Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 26 2 2006 ABC MARIANO RAJOY Presidente nacional del Partido Popular El problema de Zapatero es la fiabilidad. Tendrá que dar pasos para que confíe en él MADRID. La entrevista con Mariano Rajoy se produce en un momento político convulso. Hace pocos días se ha aprobado en el Parlamento una controvertida declaración sobre el 23- F, mientras que aún resuenan los ecos de la manifestación de la AVT, todo ello con el telón de fondo de un hipotético proceso de paz y de una nada hipotética negociación del Estatuto catalán. Rajoy aprovecha también para replicar a la oferta de entendimiento que desde estas mismas páginas le lanzó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hace una semana. ¿Por qué ha apoyado el PP una declaración institucional que difumina el papel del Rey en el 23- F? -No estoy de acuerdo con el texto de esa resolución. El Rey fue factor decisivo para que el golpe de Estado no saliera adelante y la verdad y la historia hay que respetarlas siempre. La única razón por la que la hemos votado, según me han explicado mis compañeros, es para que hubiera una resolución condenando lo que se produjo el 23- F y evitar que algunos dijeran que el PP no lo condenaba. -Si usted hubiera estado informado del contenido de esa resolución, ¿el PP la hubiera apoyado? -Me parece una falta de respeto a la verdad y una forma de hacer el ridículo frente a los partidos nacionalistas. Una vez me dijo un importante historiador que el problema de los nacionalistas es que para ellos la historia es impredecible. La capacidad de manipular y de mentir es de tal calibre que eso debiera servir de reflexión a mucha gente. ¿Cree que hay quien podría plantear una reforma del modelo de Estado en caso de que se modifique el Título de la Constitución referido a la Corona? -Las declaraciones de algunos partidos nacionalistas y de IU no son precisamente para generar mucha tranquilidad, pero, en fin, creo que en la ola de disparates en que nos quieren introducir no veo que éste vaya a ponerse sobre la mesa a corto plazo. No quiero ni pensarlo. -En la entrevista con ABC, el jefe del Ejecutivo decía textualmente que el Gobierno y el país necesitan al PP ¿Qué respuesta le daría? -Pues que es verdad que necesita al PP, y lo que tiene que hacer es actuar en consecuencia. Soy un incondicional del pacto en la lucha contra el terrorismo y, además, puedo decir que lo he demostrado, porque cuando era ministro del Interior compartí información, objetivos y estrategia con el PSOE. Nada me gustaría más que recuperar el consenso. Eso pasa porque el Gobier- Siempre acudiré si me llama. Es mi obligación Así de tajante responde Rajoy a la pregunta de qué hará si recibe una llamada de Moncloa que, asegura, aún no se ha producido JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS ÁNGEL COLLADO CRISTINA DE LA HOZ FOTOS: ERNESTO AGUDO no hable poco de terrorismo, pacte con la oposición, respete el Acuerdo por las Libertades, no cambie la política antiterrorista, dé un respaldo claro a las víctimas y asegure que no va a pagar ningún precio político. La opinión pública, la gente de la calle, incluso muchísimos votantes del PSOE y dirigentes socialistas, no ven claridad firmeza y convicción en la actuación del presidente del Gobierno. Yo estoy dispuesto a retomar el Pacto Antiterrorista. ¿Cree que el Pacto sigue vigente? Porque el presidente del Gobierno piensa que tiene un valor coyuntural, que ha cumplido una función. -Pienso que sigue plenamente vigente, entre otras cosas porque fue el instrumento más útil que hubo en la lucha contra el terrorismo. Nunca ETA estuvo más debilitada. Ahora hemos pasado de un horizonte que era la derrota de ETA a otro que es la negociación. ETA ha recuperado presencia, protagonismo y condiciona la agenda política del Gobierno. Hay cosas sorprendentes, como que estén las redacciones de los periódicos esperando los fines de semana para ver si ETA tiene a bien declarar una tregua. ¿Comparte la ecuación de que debe haber vencedores y vencidos? ¿Con qué criterios morales funcionaría una democracia si después de todo lo que ha pasado decimos que aquí no puede haber vencedores ni vencidos? Sería letal para un sistema democrático que esto no se viera así. ¿Qué cree que han dicho al Gobierno una parte importante de las víctimas en la manifestación de ayer? -La gente pide un mensaje claro y nítido. Que el