Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional JUEVES 23 2 2006 ABC DERECHO DE LOS HABLANTES i los idiomas ni las entidades colectivas tienen derechos; sólo los tienen las personas. Las leyes no deben defender ni atacar a las lenguas, sino proteger los derechos de las personas, de los hablantes. El problema no consiste en determinar si el castellano o el catalán se encuentran en peligro en Cataluña. Ninguno de los dos lo está. Cataluña no es bilingüe ni monolingüe. Cataluña ni habla ni tiene derechos. España y Europa, tampoco. Los catalanes son bilingües y lo hanvenidosiendo durante siglos. Casi la mitad de ellos declara tener el cataláncomo lengua principal, y otros tantos, al menos, el castellano. Además la inmensa mayoría, más del 95 por cienI. SÁNCHEZ to, entiende el catalán, y, CÁMARA todos, por supuesto, el castellano. Ninguno de los dos idiomas se encuentra en peligro de extinción. El problemano es ése. ¿Cuál es, entonces? El problema consiste en que los partidos nacionalistas, en contra de la Constitución y del buen sentido, aspiran a que sólo elcatalán sea oficial, y su conocimiento, por tanto, obligatorio para todos los residentes. La Constitución establece para todos los españoles el deber de conocer y el derecho a utilizar el castellano. Y la cooficialidad de la lengua propia de las comunidades que lo tienen. Pero nunca un deber de conocerlo. La Constitución y las leyes deben cumplirse mientras estén en vigor. El problema reside, por lo tanto, en el incumplimiento de la ley y en la vulneración de los derechos de los ciudadanos. El problema aparece cuando se impone el deber de conocer el catalán y se establece, de hecho y en contra de la ley, que es el único idioma oficial de Cataluña. El problema surge cuando se vulnera el derecho de los padres, aunque sea sólo uno, a escolarizar a sus hijos en castellano (y cuando Artur Mas, en contra de la Constitución, afirma quequienesquieranenseñanzaencastellano que se la paguen, como los japoneses) El problema aparece cuando niños que no saben catalán sonobligados a estudiar sólo en catalán. El problema surge cuando los empresarios y comerciantes son obligados a etiquetar sus productos y a rotular sus establecimientos en catalán. El problema aparece cuando se exige a los funcionarios un deber que vulnera la Constitución. Y, desde luego, cuando se establece una especie de policía lingüística totalitaria que vigila y sanciona a quienes ejercen un derecho amparado por la Carta Magna. Quienes tienen derechos son los catalanes y el resto de los españoles. Quienes abren una guerra lingüística son quienes incumplen la Constitución y, por lo demás, atentan contra la convivencia y el buen sentido. Ni el catalán ni el castellano tienen derechos ni están amenazados. Quienes tienen derechos amenazados por el nacionalismo totalitario son los ciudadanos no nacionalistas. Éste es el error fatal del nacionalismo: instaurar falsos derechos colectivos, derivados de identidades, reales o ficticias, que encubren el desprecio a los únicos derechos que existen: los derechos de las personas. Lo que está en peligro es el derecho de los hablantes reconocido por la Constitución. N Rajoy moviliza ya a sus senadores para que se vuelquen en los comicios de 2007 Los populares reducen su presencia en el homenaje a Fraga para estar con la AVT b El líder del PP pide a sus parla- mentarios de la Cámara Alta que se recorran España, porque la política no se hace sólo en Madrid CRISTINA DE LA HOZ MADRID. A pesar de todos los frentes políticos abiertos, el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, no olvida que el próximo año se celebran las elecciones locales y autonómicas, de las que dependen, en un porcentaje altísimo, las posibilidades de éxito con que afronte los comicios legislativos de 2008. Así, al tiempo que replica a cuestiones como el Estatuto catalán, el hipotético inicio del principio del fin de ETA o la opa a Endesa, aún tiene tiempo de reclamar a sus senadores- -que son al fin y al cabo la representación territorial del partido- -que se dediquen a viajar y trabajen ya para las elecciones locales