Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 2 06 EN PORTADA Cayetano El año de la alternativa Cayetano mira con esperanza el horizonte de su inminente futuro (Viene de la página anterior) talladas en apellidos de plomo: Ordóñez, Rivera, Dominguín. Que sea mi hermano mi padrino, que sea en Ronda, ya me llena muchísimo. Espero llegar con una gran temporada cuajada detrás La que hoy arranca en Sanlúcar. Dos mil seis es su año. Debe serlo. Cayetano, biznieto de aquel lejano Niño de la Palma, sabe de dónde viene y qué persigue. Encerrado en su intimidad, en la soledad del campo andaluz, se prepara a conciencia, bajo las conchas de un caparazón de espesa timidez, densa como una selva virgen que hay que desbrozar con el machete de una grabadora. Su tímido y grave carácter convalece todavía de una infancia rodeada de cámaras y micrófonos. Sabe Cayetano que, como explica la filosofía bantú, un hombre no es únicamente lo que él mismo es, sino el karma de todas las generaciones pasadas que aún viven en él: Lo llevo con mucho orgullo, por una parte, y con una responsabilidad que, sin duda, crea unas expectativas de las que trato de estar a la altura Su vida ha cambiado radicalmente de ser un estudiante de cine en Los Ángeles o un bachiller en Suiza de esmerada educación, a convertirse en una tangible promesa del toreo. José María Manzanares suele repetir que el toreo siempre salva al hombre, y a lo mejor a Cayeta- Quería verme dueño de mi propia vida sin ningún tipo de intrusión. Es lo que me dio valor para decidirme. El tiempo me entregó la fuerza para tomar mis propias decisiones