horizonte sea la derrota y no la negociación y el precio. La gente quiere consideración y respeto hacia las víctimas. Yo estoy dispuesto, si el Gobierno rectifica y es claro y tiene voluntad de luchar contra el terrorismo, como hemos hecho en los últimos años. -El PP ha sugerido que el Gobierno estaría teniendo contactos, exploraciones o diálogo previo con la banda. ¿Le consta que esto pueda ser así? -Lo que me consta, dado que el presidente del Gobierno no ha tenido a bien informarme, es que ha habido contactos entre Batasuna y el PSOE. Por ejemplo, hace no muchas fechas, el sindicato de Batasuna, LAB, se ha entrevista- Cuando fui ministro del Interior compartí información, objetivos y estrategia con el PSOE Sería letal para nuestro sistema democrático que no se viera que hay vencedores y vencidos Fungairiño, que tampoco era un señor cómodo con el PP, era un baluarte en la lucha contra el terrorismo No estoy de acuerdo con el texto de la declaración sobre el 23- F. El Rey fue factor decisivo do con el sindicato UGT. Es evidente que esos contactos se están produciendo. A partir de ahí, no estoy en condiciones de afirmar nada más porque no lo sé, pero digo que eso es enormemente negativo en la lucha antiterrorista. -Desde que el jefe del Ejecutivo dijo que estamos en el principio del fin ETA ha perpetrado tres atentados, parece que destinados a continuar con el chantaje económico. ¿Cómo es posible casar la declaración de Zapatero con estos atentados y con una comunicación de la banda en la que persiste en sus objetivos? -Para mí en muy difícil responder. Si Zapatero dice que estamos en el principio del fin, poco después ETA da a conocer un comunicado en el que no aporta nada nuevo, y, además, hay tres atentados; esto no casa. Zapatero tiene que hablar de esto poco; cuanto menos hable, mejor. Además tiene que tener una política clara y firme y, por último, buscar un pacto con la oposición. Hace pocas fechas hemos visto cómo Felipe González dice que no comparte el optimismo de Zapatero. Pues lo mismo dicen Garzón y otras personas. ¿Tiene confianza en el jefe del Ejecutivo para establecer una relación más o menos fluida? -He tenido cinco conversaciones con él como presidente del Gobierno, casi todas a petición mía. El 14 de enero del año pasado llegamos a un acuerdo. Poco después lo enfrió y comenzaron a salir una serie de declaraciones de diversos socios del Ejecutivo. A partir de ahí, donde había dicho que sí, pasó a decir que no. Comprenderán que con esos antecedentes, algunos pasos tiene que dar para que yo pueda confiar en él. Creo que el principal problema que tiene es de fiabilidad, y como no hay claridad en las cosas, genera mucha desconfianza. Ya ni ERC ni Pasqual Maragall confían en él. -Ese problema de fiabilidad, ¿se debe a que tiene propósitos ocultos? ¿Percibe que existe un propósito de establecer un eje permanente con los nacionalistas y arrinconar al PP? -Eso es evidente y lo dice el pacto del Tinell. Ese acuerdo propone cambiar el marco jurídico- político en Cataluña (que se traduce en la reforma del Estatuto) defiende la creación de grandes grupos industriales y, en tercer lugar, establece que no se puede pactar con el PP. Lo que no sé es si el presidente va a recular, porque su gran problema es la poca claridad y la escasa confianza que transmite en los temas fundamentales, quizá porque las convicciones no estén muy claras. Nadie sabe cuáles son sus verdaderas intenciones, porque yo creo que no lo sabe ni él. -De lo que cabe deducir que el PP no acompañaría en ningún caso un proceso de mesas paralelas de negociación, tal y como ha planteado Batasuna y secundado el PNV, propuesta a la que el PSE parece adherirse. -No somos partidarios de cambiar el marco jurídico y político en el País Vasco. El País Vasco es el territorio del mundo con un mayor nivel de descentralizacion con respecto al Estado. Si alguien quiere cambiar ese marco deberá hacerlo por los procedimientos establecidos en la Ley: debate en el Parlamento vasco y, posteriormente, en el nacional. Si es una reforma de la Constitución, se debe tramitar como tal. No estaremos en ningún sitio distinto de donde están la Ley y el sentido común. ¿Cree que hechos como las decisiones del juez Grande- Marlaska y la sentencia de la Sala Segunda del Supremo sobre redenciones de penas son una respuesta del Estado de Derecho al margen del propio Gobierno? Y, ya de paso, ¿qué opina de la