Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura JUEVES 23 2 2006 ABC Gerardo Vera apuesta por un Valle- Inclán naturalista en su montaje de Divinas palabras El nuevo espacio del CDN abre hoy sus puertas con la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero teatro se integre dentro de la cultura del barrio, y que sea un centro dramático en pequeño para Lavapiés aseguró el director del CDN JULIO BRAVO MADRID. Hoy abre sus puertas el Teatro Valle- Inclán. Lo hará con una de las obras fundamentales de la historia del teatro español: Divinas palabras escrita por el dramaturgo gallego del que ha tomado el nombre el nuevo espacio, con dirección de Gerardo Vera, responsable del Centro Dramático Nacional (CDN) y en una jornada festiva que contará con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Es lógico, por tanto, el ambiente de euforia que se respira en el CDN. Y si anteayer, durante la entrega de llaves del teatro por parte de su propietario, el Ayuntamiento de Madrid, a su gestor, el Ministerio de Cultura, se habló del continente- -el nuevo teatro situado en el corazón del Madrid castizo, la plaza de Lavapiés- ayer se habló del contenido. Tanto Gerardo Vera como Juan Mayorga, autor de la versión, defendieron la importancia de Divinas palabras Éste aseguró sin titubeos que se trata de uno de los mayores textos teatrales de todos los tiempos y en cualquier lengua Vera comenzó su intervención agradeciendo al equipo anterior del CDN- -el que dirigió Juan Carlos Pérez de la Fuente- -el trabajo realizado para la recuperación de este teatro. Justificó el nuevo nombre del teatro- -que antes fue la Sala Olimpia- -en que era b Mi voluntad es que este necesario que España tuviera un teatro dedicado a Valle- Inclán y definió como un sueño acariciado desde hace años el poder abordar este montaje. Las reivindicaciones vecinales presentadas el martes frente a la puerta del teatro tuvieron continuidad ayer en varias preguntas formuladas durante la rueda de Prensa, y que se referían fundamentalmente a la integración del teatro (segunda sede, hay que recordarlo, del Centro Dramático Nacional) dentro del barrio de Lavapiés. Aseguró Vera que su voluntad es que el teatro se integre dentro de la cultura del barrio, y que sea un centro dramático en pequeño para Lavapiés. Estar de espaldas a nuestro entorno sería un disparate Huir del costumbrismo Según sus explicaciones, Gerardo Vera ha planteado un montaje naturalista y ha querido huir del costumbrismo que pudiera desprenderse de la obra. Se ha subrayado mucho este aspecto, y no queríamos caer en ese teatro costumbrista, benaventiano, que Valle- Inclán odiaba Vera, un celebrado escenógrafo, ha optado en esta producción por la sencillez. Hay directores que Escena de Divinas palabras dirigida por Gerardo Vera parece que cuando vienen al Centro Dramático Nacional se ven obligados a levantar grandes escenografías. Yo he colocado simplemente una pared y un árbol. Es un árbol de verdad, que nada tiene que ver con Galicia, y que al final se arranca como símbolo de la libertad que ha llegado a una sociedad cerrada como la que presenta Valle. El montaje es de una enorme simpleza, porque el trabajo ha sido valorar la figura del actor, que es quien tiene que hacernos entender el apabullante mensaje de Valle De la calidad del lenguaje hablaron Vera, Juan Mayorga y varios de los actores de la función. Mayorga mostró su habitual lucidez y dijo que las divi- ABC El montaje es de una enorme simpleza porque he querido valorar la figura del actor, que es quien tiene que trasladarnos el apabullante mensaje de Valle dice Vera nas palabras son las que Valle- Inclán escribió. No hay en este montaje ni una sola palabra que no sea suya. Los críticos de su época dijeron de la obra que mostraba un mundo sucio, abyecto y repugnante; y es verdad, pero Valle le otorga una palabra muy alta y hace que lo representado se eleve. La palabra de Valle sacude a los espectadores como un relámpago La mayor aportación de Mayorga ha sido convertir al perro Coimbra- -que en la obra acompaña a uno de los protagonistas, el Séptimo Miau- -en un ser humano. Coimbra- -dijo el dramaturgo- -es una extensión de su dueño, y Valle nos presenta un mundo de seres salvajes, de hombres animalizados. Coimbra es un perfecto envés para estos El reparto de Divinas palabras que estará en cartel hasta el próximo 9 de abril, combina, como dijo Vera, a actores veteranos y consagrados con otros más jóvenes y nuevos. Entre aquellos figuran Fernando Sansegundo, Sonsoles Benedicto (que estuvo en las Divinas palabras con las que Tamayo inauguró en 1961 el teatro Bellas Artes) Julia Trujillo, Emilio Gavira (que da vida a Laureaniño) Julieta Serrano, Fidel Almansa o Alicia Hermida. Entre los más jóvenes destaca la presencia de Elisabet Gelabert (actriz habitual de La Abadía) que encarna a Mari- Gaila; Jesús Noguero (que interpreta al Séptimo Miau y hace su segundo Valle en el nuevo CDN, ya que estuvo en Cara de plata Gabriel Garbisu o Carlota Gaviño.