Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 2 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) siglos. En el mismo sentido, vendría la antología poética Rapsodia Española (La Esfera) el libro más vendido de poesía desde hace seis meses. De no ser algo tan rotundamente nuestro, y a menudo relacionado con la propa histórico pasado, se tomaría como lo que es: un canto matriz como el Gospel, o el Rythm and Blues. Una pena que los andaluces no sean, además de estandarte secular de la cultura española sin sectarismos, un poco más conscientes y orgullosos de lo que son, puesto que han sido y deben seguir siendo. Sería algo para recordar en el próximo 28 de febrero, día de Andalucía. Merece la pena resaltarlo teniendo en cuenta el menosprecio de la cultura andaluza, que no se avergüenza de serlo ni de representar con dignidad la cultura española, a pesar de que a menudo se caricaturice su hondura con chascarrillos de chachas en series de tv. Definitivamente tendrán que venir de fuera a cantar nuestras excelencias. Sarah Ferguson y su hija Beatriz, dos pelirrojas del semi Goth unque por aquí no nos hayamos enterado, entre otras cosas porque nos importa un pimiento, hay un medallista olímpico estadounidense al que llaman El tomate volador. The flying tomato en versión original y Shawn White en la tarjeta de la Seguridad Social. Es un chaval que practica el snowboard, gana medallas de oro, tiene cara de zangolotino y luce una larga melena roja, de ahí la denominación de origen. Sabemos de su existencia porque a su vuelta de Turín se ha visto en Nueva York: Lindsay- Huevo de PavaLohan, la pelirroja más famosa por sus peliculillas, aunque ahora vaya usted a saber de qué color lleva el pelo, que va más a la peluquería que Blanca Romero al esquilador. A veces veo pelirrojas. Y la verdad dan mucho miedo. A ver, Lindsay, Mary Kate Olsen (con su hermana, asusta el doble) la modelo Lily Cole y hasta la princesa Beatriz, la hija de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés (juro que aparece en listas de mujeres destacables) De toda la vida, la de pelirroja (natural o no) había sido una profesión distinguida. De Rita Hayworth a Susan Hayward. De Katharine Hepburn a Maureen O Hara. De Susan Sarandon a Julianne Moore. De Tilda Swinton a Isabelle Huppert. De Pipi Calzaslargas a la sirenita Ariel. Menos mal que aunque la nueva generación pise fuerte (con botas Ugg o Hunter, no con zapatos de Ferragamo) aún nos quedan las clásicas. Mi Sara Montiel, a la que el Vogue de marzo ha mimado como se merece. Hay que ver lo bien que quedan las esmeraldas, los rubíes y los brillantes con su pelo rojo. Y EPA JUAN RAMÓN Y MACHADO Nobel de literatura Juan Ramón Jiménez, que no era precisamente de Valladolid sino de Moguer, Huelva, no sin cierto intento interesado de oscurecer su homenaje. No en balde, el ilustre Castellet se inventó una confrontación con Don Antonio Machado, el que mejor haya cantado jamás a Castilla, a pesar de haber nacido en la Hispalense. También es gana de tocarnos las castañuelas, sobre todo si se lee las conversaciones de Juan Ramón con Ricardo Gullón, en la que al de Moguer no le duelen prendas al recalcar la valía moral y literaria del sevillano. Como si no tuviésemos bastante zapateao con Castellet y su antología de Nueve Novísimos, de última tendencia otra vez, según parece, cuyos presupuestos se parecían tanto a ese grupo llamado Generación del Lenguaje, del que el citado profesor se encargó de silenciar por peteneras. En fin, que esto es como los juegos reunidos Geyper, pero sin gracia. Terminaremos teniendo que ir a los EE. UU. para oír flamenco. Por cierto, dicen que Miss Liberty, la estatua de la Libertad de toda la vida, se ha bajado del pedestal y arrastra por las orillas su bata de cola, cambiando su corona pinchuda de Ama Dominante por una peineta de carey. Algo tendrá el flamenco que conmueve hasta a las que son de piedra. Orgullo y joyerío Pasarela ROSA BELMONTE A Se celebra también en este año el cincuentenario del Premio Katharine Hepburn, otra roja todo el joyerío es suyo (dice que nunca ha llevado joyas prestadas, que siempre ha tenido demasiado orgullo) ME LLAMA CUKOR qué más, si N o séfotos impresiona con Jalas de archivo mes Dean, Gary Cooper o Hitchcock o las de Juan Gatti a una señora espectacular de casi 80 años desparramada en el Chester. Que habrá hecho mucho el ridículo y habrá distraído el orgullo, vale, pero que es una estrella de verdad, relacionada con otras estrellas a las que no se discute. Es uno de esos personajes de los que se olvida lo fundamental. Le pasa un poco como a Luis Escobar, de quien se acaban de cumplir los 15 Sara Montiel es una estrella de verdad, relacionada con otras estrellas a las que no se discute. Le pasa un poco como a Luis Escobar. Sus memorias no tienen desperdicio