Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 2 2006 Internacional 29 El alcalde de Londres, suspendido un mes por insultar a un periodista judío y no disculparse Ken Livingstone le llamó guardián de campo de concentración al replicar a una pregunta EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El alcalde de Londres, Ken Livingstone, ha sido suspendido de sus funciones durante un mes por haber llamado guardián de campo de concentración a un periodista judío y no presentar sus disculpas. El cuerpo administrativo que le ha sancionado estima que el alcalde actuó de manera innecesariamente insensible y ha perjudicado la reputación de los servicios municipales. La suspensión deberá a aplicarse a partir del 1 de marzo. Livingstone, un personaje díscolo en el laborismo, frecuentemente altanero y siempre acerbo con sus enemigos- -en este caso el periódico Evening Stantard, a cuya redacción pertenece Olivier Finegold, el periodista insultado- consideró que su suspensión golpea el corazón de la democracia pues los políticos elegidos deberían sólo poder ser removidos de su cargo por los votantes o por haber transgredido la ley El alcalde arremetió contra los tres miembros del organismo independiente encargado de juzgar el comportamiento de los cargos electos municipales, ya que no se debería permitir que quien no ha sido elegido pueda revertir los votos de millones de londinenses Durante su suspensión, Livingstone será sustituido en sus funciones por la teniente de alcalde, Nicky Gavron. Si una posible apelación fracasa, el alcalde deberá pagar los 120.000 euros que ha costado el proceso. Livingstone mantiene desde hace años una guerra personal contra el grupo periodístico Associated Newspapers, al que pertenece el Evening Standard, un diario vespertino que sólo se distribuye en Londres, que por su par- Livingstone, con una reproducción de un autobús, el pasado noviembre te guarda la misma inquina hacia el alcalde. A las duras críticas que recibe desde las páginas de ese periódico o desde su hermano Daily Mail, Livingstone suele responder recordando el aplauso que el grupo dedicaba a Hitler en los años treinta. AFP El encontronazo En ese contexto tuvo lugar en febrero de 2005 su encontronazo con Finegold. El periodista abordó al alcalde cuando éste abandonaba una fiesta en la que se celebraban los veinte años de la salida del armario de un diputado laborista. Livingstone preguntó al redactor si se le acercaba como un criminal de guerra alemán Cuando Finegold le respondió que era judío y que le estaba ofendiendo, el alcalde comentó: bueno, en realidad eres como un guardián de un campo de concentración, simplemente lo estás haciendo porque te pagan A pesar de la polémica levantada, Livingstone se ha negado a pedir disculpas, incluso a pesar de las maneras impecables de Finegold, que no cometió excesos verbales ni dio muestras de hostilidad, como muestran las grabaciones según ha destacado Veronica Wadley, directora del Evening Standard. El alcalde ha sido suspendido no tanto por sus palabras, como por haber fallado en admitir que su conducta era inaceptable como ha indicado el presidente del cuerpo que ha examinado su proceder tras las quejas presentadas por una entidad judía.