Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 2 2006 Nacional 15 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN El partido de los intelectuales catalanes nacerá el 4 de marzo con mil afiliados La formación de Boadella quiere que el castellano no sea relegado en la escuela b La plataforma no nacionalista, Maragall dice ahora que la definición de nación está abierta Á. MARÍN ENVIADO ESPECIAL NUEVA YORK. La definición de Cataluña como nación no es una cuestión cerrada Así lo aseguró el presidente catalán, Pasqual Maragall, pese a las declaraciones en contra tanto del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como del líder de CiU, Artur Mas, Maragall destacó, en una conferencia pronunciada la noche del miércoles en la Universidad de Nueva York, que la definición de si Cataluña es o no una nación es una decisión que las Cortes han dejado para el final del debate en ponencia de la reforma del Estatuto catalán, por lo que es una cuestión todavía no cerrada pese al pacto Gobierno- CiU. con 39 agrupaciones en toda Cataluña, denuncia que todos menos el PP participan en un proyecto de construcción nacional IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Cataluña se ha vuelto inhóspita para quienes no son nacionalistas Con esta constatación se lanzará, el 4 de marzo, el proceso constituyente de un partido político abierto a todos aquellos que desde posturas democráticas no comulguen con la ideología nacionalista Promovido por la plataforma Ciudadanos de Cataluña (CdC) el nuevo proyecto político nace con el objetivo de dar cobertura a todos aquellos votantes que rechazan el nacionalismo y no se sienten representados por ninguno de los partidos con sello parlamentario en Cataluña. Un total de 39 agrupaciones por todo el territorio catalán- -las más importantes en Barcelona ciudad y en Tarragona- -y un millar de colaboradores activos avalan que existe un espacio político por cubrir Bajo la batuta de Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Xavier Pericay, Iván Tubau y Carlos Trias, este proyecto se presentó en sociedad el pasado junio con un manifiesto que pedía, básicamente, la creación de un partido no nacionalista en Cataluña. Nueve meses después, el grupo ha constatado que existe un espacio político huérfano en Cataluña. ciedad libre que ponga fin al monopolio nacionalista, a la obligación de abrazar el credo catalanista para hacer política sin ser agredido, al encubrimiento sistemático de la corrupción bajo el velo del patriotismo Así, denuncian que todos menos el PP participan en un proyecto de construcción nacional Entre sus líneas ideológicas, desta- El nuevo partido defenderá la ciudadanía, la libertad, la igualdad, el laicismo y el bilingüismo can la defensa de la ciudadanía- los territorios carecen de derechos. Sólo tienen derechos las personas la libertad e igualdad, el laicismo y el bilingüismo. Y en este último punto, CdC hace la única concreción programática: reformular el modelo educativo. Así, el manifiesto compromete al futuro partido a promover la reforma educativa para que tanto el catalán como el castellano sean lenguas vehiculares y para que la primera educación se ofrezca en la lengua que decidan los padres Además, exigirá el cierre inmediato de las Oficinas de Garantías Lingüísticas y se opondrá a cualquier discriminación por motivos de lengua incluida la Función Pública. Punto de partida Por ello, el próximo día 4 presentarán su proyecto en un acto dirigido por el dramaturgo Albert Boadella, en el Teatro Tívoli de Barcelona. Será el pistoletazo de salida para el proceso de creación de una formación política con el objetivo de que en tres meses- -entre mayo y junio de este año- -el nuevo partido político esté en condiciones de empezar a andar. A nadie se le escapa que el complicado escenario político catalán, con un gobierno tripartito contra las cuerdas por la oposición de ERC al Estatuto avalado por PSC e ICV, obliga a pensar seriamente en unas elecciones autonómicas anticipadas. Y en estas condiciones, la plataforma no nacionalista sabe que tiene de margen para estructurar y dar entidad jurídica al proyecto hasta que el Estatuto se apruebe en las Cortes. En esos meses, el grupo dirigente de CdC se constituirá en comité de garantías para pilotar el proceso de creación del partido, cuyas líneas maestras se definen en el Segundo Manifiesto de CdC. El texto advierte de que la tarea prioritaria hoy, en Cataluña, es la de sumar fuerzas para luchar por una so- Rajoy posa con una simpatizante del PP durante su campaña de recogida de firmas en Sevilla AFP Rajoy exhorta a Chaves a que ejerza el liderazgo en defensa de la nación española ABC SEVILLA. El líder del PP, Mariano Rajoy, afirmó ayer en Sevilla que le corresponde a la comunidad andaluza, con más de ocho millones de habitantes, ejercer el liderazgo en España ante el debate territorial, en la defensa de que sólo hay una nación y que todos los españoles son sujetos de los mismos derechos y deberes. Rajoy, que hizo estas afirmaciones en el foro de un grupo de comunicación, manifestó que ésa es la gran res- ponsabilidad de la clase dirigente andaluza ante el conjunto de los españoles, si bien lamentó que desde el Gobierno de Manuel Chaves, presidente del PSOE, no se está ejerciendo. Además, hizo una apuesta por la alternancia en Andalucía de la mano de Javier Arenas y aseguró que el equipo actual del partido en esta comunidad es extraordinario informa Ep. Asimismo, denunció que el principio inspirador y el hilo conductor de la acción de José Luis Rodríguez Zapatero está siendo el de debilitar al Estado En este sentido, tras reprochar al Gobierno que haya equivocado el objetivo nacional, aseguró que la estrategia actual consiste en preguntarse quiénes somos y de dónde venimos abriendo heridas del pasado, volviendo a hablar de la Guerra Civil y cargándonos el consenso en materia territorial Esta actitud resulta inútil y no le gusta a la gente subrayó el presidente del PP, para criticar a los socialistas el que hayan abandonado lo más importante esto es, la política económica y las reformas estructurales. Rajoy continuó ayer en Sevilla con su campaña de recogida de firmas contra el nuevo Estatuto catalán, consiguiendo ya la número dos millones.