Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA JUEVES 23 2 2006 ABC La Audiencia confirma el procesamiento de siete directivos de Egunkaria por subordinación a ETA Reitera que Xabier Alegría, acusado en Ekin, era el presunto enlace entre el diario y la banda menciona hasta seis indicios de que el periódico sustituto de Egin estaba sometido a la dirección de ETA y que financiaba a KAS y HB NATI VILLANUEVA MADRID. La Sección Segunda de la Audiencia Nacional ha confirmado el procesamiento de los siete directivos del periódico Egunkaria, entre ellos Xabier Alegría- -el principal acusado de Ekin- -y Martxelo Otamendi, al considerar que este diario estaba subordinado a ETA. Esta relación, añaden los magistrados, deberá ser probada de forma precisa y concluyente en el transcurso del juicio oral. En el auto, fechado el 13 de febrero, se señala que existen indicios suficientes de que los procesados han participado en actividades de ETA y que Egunkaria pertenecía al proyecto Udaletxe que además de estar sometido a la dirección de la banda, tenía por objeto financiar a KAS y HB La Sala asegura que hay tres aspectos que demuestran la relación de los dirigentes de Egunkaria con ETA: primero, Xabier Alegría es el presunto enlace entre el periódico y la banda terrorista; segunda, la ascendencia de la organización criminal sobre el diario, proponiendo y aceptando los cargos más relevantes del mismo y tercero, el nombramiento de Martxelo Otamendi como director obedeció a un interés por parte de ETA en dar una imagen del periódico alejada de su ideología (pero, eso sí- -añade- nombra un comisario político) b La Sección Segunda La Sección Segunda reproduce en su escrito las conclusiones de los informes de la Guardia Civil que el juez Del Olmo hizo suyas en el auto de procesamiento (4 de noviembre de 2004) Estas conclusiones están basadas en los documentos intervenidos a ETA relacionados con Egunkaria, unos papeles que, según recordó el magistrado, no son públicos, sino secretos y clandestinos sus autores resultan impersonales, es decir, ajenos a una identificación clara con la mera lectura del documento todos ellos se encuentran en poder de miembros relevantes de la organización y, lo más importante, en ocasiones los directivos de Egunkaria piden respuestas Las viudas de Buesa y de su escolta, Jorge Díez, en el homenaje de ayer en Vitoria Momentos fundamentales Del análisis de todos esos legajos, la Sala concluye que la banda estaba informada sobre los asuntos esenciales del periódico decidía sobre los extremos en los que se solicita su pronunciamiento, baraja candidatos y toma decisiones antes que los propios sociosaccionistas sobre los candidatos a ocupar los puestos directivos del diario En definitiva- -señala la Sala- ETA ha estado presente en los momentos fundamentales del proyecto Egunkaria desde el mismo momento de su concepción, no sólo estando informada, sino también, y lo que es verdaderamente importante, dando instrucciones sobre nombramientos Los magistrados, que rechazan todos los recursos de apelación contra el auto de procesamiento de Juan del Ol- En mi nombre, sí réplica de Landáburu, Durkhop y otras víctimas a la AVT M. L. G. F. BILBAO. Las numerosas víctimas cercanas al PSOE se muestran en estos días divididas entre quienes apoyan y quienes rechazan la política antiterrorista del Gobierno. Tras las críticas públicas de Rosa Díez y las privadas de la familia Múgica, ayer un grupo de víctimas del entorno del PSOE expresaron en San Sebastián su apoyo al Ejecutivo. La europarlamentaria Barbara Durkhop, viuda del senador Enrique Casas; la concejal del PSE Esther Cabezudo; la hija de Ernest Lluch, Mireia Lluch, y el diputado Eduardo Madina, fueron algunos de los firmantes del manifiesto presentado por el periodista Gorka Landáburu. Estas víctimas dicen que sí en su nombre al diálogo que propugna Zapatero, en contraposición al rechazo que se expresará el sábado en Madrid, en la manifestación convocada por la AVT, aunque, según Landáburu, no es un comunicado en contra de esa manifestación Intervención de zutabes En la resolución se asegura que no son éstos los únicos indicios que apuntan a esa relación. Así, además del intercambio de misivas entre los directivos del diario y la banda, cita la intervención de distintos documentos a dirigentes de ETA, como Kantauri o los zutabes (boletines internos de la banda) que se hallaron en manos de los procesados. Los magistrados recuerdan que a lo largo de la historia los zutabes sólo se han incautado a miembros de comandos de ETA y dirigentes de la organización y resulta sintomático dicen, que ni siquiera en las diversas entradas y registros en sedes de HB, Gestoras pro Amnistía y otras organizaciones del entramado vinculado a ETA se habían intervenido estos boletines. LA DIVISIÓN DE LAS VÍCTIMAS BLANCA TORQUEMADA n mi nombre, sí Ayer insistió, pero no es la primera vez que Gorka Landáburu enuncia esta opinión sobre una eventual negociación con ETA. Tal declaración de principios ya fue recogida por ABC en plena resaca de opinión pública tras la manifestación convocada por la AVT en junio. Las víctimas, como dijo ayer Landáburu desde la autoridad de ser una de ellas, no son un monolito. Claro que hay divisiones, y, por supuesto, búsqueda E de tajada política en la capacidad revulsiva de su dolor. Pero es injusto inferir que están siendo utilizadas porque, en todo caso, se intenta obtener réditos a su costa desde fuera, desde las esferas políticas, sin que los concernidos hagan otra cosa que expresarse, individual o colectivamente, tanto si su mensaje sintoniza con el del PP (la AVT de Alcaraz) como si refrenda la línea de Rodríguez Zapatero, en el caso de Landáburu o Bárbara Durkhop. Buena parte de los ciudadanos identifica a las víctimas de ETA, de forma unívoca, con la AVT, en una realidad compleja en la que concurren también otros grupos disidentes no necesariamente espoleados por el Comisionado Gregorio Peces- Barba. Pese a ello, un vistazo sosegado a la situación sustenta la fuerza de la entidad de José Alcaraz. Es verdad que existen organizaciones de víctimas en Andalucía y Cataluña cercanas al Gobierno, y que Valencia va por libre con su asociación autonómica, además de las discrepancias expresadas ayer en San Sebastián. Landáburu no ha de ser arrojado a un saco de ingratitud: él, junto a otros, encabezó el movimiento de los lazos azules que puso las primeras notas de coraje cívico en las calles del País Vasco. No es un personaje dudoso como tampoco se puede poner en cuestión que la AVT, con su oposición frontal a la negociación, representa hoy lo que siente una amplísima mayoría de las víctimas.