Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid JUEVES 23 2 2006 ABC Vecinos de Carabanchel Alto destrozan los parquímetros en protesta contra el SER Varios aparatos, cuyo coste es de 7.000 euros, aparecían arrancados tras ser instalados el martes b Las movilizaciones se repiten en EL BARRIO, MOVILIZADO Florencio Márquez Vecino de la calle de Aguacate Me van a cobrar un nuevo impuesto y voy a tener siempre el mismo problema de aparcamiento, como hasta ahora Andrés Santacatalina Propietario de floristería Aquí no hay tanto tráfico como para imponer esta medida. Que mejoren los transportes públicos y ya verán cómo se soluciona Pocos vecinos entienden esta medida y la interpretan como una táctica de afán recaudatorio Nos van a cobrar más dinero, aparte del IBI y otros impuestos, pero ¿qué contraprestaciones nos ofrecen? se preguntaba Miguel Maravillas, propietario de una floristería. De hecho, la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto anunciaba ayer que protagonizarán en los próximos días movilizaciones porque, incluso, la mayoría de aparcamientos se destinarán a zona azul y apenas tendremos sitio para dejar el coche los que residimios en este barrio recordaba la avenida de la Ilustración, cortada por 500 personas, mientras que el concejal de Seguridad reclama unas protestas más civilizadas JOSÉ M. CAMARERO MADRID. La tensa reacción de los vecinos de Carabanchel ante la ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) que el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha el 1 de marzo, no se ha hecho esperar: las bases de varios parquímetros instalados en el denominado casco histórico de este barrio aparecían ayer destrozados e incluso arrancados de las aceras, varias horas después de que el Consistorio los instalara. Pocos aparatos de la avenida de Carabanchel Alto y de las calles de Duquesa de Tamames y Aguacate han aguantado la brusquedad de algunos vecinos, porque nadie ayer dudaba que había sido la reacción espontánea de quienes se verán afectados por la medida. El Consistorio, por su parte, tendrá que volver a desembolsar unos 7.000 euros por cada uno de los parquímetros destrozados. Y lo peor puede estar por venir, porque algunos comerciantes hablaban incluso de insumisión a la hora de pagar las multas por no solicitar la correspondiente tarjeta de residente. Base destruida de un parquímetro situado en el centro del barrio Juan Fernández, presidente de la organización. DANIEL G. LÓPEZ Tercera jornada en el Barrio del Pilar Pero las movilizaciones contra las nuevas zonas SER llegaron ayer, de nuevo, al barrio del Pilar, donde un grupo de unos 500 vecinos llegaron a cortar la avenida de la Ilustración ante la presencia de la Policía Municipal, que no tuvo que intervenir. Se trata de la tercera jornada consecutiva en la que estos ciudadanos se concentran en la zona para protestar. Incluso, algunos parquímetros del barrio han apareci- dos repletos de pintadas contrarias a la ampliación del SER. Ante estas reacciones, el concejal de Seguridad, Pedro Calvo, aceptó las críticas de algunos madrileños, pero arremetió contra este tipo de protestas que siempre deberían ser civilizadas Calvo aseguró que se amplían zonas del extrarradio donde hay problemas de aparcamiento y circulación, y animó a los vecinos de los barrios que ahora se incorporan a que hablen con otros madrileños que al principio lo rechazaron y ahora están satisfechos.