Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 2 2006 55 Chirac pide calma a los franceses tras la aparición del virus H 5 N 1 en una granja actividad en centros sanitarios con mejores instalaciones y tecnología que en Polonia. La huida de médicos españoles no se debe sólo a motivos económicos, asegura Isacio Siguero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) Los médicos buscan mejores salarios, pero también una mayor seguridad en los contratos y, sobre todo, un mayor reconocimiento social. Si un país es capaz de ofrecerte todo esto, es dífícil impedir su marcha señala. Los mismos argumentos se ofrecen desde la organización que agrupa a todos los colegios de enfermería. Sólo al Reino Unido, Francia e Italia se han trasladado unas 3.000 enfermeras en estos últimos cinco años. En los hospitales del sur de Portugal, la enfermería española ha llegado a acaparar en algunas épocas el 80 por ciento de sus plantillas. La Organización Colegial de Enfermería sostiene que la salida de enfermeras coincide con un déficit de profesionales en todas las autonomías Para contrarrestar el éxodo de enfermeras, también se contrata fuera. La organización colegial de Enfermería estima que ya ejercen en nuestro país más de 4.600 enfermeras extranjeras. Alemanas, inglesas y británicas están cubriendo la nueva demanda que han creado los jubilados de países comunitarios en las zonas mediterráneas. Pero también acuden del Este de Europa y de Hispanoamérica. UNOS VAN... LUIS AYERBE. Médico de Familia en Westcliff (Reino Unido) A las suplencias no vuelvo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Luis Ayerbe trabaja como médico en un centro de salud del Reino Unido tras aceptar la oferta del programa desarrollado por la Embajada británica en Madrid. También su mujer, María Pérez- Piñar, es médico de familia, y junto a sus tres hijos se han instalado hace unos meses en la ciudad de Westcliff. ¿Por qué se decidió a coger a toda la familia, dejar Madrid e instalarse en el Reino Unido? -Porque en España tenía unas condiciones de trabajo lamentables. Tras el MIR y los tres años de la residencia en Medicina de Familia, comencé con suplencias, la mayoría de un día o de dos. Luego conseguí un contrato para hacer guardias de 48 horas en fines de semana en Buitrago de Lozoya. El resto de días vivía pendiente del móvil, por si me llamaban para trabajar en cualquier momento; eso no había quien lo aguantara. ¿Está satisfecho? -Sí, mucho. No sé cuánto tiempo vamos a estar, pero a las suplencias no vuelvo. Ahora tengo un contrato estable, un sueldo fijo y unas condiciones de trabajo normales. Además, tuvimos una persona que se encargó de facilitarnos las gestiones de la vivienda y los colegios para los niños. Por otro lado, mientras en España tuve que aparcar el doctorado porque dependía de trabajos que salían cuando me llamaban y que no podía rechazar, aquí estoy realizando un máster de dos años en Epidemiología. ¿Ser un médico extranjero genera situaciones incómodas? -En absoluto. Los pacientes están acostumbrados, porque hay muy pocos médicos de origen inglés. En el centro de salud somos cuatro, tres de origen paquistaní y yo. Aquí el estatus del médico es alto y los pacientes son más educados. ¿Está bien pagado? -El sueldo es tres veces más. Luego la vida aquí es un 30 por ciento más cara, pero aún así compensa. Por ejemplo, en España estábamos pagando una hipoteca y nos hemos venido sin vender la casa. Pasamos de ser médicos suplentes que trapichean con el trabajo a tener doble vivienda. Y OTROS VIENEN PIOTR GIERLOWSKI, Anestesista polaco en Extremadura Aquí cobro más y trabajo menos J. E. PARDO MÉRIDA. Piotr Gierlowski tiene 36 años y lleva 8 meses trabajando como anestesista en el hospital de Mérida, ciudad en la que vive estupendamente con su mujer y su hijo, de 18 meses. Entre otras cosas porque tiene el trabajo a 5 minutos a pie desde su casa. Antes de venir a España Gierlowski era anestesista en un gran complejo hospitalario de Varsovia. ¿Por qué venir a España? -Principalmente para mejorar mis condiciones de vida y de trabajo pero también porque me apetecía cambiar y conocer algo nuevo. Aquí cobro más dinero, trabajo menos, y tengo más tiempo libre. -Pero echará de menos a familiares y amigos que ha dejado atrás... -Sí, pero aquí tendremos pronto nuevos amigos. La gente de Mérida es muy abierta y simpática. Esta ciudad es maravillosa. ¿Cómo se enteró del trabajo? Jubilación forzosa A la fuga de batas blancas se suma la entrada en vigor del Estatuto Marco, una normativa que obliga a los médicos a jubilarse forzosamente a los 65 años, sin darles la oportunidad de ampliar su vida laboral a los 70 años. Los sindicatos médicos temen que el equilibrio entre jubilaciones y formación de nuevos médicos se rompa definitivamente en 2015. En menos de diez años, el 30 de las plantillas de los hospitales llegarán a la edad de jubilación y los sanitarios deberán reducir su jornada laboral a 48 horas semanales, guardias incluidas, para adaptarse a la directiva europea. Faltarán médicos para atender guardias y suplencias. Las jubilaciones dejarán además un vacío en los puestos de más responsabilidad. Y la experiencia no está en internet apunta Isacio Siguero. (Pasa a la página siguiente) -Fue en la sede del Colegio de Médicos de Varsovia. Vi un anuncio sobre un trabajo para España, en Extremadura, y envié el currículum. A los pocos meses me llamaron desde la gerencia del SES, (Servicio Extremeño de Salud) llegamos a un acuerdo laboral, y me vine. ¿Tenía algún conocimiento del idioma? -No, y ese es ahora mismo mi mayor problema. No poder decir a mis compañeros todo lo que pienso, aunque voy mejorando. Cuando llegué, recibí un curso de una semana pero fue insuficiente y quiero volver a dar otro. ¿España prefiere médicos polacos por su nivel de formación? -Es verdad que los médicos en Polonia tenemos una buena formación académica. Sin embargo mi país carece de los recursos de España y eso se nota en la Sanidad Pública. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del sistema sanitario español? -Los recursos que hay y que se traducen también en mejores servicios. Me gusta por ejemplo que haya epidural para los partos. En el servicio de anestesia el aparataje es similar al de Polonia, pero percibo que hay muchas menos limitaciones económicas para su dotación.