Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 2 2006 35 La presión de los alcaldes de la Sierra obliga al delegado del Gobierno a destinar 30 guardias civiles a la zona Parquímetros de Carabanchel, arrancados de cuajo y bloqueados con silicona GANAMOS LOS VECINOS CARLOS CARNERO Eurodiputado socialista madrileño A yer en el Parlamento europeo ganamos los vecinos, consiguiendo dos cosas: que la Comisión Europea, tras dos años de reflexión a partir de la pregunta que presenté como eurodiputado en febrero de 2004, la primera en la Eurocámara sobre el soterramietno de la M- 30, se haya comprometido a emitir su dictamen en marzo sobre si es preciso realizar un estudio de impacto ambiental; otra, que el Europarlamento va a enviar- -a pesar de la oposición del PP- -una delegación de eurodiputados para estudiar sobre el terreno la situación. Ni Ruiz- Gallardón, ni la concejala Pilar Martínez han tenido el coraje de ir a Bruselas a defender su proyecto estrella seguramente porque saben que es poco presentable. Pero los madrileños hemos estado representados en la capital comunitaria por las plataformas de afectados, por los concejales de la oposición y por los eurodiputados. Esta vez, la ciudadanía ha ganado frente a la prepotencia del poder municipal. Los socialistas estamos contentos por ello. Las obras de la M- 30 están siendo objeto de una investigación en la Comisión Europea del proyecto y las numerosas violaciones medioambientales que los trabajos de soterramiento de la autovía madrileña están provocando CHEMA BARROSO Una larga carrera de obstáculos Desde que se pusieron en marcha las obras de la M- 30, han estado jalonadas por la polémica. La oposición las ha criticado y denunciado por todos los medios que ha encontrado a su alcance. Declaración de Impacto Ambiental: Se exigía por parte de PSOE e IU, dada la envergadura de los trabajos. La Comunidad de Madrid eximió al Ayuntamiento de este trámite, pero antes pidió un informe: Consejo de Estado. Su dictamen fue el que determinó que el Gobierno regional eximiera de la declaración de impacto (DIA) a la M- 30. A cambio, le puso dos docenas de duros condicionantes medioambientales a los responsables municipales de las obras. Sentencias. Tres jueces han determinado ya, ante denuncias vecinales o de organizaciones como el Colegio de Arquitectos, la conveniencia de los trabajos de reforma de la M- 30. Una juez, el pasado agosto, llegó a definir las obras como de interés general Vía urbana. Otro juez, el pasado mes de enero, dictaminó que la M- 30 es una calle de Madrid, una vía urbana, y por tanto está exenta de la DIA. La última. Un juzgado ha negado a IU ampliar su recurso contra 12 proyectos de la M- 30 a la totalidad de la reforma. Los afectados, satisfechos Inés Sabanés respondió a Ortega que ese dictamen hacía referencia a un solo tramo y que la extensión a todos los demás tramos ha sido idea del Gobierno autonómico. Los efectos de un proyecto sobre el medio ambiente deben evaluarse para proteger la salud humana, contribuir mediante un mejor entorno a la calidad de vida y velar por el mantenimiento de la diversidad de las especies afirmó por su parte Roberto Tor- namira, representante de los afectados, añadiendo que esta situación está lejos de ser la que se vive en Madrid, donde 1.500 autobuses circularán a sólo cinco metros de las viviendas en caso de que las obras siguieran adelante. Inés Sabanés, de Izquierda Unida, mostró su apoyo y confianza en las instituciones europeas al fin del debate, que fue calificado por Carlos Carnero de muy positivo y añadió que dejó entrever el fracaso del PP de ganar tiempo y de retrasar tanto el dictamen de la Comisión Europea como la visita de la Delegación Parlamentaria Lo único claro es que los diputados vendrán a Madrid, pero todavía no saben cuándo.