distintos emplazamientos, pero finalmente se ubicaban en lo que va a ser la nueva Estación de Autobuses, ahora en obras. Olores a aceites, música a tope y basura, fueron algunas de las razones que llevaron a su desaparición. Por otro lado, durante las fiestas de algunos barrios de la ciudad, los desperfectos que se causan en el mobiliario urbano llevaron a la alcaldesa a pedir a los organizadores el pago de una fianza para poder celebrar actos festivos. Zaragoza Protestas por alargar los Carnavales Aunque los Carnavales no se celebran como en Canarias, este año también han causado polémica en Zaragoza. La decisión del Ayuntamiento de ampliar en dos horas los horarios de los bares desde la noche del pasado jueves- -conocido como lardero -ha desatado las críticas de algunas asociaciones de vecinos. informa Manuel Trillo. El presidente de la de Moncasi- La Huerva, Ignacio Sáenz de Cosculluela, cree que es bochornoso saltarse la ley a la torera, ya que, aunque la medida se presenta como excepcional considera que se repetirá cuando vengan a tocar los Rolling Stones o haya un concierto en el pabellón Príncipe Felipe. Y, entonces, ¿cuándo descansamos? se pregunta. Toledo Reclama 9.000 euros por el Corpus El matrimonio grancanario que ha vencido judicialmente a las terrazas de Santa Catalina no es el primero en España que decide llevar a los tribunales sus quejas por los ruidos de las fiestas. Por ejemplo, una vecina de Toledo, residente en las inmediaciones de Zocodover, la principal plaza de la ciudad, ha reclamado al Ayuntamiento 9.000 euros por sentirse afectada por los ruidos de la verbena instalada junto a su casa en la víspera del Corpus.