Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 2 2006 25 La presidenta de Filipinas declara el estado de emergencia tras un supuesto intento de golpe de Estado El alcalde de Londres es suspendido de empleo y sueldo durante un mes por insultar a un periodista judío Rice no logra que los árabes aíslen a Irán y Hamás SHANNON (IRLANDA) La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, terminó ayer una gira de cinco días por Oriente Próximo sin conseguir el apoyo de los países árabes para su política de aislamiento de Hamás e Irán. La jefa de la diplomacia estadounidense pidió a los países árabes no financiar a la Autoridad Palestina si Hamás forma Gobierno. Espero que todo Estado que tenga la intención de financiar a un Gobierno dirigido por Hamás piense en las implicaciones que tal acción tendría para Oriente Próximo y para el proceso de paz declaró. Rice también lanzó una fuerte ofensiva diplomática contra Irán, país al que calificó de reserva central del terrorismo y de amenaza para toda la región por su programa nuclear. Sin embargo, sus gestiones, por el momento, no han dado resultado ni en Egipto, ni en Arabia Saudí ni en los Emiratos Árabes Unidos. El ministro egipcio de Exteriores, Ahmed Abu Gheit, opinó que es necesario dar tiempo a Hamás. Y el jefe de la diplomacia saudí, Saud al Fayzal, avanzó que Riad ayudará a la Autoridad Palestina, incluso con un Gobierno de Hamás. Las férreas medidas de control frenan la ola de violencia religiosa en Irak Los imanes multiplican las llamadas a la unidad en el día de la oración b Pese a que todos los líderes del país pidieron contención, ayer fue atacado el mausoleo chií de Salman al Farisi, a unos treinta kilómetros al sur de Bagdad ABC BAGDAD. La ampliación del toque de queda y los llamamientos concertados a la unidad desde las mezquitas consiguieron frenar ayer la ola de violencia que se ha cobrado la vida de unas 200 personas después del ataque contra una venerada mezquita chií en la ciudad de Samarra. No obstante, pese a todos los llamamientos a la calma, un grupo de hombres armados disparó dos cohetes contra un mausoleo sagrado del chiísmo en la localidad de Salman Pak, a unos 30 kilómetros al sur de Bagdad. Un proyectil destruyó la puerta, y otro cayó en las cercanías del lugar. En el mausoleo se encuentra la tumba de Salman Al Farisi, Salman el Puro compañero de Mahoma. No es un templo tan venerado como la mezquita Askariya de Samarra, aunque sí es uno de los habituales lugares de peregrinación de los chiíes. El toque de queda- -que se decidió prolongar al día de hoy- -convirtió Bagdad en una ciudad cerrada. Pero, pese a la prohibición de salir de casa, decenas de miles de seguidores del clérigo chií Moqtada al Sadr desobedecieron la orden y marcharon en manifestación a la mezquita. Aunque las manifestaciones transcurrieron en calma. El propio Sadr multiplicó ayer las manifestaciones de concordia dirigidas a los suníes: Somos hermanos y no enemigos arengó. Las milicias de Sadr han sido señaladas como posibles ejecutoras de los ataques a mezquitas suníes y otras acciones de venganza. Pero el líder integrista se reunió ayer con la más influyente organización religiosa de los suníes, la Asociación de Ulemas, con la intención de alcanzar un acuerdo que detenga la violencia e impida nuevos ataques contra las mezquitas de una u otra comunidad. Sadr llegó incluso a proponer que sus milicias custodien los templos suníes amenazados. Negociaciones con Moqtada Pese a su reputación de radical, el clérigo vuelve a emerger como un influyente político. Y aunque tuvo más de un enfrentamiento con la Asociacion de Ulemas, también mantiene puntos de acuerdo esenciales con ellos, como su común rechazo a dividir Irak en tres regiones federales o su deseo de que se marchen las tropas de EE. UU. bre a 133.000 efectivos- -han multiplicado sus patrullas. Por su parte, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, durante su gira por Oriente Próximo que le ha llevado hasta Beirut, enfatizó que no creo que le hagamos ningún bien al pueblo iraquí, o que sea realmente justo para ellos este estar continuamente discutiendo la posibilidad de que puedan caer en una guerra civil, cuando parece que los únicos que desean una guerra civil en Irak son terroristas como Zarqaui Otro problema al que debe hacer frente estos días la Administración Bush es el visto bueno para que una compañía pública de los Emiratos Árabes Unidos gestione terminales de carga en seis grandes puertos estadounidenses. Esta polémica entró ayer en una especie de período de enfriamiento. En coordinación con la Casa Blanca, Dubai Ports World (DPW) anunció que no piensa completar esta operación la semana que viene, optando voluntariamente por una moratoria para calmar las grandes críticas generadas por esta inversión. Según indicó el gurú electoral Karl Rove, no hay ninguna prisa, pese a la amenaza de querellas, y lo importante es disipar las dudas generadas entre miembros republicanos y demócratas del Congreso. Al Hakim, líder religioso chií, culpó del ataque a seguidores de Sadam Husein y miembros de Al Qaida Por su parte, el religioso Abdulaziz al Hakim, líder del más importante partido político chií, también hizo un llamamiento a la unidad e insistió en que quienes atacaron la mezquita de Samarra no representan a los suníes de Irak Al Hakim responsabilizó del ataque a seguidores de Sadam Husein, al terrorista Zarqaui y a la organización Al Qaida en Irak, Tras lo que insistió: Tenemos que estar unidos para eliminarlos... Es lamentable que las cosas hayan llegado a tal extremo que suníes y chiíes tengan que pagar por los crímenes cometidos por Zarqaui, el enemigo del Islam y de los iraquíes Pese a la relativa calma de la jornada, la Policía informó de que unas veinte personas fueron asesinadas en los alrededores de Bagdad durante la noche. Una cantidad considerable, pero menor si se compara con los 180 muertos habidos en las 48 horas que siguieron al ataque a la mezquita de Samarra. Asimismo, en esta misma ciudad murieron tres soldados en una atentado contra una patrulla militar. Y es que al margen de los enfrentamientos religiosos, no hay día en el que la violencia cotidiana no se cobre nuevas víctimas. Y aunque ayer la situación no llegara a desbocarse, el embajador de EE. UU. en Bagdad, Zalmay Jalilzad, reconoció que éste es un momento de suma gravedad, aunque también señaló que esta tragedia también puede servir para unir a la sociedad Policías iraquíes vigilaban ayer la mezquita chií de Al Hady en la ciudad de Samarra AFP