Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Economía E. ON IRRUMPE EN LA PUJA POR ENDESA MAPA ENERGÉTICO MIÉRCOLES 22 2 2006 ABC La fusión no alteraría el sector y dejaría a Iberdrola con la miel en los labios Gas Natural podría retomar su interés por la eléctrica que preside Oriol E. ON se complicaría el panorama para Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico y Viesgo, ya que no optarían a adquirir ningún activo J. G. N. MADRID. Si triunfara la opa de E. ON sobre Endesa, el sector energético español volvería prácticamente a la situación actual, con la notable diferencia de que la eléctrica que preside Manuel Pizarro seguiría siendo, ahora con mucha más diferencia, la primera compañía del sector en España de la mano del grupo alemán. Más complicado es el panorama para el resto de las empresas energéticas que operan en nuestro país, especialmente para Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico y Viesgo, ya que no entonces no optarían a comprar ningún activo. Si la opa de E. ON ha caído como un jarro de agua fría en la sede barcelonesa de Gas Natural, en Iberdrola ha cundido el desánimo después de que hace pocos días mostraran su alegría porque el Gobierno no había rechazado el acuerdo que tiene firmado esta eléctrica con Gas Natural para la compra- venta de activos de la opa del grupo gasista. Con la fusión de E. ON y Endesa, Iberb Si triunfa la opa de drola no sólo seguiría siendo la segunda eléctrica en España, sino que aumentaría su desventaja respecto al nuevo grupo. Hay que recordar que si Iberdrola comprara los activos recogidos en el acuerdo con Gas Natural, esta eléctrica pasaría a ser la primera compañía en algunos mercados en nuestro país. Con la opa de Gas Natural, Iberdrola crecería de un plumazo lo que tenía previsto engordar en, por lo menos, tres años. Si sale adelante la oferta de E. ON, Iberdrola tendrá que ceñirse a su Plan Estratégico 2005- 2009, cuyos objetivos está cumpliendo con holgura. No obstante, existe otra posibilidad, y es que Gas Natural desista de su opa sobre Endesa y lance otra oferta sobre Iberdrola. El planteamiento industrial sería muy similar al de la opa de Gas Natural sobre Endesa, pero tendría dos cuestiones a favor muy importantes: por un lado, sería una opa amistosa- -la de Endesa es hostil- y estaría muy bien vista por el Gobierno y las autoridades de competencia porque crearía un segundo gran grupo energético que, además, resultaría totalmente español. De paso, esta operación, considerada ya por los mercados, supondría una salida airosa para Gas Natural, que sumaría dos fracasos en tres años: el de Endesa y la opa a Iberdrola en 2003, vetada por la Comisión Nacional de Energía, y la actual fusión con Endesa. La opa de E. ON causaría otros daños colaterales en el sector, ya que ninguna de las principales compañías (Fenosa, Hidrocantábrico y Viesgo) podrían adquirir activos como tenían pensado hacer con la fusión de Gas Natural y Endesa. Esto, que en la práctica supondría una parte de la gran reestructuración del mapa energético planificada por el Gobierno, representaría asimismo un duro golpe para el ministro Montilla. Mapa energético con la opa de E. ON sobre Endesa Distribución de electricidad Distribución de gas E. ON Endesa UF Iberdrola Viesgo EDP HC E. ON Endesa Gas Natural EDP HC NaturCorp A LA INGLESA O A LA FRANCESA FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA l Gobierno Zapatero tiene que tomar una decisión previa y condicionante del desenlace de las opas sobre Endesa, unas ofertas que deberían sustanciarse en el mercado. Y a esa cita con el mercado, al dictado final de los accionistas, la operación puede llegar tan manoseada que no venga a cuento consumarla o perfectamente sacramentada por reguladores y supervisores, que tienen el mandato legal de garantizar el interés general, como para que los dueños efectivos de la empresa decidan con libertad y fundamento. De cómo se conduzca el proceso, de cómo el Gobierno despeje incógnitas, se derivarán consecuencias económicas y políticas nada irrelevantes. La marca y la imagen de España y del Gobierno Zapatero se juegan bastante en el dilema. La operación pone sobre la mesa la calidad del funcionamiento institucional del Estado español, implica una calificación del riesgo regulatorio en España y del grado de apertura de esta economía, es decir de si el mer- E cado único es un mito o una realidad. Sabemos que en Italia y en Francia es más mito, que allí tienden a blindarse y protegerse; no tanto en Alemania, y mucho menos en Gran Bretaña. De manera que la decisión del Gobierno dará la medida del talante del Gobierno socialista de Zapatero, y además abrirá o cerrará oportunidades en el panorama energético europeo. Lo que se está vislumbrando es un nuevo perímetro del sector energético europeo que desborda las fronteras nacionales e inaugura una nueva etapa de fusiones internacionales, de integración de negocios y, también, de especialización. En pocos meses la energía en Europa va a cambiar hacia nuevas soberanías, a más intercambios, hacia otro tipo de intervención pública y a otras reglas de juego en cuanto a competencia. El presidente Zapatero tiene que inclinar el dedo a un lado o a otro, no es una decisión de un departamento, ni siquiera del vicepresidente económico. Y las opciones son, básicamente, dos: a la francesa o a la inglesa. A lo dir y a las administraciones garantizar Chirac, supone enarbolar la bandera el tráfico ordenado. La presencia de de la soberanía y poner pies en pared a E. ON en España amplía las posibilidala pérdida (más teórica que efectiva) des de intercambios de energía con Eude capacidad de decisión local. A los ropa, que falta nos hace. Y a Gas Natural franceses les pareció insoportable que no le faltan oportunidades para satisfauna multinacional norteamericana ascer su legítimo apetito de tamaño. Ahopirara a liderar Danone y promoviera se abren otras posibilidades de conron una legislación específica para povergencia, por ejemplo de Gas Natural ner trabas y barreras a operaciones secon Unión Fenosa, que puede circular mejantes en sectores capor vías amistosas y con lificados, arbitrariapocos riesgos regulato El Gobierno mente, de estratégicos, rios. Y otro tanto para una palabra, un concepIberdrola, que tiene capaZapatero se to, que esconde más de cidades y recursos para equivocará si lo que muestra. satisfacer su ambición A la inglesa, el Gobierde crecer. interpreta la no asumiría el papel Las empresas españoque le corresponde en las tienen vocación interoferta de E. ON economías abiertas, es nacional como nunca andecir el de animar la con- como una agresión tes, lo cual requiere froncurrencia leal, la neutrateras abiertas y mercalidad empresarial y la dos más transparentes. búsqueda del mejor servicio eléctrico y Nadie puede pretender de otros lo que gasista sin preocuparse de la pseudonano se da a sí mismo. El modelo inglés es cionalidad de kilowatios o termias. La más próspero que el francés y el Gobierliteratura de la soberanía empresarial no Zapatero se equivocará si interpreta nacional, de la defensa de los campeocomo agresión insoportable que una nes nacionales, conlleva algunas falaopa con la que se comprometió más allá cias y mucha apariencia. De lo que se de lo recomendable curse por otros detrata es de disponer de empresas eficienrroteros. Al Gobierno González le pasó tes, no confundir tamaño con fortaleza, algo similar veinte años atrás cuando se ni nacionalidad con oportunidad. produjo el baile de las fusiones bancarias: ninguna de las bodas consumadas Las dos opas en curso tienen sentido fue como se había dibujado en el papel. empresarial, a los accionistas toca deci-