Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 2 2006 Nacional 13 Los Grapo enviaron desde Madrid la nota sobre la muerte de la empresaria Se investiga si la información sobre las víctimas salió de la cárcel Galicia, León y Asturias, la banda terrorista sigue gobernada desde una cárcel de Francia por el histórico Camarada Arenas D. M. MADRID. Los Grapo enviaron desde Madrid el comunicado en el que asumen la autoría del asesinato de la empresaria Ana Isabel Herrero, ocurrido el pasado día 6 en Zaragoza, y en el que anuncian que seguirán atacando a los industriales explotadores que se nieguen a pagar el impuesto revolucionario Los terroristas mandaron la nota de reivindicación por correo ordinario y la Policía Científica la analiza ahora en busca de huellas. El comunicado de los Grapo, que atribuye el asesinato de la empresaria de la oficina de trabajo temporal al comando Sánchez Casas está firmado por el Comando Central de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, máximo órgano de dirección de la banda terrorista, del que es responsable, según fuentes de la lucha antiterrorista, Manuel Pérez Martínez, El Camarada Arenas, pese a estar en una prisión francesa. En medios de la investigación se apunta la posibilidad de la que la carta fuera enviada a Antena 3 de Zaragoza por algún miembro legal del PCE (r) formación ilegalizada pero que sigue manteniendo actividad. Se trata de un grupo clave en el entramado de los Grapo y, en concreto, se le b Con activistas en Manuel Pérez Martínez, camarada ABC Arenas atribuyen labores de captación tras los golpes policiales registrados en 2000 y 2002. Es decir, los últimos reclutamientos los habrían realizado elementos legales del PCE (r) en fuentes de abastecimiento como grupos okupas, anarquistas, antiimperialistas e independentistas. Medios de la investigación consideran que los terroristas tenían una información muy elaborada sobre las actividades de sus víctimas, los empresarios Fernando Colell y Ana Isabel Herrero, y subrayan especialmente el que tuvieran conocimiento de sus contratos con Prisiones. Esta circunstancia les lleva a pensar que quizá el objetivo de los empresarios zaragozanos se hubiera marcado en la cárcel, donde los Grapo tienen 30 activistas. NURIA GONZÁLEZ mo, niegan, como pretende la defensa de Alegría, que en este momento procesal se pueda vulnerar el principio non bis in idem (nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito) en lo que se refiere a este procesado por su enjuiciamiento en Ekin, pues para ello sería necesaria, por una parte, la existencia de una sentencia, y por otra, que se le condene, en su caso, por los mismos hechos que aquí se narran. Además de nuevos militantes, expertos antiterroristas consideran que la banda mantiene infraestructuras en puntos de la provincia de León y en las cuatro de Galicia- -especialmente en la zona de Vigo- así como en la Comunidad de Asturias, sus tradicionales feudos En cuanto a la capacidad operativa, los expertos advierten del peligro de minusvalorarlos y recuerdan que. aunque pocos, son individuos que están dispuestos a todo y más ahora que están escasos de dinero Por ello, no descartan que pasado un tiempo de seguridad el comando que mató a la empresaria Herrero, al no haber logrado un botín en este asalto, intente llevar a cabo otro. En medios de la lucha antiterrorista han causado perplejidad los esfuerzos sobre todo del delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández López, y del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, en menor medida, por vincular en exclusiva a los Grapo con la delincuencia común. Las fuentes consultadas recuerdan, en este sentido, que no ahora, sino desde su nacimiento, los Grapo se han financiado con atracos y secuestros, actos delictivos a los que califican de expropiaciones dentro de su jerga revolucionaria Ante las opiniones de Fernández y Camacho, las fuentes consultadas se preguntan si el Ministerio del Interior tiene entre sus planes trasladar las investigaciones y los investigadores de los Grapos a las unidades de Policía Judicial y desvincularlas, así, de los servicios antiterroristas.