Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 DOMINGO 26 2 2006 ABC Economía Pizarro invita a los accionistas de Endesa a que no vayan a ninguna de las dos opas Los 4.000 asistentes a la junta mostraron un respaldo mayoritario a la gestión del consejo b Los accionistas aprobaron el balance de 2005, con unos beneficios históricos de 3.182 millones de euros, y el reparto de un dividendo récord de 2,4 euros JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. Como era de esperar, el equipo directivo de Endesa y especialmente su presidente, Manuel Pizarro, recibieron ayer un baño de multitudes en la junta ordinaria que la compañía celebró en su propia sede y a la que asistieron 4.000 personas y un centenar de periodistas. La entrada de Pizarro y del resto del consejo a la sala fue seguida de una prolongada ovación. Pizarro dijo que hemos hecho todo lo que está en nuestras manos para defender a los accionistas lo que provocó los aplausos de los asistentes. Enseguida se refirió a la opa de E. ON, de la que dijo que no es ni aceptada, ni pactada ni convenida aunque subrayó que es mejor que la de Gas Natural Tras afirmar que las dos opas confirman el acierto que he- mos tenido dijo que los accionistas tienen dos opciones: seguir en Endesa o aceptar alguna de las opas Añadió que les aseguro que no voy a ir a ninguna opa y subrayó que de las crisis se sale fortalecido Dijo que lo peor ya está atrás y pidió a los accionistas que confiaran en el proyecto de Endesa. La paciencia es amarga, pero los frutos son dulces añadió. En su intervención recordó que hace unos meses quisieron entrar en la italiana Edison, pero los gobiernos francés e italiano no nos dejaron El presidente del grupo desveló un año más, al principio de su discurso, sus emolumentos en 2005, que fueron 2,189 millones de euros en total. Es verdad que ganamos mucho dinero, pero por ahí se gana mucho sin tener que dar cuentas a nadie como aquí respondió a un accionista. Manuel Pizarro presidió por cuarta vez la junta de accionistas de la eléctrica das de antemano. Donde hay incertidumbre no hay inversiones y donde no hay inversiones no hay futuro También pidió ayuda a las administraciones. Con poner el dinero y dar al on tenemos bastante. La seguridad jurídica es fundamental. Por ejemplo, llevamos seis años intentando reconvertir una planta en Huelva Y recordó que desde hace 20 años está en estudio una nueva línea en Tenerife. Lo pasamos muy mal con el huracán que tiró 35 apoyos de un tendido eléctrico en aquella isla. Sin embargo, toda Endesa trabajó para Canarias y en cuatro días dimos la luz Destacó la posición exquisita de Caja Madrid, el primer accionista de la eléctrica con un 9 de su capital. Sin su ayuda no hubiéramos podido defender los derechos de la compañía ni la propiedad También agradeció la colaboración del consejero Francisco Núñez, que termina su mandato, la del consejero delegado (fuerte ovación) y hasta la de un representante No me gusta la incertidumbre Pizarro se refirió a los recientes cambios regulatorios del Gobierno. Me encanta el riesgo, no la incertidumbre; las reglas tienen que estar estableci- EMERGE LA TERCERA VÍA ÁNGEL LASO D LOM omo estaba previsto, el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, se llevó ayer de calle a los accionistas en la junta. Salió bajo palio del plebiscito, de triunfador absoluto, como lo que ya es, pase lo que pase al final de esta vertiginosa aventura empresarial. No en vano su agresiva y eficaz resistencia a la gasista de La Caixa, aquello del principio de la opa de yo no soy como Alfonso Cortina ya ha hecho ganar a sus accionistas unos miles de millones y la cifra puede subir. Pero además, como colofón a su argumentario de esta semana para desvincularse de la oferta de E. ON, opa que no es ni aceptada, ni pactada, ni convenida terminó por abrir una tercera vía a los accionistas, que no es otra que resistir solos, sin Gas Natural ni E. ON ni nadie. Dejó claro que él no venderá y animó al público entregado, previamente calentado por su conseje- C ro delegado, Rafael Miranda, a seguir en el proyecto de Endesa que calificó de intenso, coherente y bien hecho. En este sentido, hay malas lenguas que interpretan el distanciamiento del equipo de Endesa de E. ON asegurando que la alemana pasó en pocos días de caballero blanco del grupo español a caballero ambicioso con una opa hostil por el 100 rompiendo una posible alianza que negociaban para tomar una participación menor de la eléctrica y, junto a Caja Madrid, defender el fortín con cierta solvencia. Esta maldad justificaría la fuerte apuesta por el proyecto propio y que Caja Madrid se sienta traicionada por los alemanes y no vea con buenos ojos su oferta. De hecho, hay muchas apuestas sobre que Blesa pueda ser ahora, no antes como intentó La Caixa, quien agrupe un grupo español a partir del 9 del capital de Caja Madrid en la eléctrica. Las afirmaciones de Pizarro en la junta estuvieron jalonadas de aplausos muy largos, que supo aprovechar con silencios y gestos significativos. El discurso no tuvo nada de despedida como algunos preveían. Al contrario, fue una arenga en la que puso más el corazón que la cabeza, aunque repartió estopa a diestro y siniestro. Así, nada más empezar, para explicar que con la opa de Gas Natural se había visto obligado a tener que salir a la palestra como no era su costumbre, le tiro el primer viaje al presidente de La Caixa, Ricardo Fornesa, recordando que, al poco de ser nombrado presidente de Endesa, la asociación de periodistas económicos APIE le entregó el premio Secante por no hablar con Hay quien ve a la alemana E. ON como el caballero blanco que se convirtió en ambicioso y quiso más de lo que se le ofrecía los medios, y a Fornesa el premio Tintero por todo lo contrario. A Montilla, sin citarle, también le llegó el turno, cuando al referirse a las nuevas medidas liberalizadoras, sentenció que un país necesita seguridad jurídica y reglas estables de mercado, porque de lo contrario se crea incertidumbre, lo que acaba con la inversión y, por consiguiente, con el futuro. Respecto a la guerra con Gas Natural afirmó que todo el consejo y el equipo directivo han gestionado la empresa como si fuese su propio patrimonio, con el que avalan las querellas que les ha presentado la gasista. Y reiteró que va a seguir defendiendo a Endesa y sus accionistas con todas las armas legales a su alcance. Al final tuvo palabras emotivas para la mayor parte del consejo, incluido Blesa, al que agradeció su posición exquisita de acompañarle y esperar y ver Como colofón a tan épica junta, al final, Manuel Pizarro se convirtió, según sus propias palabras, en Eneas abandonando Troya, cargando a su padre, que representa el pasado, pero de la mano a su hijo, que es el futuro.