Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 2 2006 49 La Comunidad de Madrid deja en manos de las empresas la opción de fumar en sus cafeterías La Unión Europea autoriza la vacunación de aves en Francia y Holanda contra la gripe aviar Cañizares: Seguiré defendiendo la unidad entre los pueblos de España No me siento príncipe de la Iglesia sino servidor declara el prelado del Episcopado agradeció su nombramiento a Benedicto XVI, a quien calificó de campeón de la fe y heraldo del amor de Dios JESÚS BASTANTE MADRID. Nada más hacerse público su nombramiento como nuevo cardenal de la Iglesia católica, Antonio Cañizares se paseaba, visiblemente emocionado, por los pasillos de la Casa de la Iglesia. A su lado, varios de sus colaboradores, que sostenían los móviles que no paraban de sonar para felicitar al vicepresidente del Episcopado por su ascenso a la púrpura. Los obispos presentes en la Comisión Permanente, con su presidente Ricardo Blázquez a la cabeza, improvisaron una celebración en el descanso de la reunión, tomando un vino juntos y felicitando a nuestro amigo como resaltó en rueda de prensa el obispo de Bilbao. Ante los medios, Antonio Cañizares comenzó por agradecer con emoción a Benedicto XVI por este gesto de confianza para la diócesis de Toledo- -que históricamente siempre ha sido sede cardenalicia- -y la Conferencia Episcopal española El nuevo purpurado, quien conocía la noticia desde el pasado lunes, reveló que su primer pensamiento fue para mis padres y mi familia, que no podrán gozar de este acontecimiento y de este honor que, sin duda, supera mi capacidad y agradeció el calor demostrado por los obispos y colaboradores de la Casa de la Iglesia, en especial de Blázquez, a quien calificó de querido hermano y gran amigo b El vicepresidente Que Dios te bendiga, Antonio Una de las felicitaciones más sentidas que recibió ayer monseñor Cañizares fue la del ministro de Defensa, José Bono. A la hora de la comida, el nuevo purpurado respondió a una llamada anterior del dirigente socialista. La conversación transcurrió entre bromas y en un tono familiar. Bueno, qué, Antonio, ¿ya de rojo? bromeó el ministro. Sí, pero de rojo púrpura contestó el prelado. Bono se comprometió a acudir a Roma el 24 de marzo, y se despidió de Cañizares de un modo singular: Que Dios te bendiga, Antonio da para ello. No sé ni quiero hacer otra cosa Aunque no quiso revelar si el esperado documento sobre la unidad de España verá la luz en los próximos meses no es el tema de esta comparecencia indicó) el arzobispo de Toledo sí recordó la unidad multisecular, de historia compartida, entre los pueblos de España, que va más allá de los territorios, y que tiene una vinculación histórica con la sede primada de España, que es la de Toledo Finalmente, Antonio Cañizares quiso referirse a la visita que Benedicto XVI realizará en julio a Valencia para clausurar el Encuentro Mundial de las Familias, al que se espera la asistencia de más de un millón de personas. Sobre el mismo, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal declaró que va a ser muy importante resaltando que el Papa viene a fortalecer la familia, y alentar el papel fundamental de esta institución en la verdad del hombre Entera fidelidad al Papa Preguntado sobre su nueva función junto al Papa, Cañizares indicó que no me siento príncipe de la Iglesia sino servidor En este sentido, el futuro purpurado se comprometió a servir a la Iglesia y desgastarme en la entrega sin límites en la caridad, fundamentalmente hacia los necesitados Del mismo modo, el vicepresidente del Episcopado proclamó su entera fidelidad a Benedicto XVI, a quien calificó de campeón de la fe y heraldo del amor de Dios Mi misión es la de ayudar con todas mis fuerzas al Papa, vivir con entera fidelidad a él. Se me llama a un servicio mayor: de siervo de los siervos de Dios El que será noveno cardenal español se comprometió a alentar la esperanza de toda la Iglesia y resaltó su plena comunión con el Papa, con toda la Iglesia y con el pueblo español, anunciando que seguiré defendiendo la unidad histórica entre los pueblos de España y trabajaré de forma decidi- Ricardo Blázquez abraza a Antonio Cañizares tras la rueda de prensa celebrada ayer en la Conferencia Episcopal CHEMA BARROSO Los otros cardenales españoles Carlos Amigo: El arzobispo de Sevilla, de 71 años, es cardenal desde 2003. Ricardo María Carles: Arzobispo emérito de Barcelona. Cumplirá 80 años en septiembre. Cardenal desde 1994. Julián Herranz: Presidente del Pontificio Consejo de Textos Legislativos. 75 años. Cardenal desde 2003. Eduardo Martínez Somalo Camarlengo. 78 años. Cardenal desde 1988. Antonio María Rouco: Arzobispo de Madrid. 69 años. Cardenal desde 1998. Francisco Álvarez: Cardenal emérito de Toledo. 81 años. Antonio María Javierre: Emérito de la Congregación para el Culto. 85 años. Ángel Suquía: Cardenal emérito de Madrid. 89 años. El hombre del Papa en España J. BASTANTE Es el hombre de confianza del Papa en España revela un alto cargo de la curia vaticana refiriéndose a Antonio Cañizares (Utiel, 15 de octubre de 1945) El nuevo cardenal de la Iglesia católica, arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, trabaja junto a Ratzinger desde que Juan Pablo II le nombrara en 1995 miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Sacerdote desde 1970, en 1992 fue consagrado obispo de Ávila, pasando en 1997 a Granada. Desde 2002 dirige la sede primada. A sus 60 años, su relevancia en la Iglesia española ha ido en aumento y ningún tema escapa a su mediación. Cañizares dirige las negociaciones con el Gobierno sobre la LOE, y llevará el peso de las reuniones para definir el nuevo modelo de financiación de la Iglesia. Defensor decidido de la unidad de España, Antonio Cañizares fue uno de los impulsores de la instrucción pastoral sobre nacionalismo y terrorismo que vio la luz en noviembre de 2002, y ahora es el principal baluarte del movimiento episcopal que solicita posicionamiento magisterial en defensa de la integridad de España como bien moral.