Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes LIGA DE CAMPEONES OCTAVOS DE FINAL, IDA JUEVES 23 2 2006 ABC TERRY RONALDINHO No hubo duelo entre el brasileño y el central, que dijo que al azulgrana sólo se le frena con patadas Sus compañeros sí lo hicieron, pero no le detuvieron cuando el carioca se activó La samba sobrevoló por encima de la estaca ENRIQUE YUNTA Ronaldinho es el jugador del Barcelona más difícil de parar, porque como tenga su día es el mejor. La mejor manera de hacerlo es con patadas. Es importante dejarle claro en los primeros diez minutos que estás ahí, para que se mantenga alejado Eran las palabras de John Terry en la previa del partido más esperado del año, toda una declaración de intenciones, jugar con las cartas marcadas. En realidad, razón no le falta al central del Chelsea. El caso es que todo el mundo esperaba ansioso un uno contra uno entre el brasileño y el central inglés, sobre todo para ver si Terry le atizaba un palo sin reparos. La pelota o el tío, pero los dos no. De todos modos, la ubicación de Terry en el eje de la zaga- -central izquierdo- -le alejaba de Ronaldinho, especialmente volcado ayer a la banda izquierda. El único duelo que tuvieron se produjo cuando el colegiado expulsó a Del Horno, pues ambos se zarandearon en una trifulca múltiple. No en vano, el mensaje del capitán inglés caló hondo entre sus compañeros, especialmente en el portugués Ferreira, que se ensañó con el carioca desde la primera jugada en la que intervino hasta que cambió de banda para ocupar el lateral de Del Horno. Ronaldinho no estuvo especialmente participativo, le falto genio. Pero apareció cuando se le necesitaba. Es cierto que recibió muchos balones, pero lejos de la zona de peligro. Para colmo, siempre que la pelota llegaba a sus pies tenía a alguno de los de azul echándole el aliento en el cogote. El brasileño dispuso de la mejor oportunidad del conjunto azulgrana en la primera mitad, aunque el disparo del 10 lo repelió con efectividad Petr Cech. Terry iba a lo suyo. Quedó patente que es la voz dominante del conjunto de Mourinho. El central es un tipo con carisma y está sobrado de aptitudes. Se mostró implacable en todos los balones aéreos y de ahí que subiera a rematar, junto a Carvalho, cualquier jugada a balón parado. De hecho, molestó lo justo a Motta para que éste marcara en propia puerta. Pero, cosas del fútbol, Terry emuló al italo- brasileño y devolvió el favor al Barça y un rechazo suyo, después de una falta lateral ejecutada por Ronaldinho, significó el empate. El central se redimió desbaratando dos goles cantados del Barça, pero poco pudo hacer para frenar una contra letal que Ronaldinho, mucho más liberado con la entrada de Larsson, condujo sólo como él sabe. Por eso es el balón de oro Josico disputa el balón con Prso WERDER BREMEN JUVENTUS 3 2 Sí, dieron pena, pero ganarán en Londres Mourinho confesó estar convencido de que el Madrid se clasificará E. ORTEGO LONDRES. Inglaterra, la Prensa y los aficionados, monopolizaron en Henry la gran victoria del Arsenal en el Bernabéu. Le tratan de Rey y presionan al jugador, de paso, para que acepte la superoferta que le ha hecho el club y continúe en la Liga inglesa. Pocos esperaban en la Islas una recuperación tan abismal de los gunners en un estadio donde nunca habían jugado, hasta el punto de que se han convertido en el primer equipo inglés que gana al Real Madrid a domicilio. El mensaje ayer desde Highbury era sencillo y concreto. Vamos a tener los pies en la tierra, no hay nada hecho. Lo mismo que nosotros ganamos en Madrid ellos pueden hacerlo aquí. Estamos hablando de un equipo con una gran experiencia en la Copa de Europa... Y poco más o menos piensa el entrenador del enemigo local del Arsenal, el Werder (4- 4- 2) Wiese; Owomoyela, Fahrenhorst, Naldo, Schulz; Frings, Baumann, Micoud, Borowski; Klose (Valdez, m. 68) y Klasnic. Juventus (4- 4- 2) Buffon; Blasi, Thuram, Cannavaro, Balzaretti; Camoranesi (Zalayeta, m. 74) Emerson, Vieira, Nedved; Trezeguet e Ibrahimovic (Del Piero, m. 59) Árbitro Mejuto González, de España. Tarjeta amarilla a Nedved, Schulz, Trezeguet, Balzaretti y Vieira. Goles 1- 0, m. 39: Schulz. 1- 1, m. 73: Nedved. 1- 2, m. 82: Trezeguet. 2- 2, m. 87: Borowski. 3- 2, m. 90: Micoud. Comentario Corta victoria del Werder, que tuvo mucho tiempo el balón en su poder ante la nutrida defensa del Juventus, que hizo valer su efectividad arriba con rápidos contragolpes que le llegaron a poner por delante en el marcador superando el primer gol de Schulz. Marcaron Nedved y Trezeguet pero la fuerza física de los alemanes dieron la vuelta al resultado en los minutos finales. inefable José Mourinho, que ayer, hora y media antes de que comenzara el Chelsea- Barcelona, se paseó por la sala de Prensa y saludó a los colegas catalanes con los que vivió en su etapa azulgrana. Cuando amistosamente se le preguntó por el Arsenal- Real Madrid, con una media sonrisa, pero con rotundidad, contestó. Sí, el Madrid mal, da- Woodgate, sólo una contractura El defensa inglés no padece rotura de fibras y al decir de Alfonso del Corral- -jefe médico del Real Madrid- es una buena noticia. Tiene una pequeña contractura en los músculos isquiosurales y bíceps de la pierna izquierda. Iniciará un tratamiento específico de recuperación a partir de hoy. Y no se estima de momento tiempo de baja. rían pena, pero yo estoy convencido de que van a ganar en Londres Y ese convencimiento parece haberse alojado también en distintas esferas del madridismo. Desde la clase directiva a parte de la clase trabajadora, es decir, los jugadores. Posiblemente para el partido de vuelta ya no se comprometan con ningún espíritu del pasado, pero tienen dos semanas para convencerse, precisamente, de lo que ayer comentaba Henry, que si el Arsenal, que llegaba a la baja, fue capaz de dar esa lección de fútbol colectivo tanto defensiva como ofensivamente, el Madrid, si recupera el nivel apuntado en algunos partidos durante los dos últimos meses, también puede ganar en Highbury. El único pero que se puede poner a este último ataque de optimismo de la casa blanca es que el equipo no ha dado la talla en los partidos importantes y ante rivales de calidad.