Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 2 2006 Los sábados de ABC 117 GENTE El director de 007, con faldas y a lo loco FERNANDO IWASAKI ¿Por qué tantos jóvenes sueñan con ser actores o directores de cine? Quizás porque el cine le permite a uno usurpar la vida de otros o vivir vidas que no nos pertenecen, tal como quería el cineasta Lee Tamahori, detenido por ir de travestón en Hollywood y ofreciendo un pedazo de performing oral sex Ojo al manojo: usurpar la vida de otros también es delito. En realidad, hay que tener personalidad para disfrazarse de mujer y salir a la calle en busca de guerra. También hay que tener mucha urgencia para treparse al primer coche y proponerle unas chupaciones a un desconocido. Pero ya hay que tener muchísima mala suerte para que ese conductor resulte policía. ¿Qué necesidad tendría el director de la última aventura del agente 007 de meterse en un embolado así? ¿Es que acaso los actores y cineastas no tienen suficiente con el glamour y los placeres sofisticados que uno les supone? Hace unos años fue el actor Hugh Grant quien acabó detenido mientras una profesional le practicaba una performing oral sex dentro del coche. Y conste que entonces la novia de Hugh Grant era la bellísima Liz Hurley. Sin embargo, el sexo tiene razones que el corazón no entiende y la cabeza repudia. Lee Tamahori observa cómo Pierce Brosnan saluda a Isabel II durante la première en Londres de Muere otro día (2002) Por alguna razón que nada tiene que ver con la discriminación positiva, las mujeres disfrazadas disfrutan de mayor prestigio histórico y literario. Ahí está doña Catalina de Erauso- -la Monja Alférez -o la escritora Cecilia Böhl de Faber, más conocida como Fernán Caballero por no hablar de Leola, la heroína de la última novela de Rosa Montero. No obstante, los hombres travestidos sólo son aceptados en la mitología griega o en las comedias ligeras de Hollywood, como Dustin Hoffman en Tootsie o Robin Williams en La señora Doubtfire Pero una cosa es travestirse para interpretar a un actor en busca de trabajo, y otra muy distinta travestirse para interpretar a una fulana de manual (o de manual completo según) ¿Volverá Ta- EPA mahori a dirigir otra película de James Bond? ¿Dejará el cine de ciencia- ficción por el cine de ciencia- fricción? ¿Y si ese policía incorruptible era en realidad una espía disfrazada de cliente en busca de performing oral sex por las calles de Hollywood? EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR Tras la ruptura con Pipi, a Terelu Campos le crecen novios como setas Primero fue un empresario gallego que responde al nombre de Carlos Agrelo, está divorciado, es atractivo, lleva un concesionario de coches BMW en Santiago y frecuenta las noches de Madrid, donde conoce a mucha gente. De la noche a la mañana, el tal Agrelo se encontró en todos los titulares de las crónicas rosas, donde se le presentaba como el nuevo amor de Terelu Campos, quien hace ya una semana anunció su ruptura sentimental con Pipi Estrada. Apenas 24 horas después de esa noticia, que Terelu hizo pública a su llegada a la cena de la peña taurina las Majas de Goya que preside la marquesa de Vega de Anzo, ya le estaban adjudicando un nuevo novio, cuando apenas ha tenido tiempo de devolver el rosario de la abuela al que ha sido su pareja en estos últimos años. Lo de Pipi y Terelu estaba cantado. No es la primera vez que rompen ni se distancian, pero sí parece- -o eso apunta- -a que ésta será la definitiva. La sombra de las infidelidades y mentiras se ha cernido siempre sobre sus cabezas y más desde que Estrada fue pillado en un par de ocasiones con alguna amiga de esas que quieren conocer el Santiago Bernabéu y no tienen abono. Pero tras las crisis siempre han llegado las reconciliaciones. Pipi y Terelu reaparecían tras una tormenta y parecía que la calma volvía a su hogar. Simpático y en su argot deportivo, el propio Pipi solía contestar que este partido aún no se ha terminado cuando se distanciaba de su novia. Esta vez no. Según me cuentan, Terelu está decidida a rehacer su vida al margen de Pipi, y de ahí que ya no convivan bajo el mismo techo. En plena separación, a Terelu le cuelgan novios por todas partes. Como decía antes, primero fue Agrelo, con quien Terelu no sólo no mantiene un romance sino que además es alguien a quien no ve hace tiempo. Se conocen desde hace tres o cuatro años por amigos comunes y de ahí que hayan coincidido en alguna cena o fiesta. Se llevan bien pero ni son amigos de toda la vida, ni saben mucho el uno del otro. El porqué ha salido su nombre seguro que tiene su motivo. Pero hay más. Esta semana Sorpresa publi- ca unas imagenes de Terelu con un joven encorbatado de pelo rizado a quien presentan como el otro No entran en más detalles, puesto que con poner al lado una entrevista de Pipi con el titular soy un ingenuo sobran las explicaciones. A buen entendedor... Pues va a ser que no. El otro es un conocido de la noche madrileña, Carolo, que tiene varios restaurantes e infinidad de amigos. Los dos, junto con Katia Guerrero, salían de la casa de Pascua Ortega, que esa noche había ofrecido una cena a unos galeTerelu y Pipi ristas mexicanos que visitaban ARCO. Tras la reunión cogieron un taxi. Carolo y Katia se fueron al cumpleaños de Bibiana Fernández, mientras Terelu se despidió para irse a su casa. Carolo, Carlos... sólo es el principio. Seguro que aparecerán nuevos nombres y más rumores, pero la mejor pista para saber si Terelu está enamorada es mirarle a la cara.