Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 2 2006 Los sábados de ABC 105 Agenda Robocup 2006, del 14 al 20 de junio, en Bremen, Alemania. www. robocup 2006.o rg II Robocup Open, 27 y 28 de abril, en Gran Canaria. http: sias. iusiani. ulpgc. es waf 06 en robocup. php Us Open, del 20 al 23 de abril, en Atlanta, Estados Unidos. www. robocup- us. org European Open, Roboludens, del 7 al 9 de abril, en Eindhoven, Holanda. www. roboludens. nl Robótica 2006, del 28 de abril al 1 de mayo, en la Universidad de Minho, Portugal. www. robotica 2006. dei. uminho. pt robotica 2006 El futuro es de los humanoides. Hasta ahora sólo participaban en exhibiciones, tiraban alguna falta y poco más. En Bremen ya habrá partidos dos contra dos, y para los próximos años se anuncia un gigantesco desarrollo en este tipo de robots, los más caros y complejos En Osaka 2005 participaron más de cuatrocientos equipos procedentes de más de treinta países trivial, se comprueban año a año los avances obtenidos. Al principio ni siquiera encontraban la pelota afirma Raúl Rojas, uno de los creadores de Robocup, profesor en la Universidad de Berlín, donde trabajan cuarenta especialistas (el equipo español lo componen siete personas) Ahora se mueven muy rápido, son autónomos y golpean el balón con fuerza. Alguien con un mando a distancia no podría ganarles Y un equipo de personas... ¿podría derrotar a los robots en 2050? como se dice en el mensaje publicitario de Robocup. Rojas lo duda los problemas que existen son demasiado grandes para una fecha tan cercana y también Miguel Ángel Cazorla veo complicado que aprendan la picardía y psicología que exige un partido Sin embargo, algunos especialistas (entre otros, Ricardo A. Téllez, en la columna que completa este reportaje) creen que diez años en computación es ciencia- ficción, así que cincuenta... El mismo Rojas señala que los robots del futuro tal vez los hagan los biólogos en lugar de los informáticos, lo que significaría un nuevo comienzo, más cerca de la ciencia que de la ficción. ¿Y si de verdad Terminator o los replicantes de Blade Runner pudieran competir con los Ronaldo de 2050... qué no serían capaces de hacer en otros campos de la vida? Casinos a la caza de bots La inteligencia artificial, el sentido común de las máquinas, ha tenido muchos campos de pruebas (o de batallas) en las últimas décadas. El ajedrez quizá sea el más conocido: el duelo hombre- máquina se ha hecho tan común que ya apenas hay sitio en los periódicos para historias como la de Hydra una computadora capaz de procesar cuarenta millones de jugadas por segundo. Hay también campeonatos que premian el programa informático que logre una conversación más humana (si quieren probar un chat con un contertulio de silicio, pueden hacerlo en www. alicebot. org) Y lo último, según la revista Wired expertos en póquer online están diseñando bots (robots) que juegan en los casinos virtuales. El tiempo y las estadísticas siempre están de su parte: calculan mejor las jugadas, no es fácil distinguirlos de los humanos, pueden participar en muchas mesas a la vez... Dicen que los informáticos de los casinos rastrean una y otra vez los tapetes a la caza de máquinas, como en Blade Runner se buscaban replicantes, aunque no falta quien asegura que también la industria utiliza bots para llenar las salas cuando faltan personas con tarjetas de crédito. Detrás del espectáculo del juego hay incontables horas de programación en el ordenador el campeonato europeo de Eindhoven. Los ingenios de cuatro patas son una de las cinco categorías en las que se divide el trabajo de los investigadores y, como consecuencia, las competiciones. La liga de robots pequeños admite cinco aparatos por equipo de hasta dieciocho centímetros de diámetro cada uno, y funcionan con una pequeña cámara colgada del techo que sitúa a los jugadores en su entorno y un ordenador central que les envía las instrucciones. Ésta es la fórmula más básica. En el resto de las categorías, el ordenador está dentro del robot y no hay ninguna intervención humana desde que comienza el partido, salvo lesión o rotura. Cada robot utiliza su ojo mecánico para localizar a sus rivales o la portería, y sus circuitos para tomar decisiones: regatear, disparar, avanzar, entorpecer... Todos ellos se comunican entre sí para coordinar la estrategia de ataque o defensa. Los científicos necesitan al menos dos días para adaptar sus jugadores a las condiciones ambientales del terreno de juego La segunda categoría son robots de hasta cincuenta centímetros de diámetro, que se mueven sobre una superficie de color verde. Miguel Ángel Cazorla, profesor de la Universidad de Alicante, señala que la uniformidad de colores es esencial en la programación informática. Los fondos de las porterías son azules o amarillos, y los equipajes, rojos o azules. Para ajustar el resto de las variables ambientales, necesitamos dos días de trabajo antes de la competición Los robots de cuatro patas (hasta ahora, los Aibo de Sony, aunque esta compañía anunció recientemente que no seguirá fabricándolos) son los protagonistas de la tercera liga. La cuarta se mueve en el área de los videojuegos, una simulación de ordenador en la que los científicos compiten con sus desarrollos de algoritmos. Y la quinta es la apuesta de los próximos años, los duelos entre humanoides, un territorio complejo y caro. Hasta ahora su presencia se limitaba a las exhibiciones, pero en Bremen se anuncia un partido dos contra dos. El combate de inteligencia entre Universidades va mucho más allá del juego, como puede intuirse. Los expertos auguran un enorme filón económico en los robots asistentes para ancianos, en los sistemas de vigilancia del tráfico o en el entretenimiento. Y sobre un rectángulo verde, en un enfrentamiento aparentemente