y autonómicas, porque la política no se hace sólo en Madrid Rajoy recibió al senador de EE. UU. Mel Martínez y al embajador Aguirre regional. En cuanto al texto catalán, no va a marcar la agenda de los senadores populares, y luego hay pocas iniciativas legislativas importantes, salvo la LOE. Otra cosa es la conmoción que pueda causar el desembarco en el Senado de Manuel Fraga, quien tiene previsto acudir el lunes a su nuevo despacho en el palacio de la plaza de la Marina Española. El ex presidente de la Xunta ya ha mostrado su disponibilidad a encargarse de los trabajos de reforma de la Cámara Alta, para lo que el jefe del Ejecutivo comprometió la creación de una comisión ad hoc una vez tu- EFE Mirar al año que viene El llamamiento lo realizó Rajoy el martes durante una reunión y posterior almuerzo con su Grupo Parlamentario en el Senado, destinado a hablar del nuevo periodo de sesiones. Sin embargo, no reclamó tanto trabajo parlamentario como político y fuera de la sede de la Cámara Alta. También el portavoz del Grupo Popular, Pío García Escudero, habló de la necesidad de mirar al 2007 En definitiva, las tareas en el Senado para el nuevo periodo de sesiones no parecen muy apremiantes. Se pretende que el Estatuto valenciano pase rápidamente su trámite sin enmiendas, de modo que vaya directamente al Parlamento Alberto Ruiz- Gallardón y Loyola de Palacio abrirán el acto de Santiago en honor al presidente fundador viera en su poder el informe del Consejo de Estado. Precisamente, Fraga será objeto de un homenaje por parte de su partido el sábado en la localidad de Silleda, próxima a Santiago. Sin embargo, el previsto despliegue de la cúpula del PP (que pretendía acudir en pleno) quedará bastante mermado. La intención de ir a la manifestación de la Asociación de las Víctimas del Terrorismo, también el sábado, ha aconsejado que sólo se desplacen a Galicia Rajoy, Acebes, Ana Pastor y pocos más, de modo que se aseguran que el resto de los secretarios y demás dirigentes estén en Madrid al comienzo de la manifestación. Sin embargo, no se perderán el homenaje a Fraga ni el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, ni la ex vicepresidenta de la Comisión Europea Loyola de Palacio (dos destacados pata negra del PP) que tomarán la palabra al comienzo del acto para recordar sus inicios políticos de la mano del patrón Zapatero defiende el pacto con CiU y Maragall le vuelve a pedir un esfuerzo para incorporar a ERC ABC ÁNGEL MARÍN MADRID NUEVA YORK. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer a ERC y a todas las fuerzas políticas catalanas que estén a la altura de las circunstancias respecto al Estatuto y que no piensen en la situación política actual y tampoco en la que pueda producirse en las próximas elecciones catalanas Tras la petición de Maragall de que tuviera un gesto con los republicanos después de la manifestación del sábado, Zapatero calificó de imprescindible el acuerdo de PSC y CiU, en respuesta a una pregunta en el pleno de la Cámara Alta del senador de la Entesa, Carles Bonet, de ERC, que reprochó a Zapatero su entendimiento con Artur Mas. En el cara a cara, Bonet recordó a Zapatero la irrupción de los barones del PSOE y de la derecha española y catalana durante la campaña electoral anterior a los comicios que dieron lugar al tripartito. Admitió que ante la bronca la actitud del presidente siempre ha sido de apoyo al gobierno de la Ge- neralitat, pero le reprochó que en las últimas semanas haya cambiado de actitud A continuación, el portavoz de la Entesa dijo que CiU ha redoblado su campaña de desprestigio a la Generalitat y a su presidente, Maragall, y no podemos tolerar que miembros de su Gobierno chuleen al presidente de la Generalitat Desde Nueva York, Maragall replicó ayer insistiendo en la necesidad de que ERC se sume al bloque de partidos que apoyarán el referéndum. Matemáticamente nadie es imprescindible, pero es necesario y conveniente que ERC se sume al Estatuto para lograr la máxima sintonía política y social en Cataluña y en España aseguró. Maragall insistió en pedir a Zapatero un mayor esfuerzo para lograrlo.