Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 2 2006 103 Los sábados DISEÑO Y FORMA CUERPO Y MENTE de PROPUESTAS Y LUGARES ANTHONY CARO ES UN ESCULTOR QUE SE HA PASADO A LA JOYERÍA. REÍRSE ES LO MEJOR. NUNCA SE INSISTE BASTANTE EN LA EFICACIA DE ESA MEDICINA NATURAL CABAÑEROS, PARAÍSO DE MONTE MEDITERRÁNEO, CUMPLE DIEZ AÑOS COMO PARQUE NACIONAL ARTE GRANDE A ESCALA PEQUEÑA Los perritos Aibo son los protagonistas de una de las cinco competiciones de Robocup. Son jugadores autónomos, que toman sus propias decisiones en el campo Ronaldo contra Messi en los estadios, en el campeonato del mundo de selecciones. Y robots contra robots en Bremen, también en Alemania y en junio, en un duelo metálico. Robocup reúne a cientos de investigadores procedentes de universidades de más de treinta países que utilizan la mezcla de fútbol y estos ingenios electrónicos para probar sus progresos en inteligencia artificial. En 2050 prometen una cita en igualdad de condiciones entre seres humanos y máquinas. Así va el partido hoy El mundial de los robots goya, Japón, agosto de 1997. El futuro huele a regalo sin abrir en el centro de congresos, en una sala en la que hace días que trabaja sin descanso un puñado de investigadores. Casi todos han respondido a la llamada de Hiroaki Kitano, un informático con una idea: una competición de científicos bajo el celofán de un inusual partido de fútbol. En apenas mil metros cuadrados, parpadean pequeñas cajas que se mueven con iniciativa propia, cámaras que siguen sus pasos alrededor de una pelota de pingpong, ordenadores que contro- Na POR JUAN FRANCISCO ALONSO lan todo, y profesores de Universidad en bermudas, atentos a la evolución de sus chicos Al estadio se asoma un equipo de la televisión japonesa, tentado por el marketing del acontecimiento, el primer campeonato del mundo de fútbol practicado por robots Los técnicos, cámara en mano, bromean con la torpeza de los jugadores encienden su equipo de luces y... ...Y los robots, cegados por la explosión blanca, que no está prevista en sus circuitos, se detienen perdidos. Kitano y los suyos maldicen en voz queda. ¿Acaso no habían prometi- do que en 2050 un equipo de robots podría ganar a uno de humanos, a los galácticos de entonces? ¿Era esa una forma de empezar? Robocup celebrará su primera década en Bremen, Alemania, del 14 al 20 de junio, en las mismas fechas que el campeonato del mundo de selecciones. Los rivales de 2050, humanoides contra la selección brasileña, o contra la española, aún están a años luz, desde luego, aunque en este tiempo han cambiado mucho las cosas. A los robots ya no se les ciegan los ojos. Es más, los partidos resultan ágiles, rápidos, en- tretenidos según dice Vicente Matellán, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Y, cuando la cita es en Japón, incluso acompaña el ambiente, los gritos de los aficionados. En 2005, Robocup se celebró en Osaka, y miles de personas iban y venían entre los diferentes terrenos de juego, con el mismo tipo de ansiedad de una tarde de domingo antes de la jornada de Liga. A mediados de los noventa, los investigadores en inteligencia artificial de diferentes Universidades llegaron a la Antes de Bremen habrá dos torneos en España y Holanda (Pasa a la página siguiente)