Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 22 2 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. DE OPA EN OPA Y TIRO PORQUE ME TOCA UEDARSE a verlas venir se dice de alguien que se ha quedado sin nada. Pero la misma sabiduría popular asegura que quien las ve venir es el que se anticipa a los acontecimientos. Misterios del lenguaje. Porque dos expresiones tan parecidas, aplicadas a la opa que la alemana E. ON acaba de lanzar sobre la española Endesa puede significar dos cosas al mismo tiemLUIS IGNACIO po: la situaPARADA ción en la que pueden quedarse Gas Natural, el Gobierno español, el de la Generalidad y los dirigentes de Endesa- -por haber hecho un envite económicamente tacaño, políticamente incorrecto y gerencialmente poco protector del accionista- -y la del tiburón alemán, cuyo órdago era previsible y cuyas intenciones todos tenían la obligación de conocer y alguno no se atrevió a alimentar. E. ON ha engullido en sólo cinco años, tras la fusión entre VEBA y VIAF, a la Sydkraft sueca, a la Powergen británica; ha comprado Midlands para fortalecerse en el Reino Unido; tuvo una participación en la española Fenosa; y se ha establecido en sectores estratégicos de Polonia, Hungría, Rumania, Bulgaria y Rusia, donde participa con 10.700 millones de euros en la empresa de gas natural Ruhrgas. Dirigentes y accionistas de Endesa están encantados de la vida: unos porque tienen la esperanza de permanecer en el machito en lugar de ser descabalgados por el enemigo catalán; otros porque van a cobrar más, en metálico y no en papelitos. El Gobierno dice que respeta el mercado y que estudiará la operación con los mismos criterios que empleó con la de Gas Natural. Pero añade que tiene la convicción de que, en un sector estratégico como el de la energía, conviene a los intereses de España tener una empresa de matriz nacional. Veremos si asume el coste político de impedir la operación ejerciendo el derecho que le otorga la acción de oro que tiene en Endesa, razón por la que la ex pública española no se atrevió a venderse a la alemana aun sabiendo el riesgo que corría de ser opada por Gas Natural y sus apoyos. Q Señor presidente del Gobierno Coincido con usted por partida doble: en la guerra también mataron a mis dos abuelos en un pequeño pueblo de Córdoba. A los pocos días del comienzo de la guerra, los sacaron de su casa por la noche, junto a mi tío Francisco, de 14 años, y los encerraron en el castillo del pueblo. Al mes siguiente los asesinaron sin juicio previo. Su delito fue ser varones y tener tierras (pocas, por cierto) Los asesinos fueron rojos entre los que usted se ha incluido recientemente de manera gratuita e innecesaria. En el pueblo conviven ahora los hijos de los asesinos y los de las víctimas. Mis padres se negaron siempre a decirme los nombres de los asesinos de los suyos, y poco a poco unos y otros hemos aprendido a perdonar y a borrar de la memoria su capítulo más abyecto, ése que usted se empeña ahora en recuperar. Pilar Navajas Ramírez. Madrid. Buscando una tregua desesperadamente No es nuevo ni dice nada nuevo el comunicado de ETA. Esto es, precisamente, lo que ha dejado al Gobierno Zapatero en evidencia. Si alguien pensaba que ETA iba a cambiar, o que la tregua, de producirse, iba a tener términos diferentes a las condiciones que todos conocemos, se ha equivocado estrepitosamente. ETA no cambia por la sencilla razón de que no puede cambiar. Si hay tregua no cambiará, y si no hay tregua no cambiará. Eso es lo que supone, y es, un bochorno para el Gobierno Zapatero. La banda terrorista ha dejado claro que la actual situación autonómica, por mucho que ceda, dista mucho del marco en el que se van a mover. No se trata de un problema cuantitativo de ceder más o menos, es un asunto cualitativo que exige una nueva visión del futuro del País Vasco que pasa por la autodeterminación. ETA, además, pretende la anexión de Navarra, que es un asunto vital para ella, y tampoco ahí va a ceder lo más mínimo. Ésa es la cruda realidad con la que Zapatero se ha topado, aunque parece que todavía no la ha asumido. Ése es el terreno de juego que ETA ha marcado desde siempre y que, a la vista está, no ha variado ni un milímetro. El resto son- -en el mejor de los casos- -buenos deseos de un Gobierno necesitado de buenas noticias y de una foto para un cartel electoral. Lo lamentable es que a la tregua, vital para el PSOE, ha subordinado sus relaciones con el Partido Popular y hasta el consenso dentro de su propio partido, como lo demuestra la situación caótica del Partido Socialista en el País Vasco. Antonio Mendoza Pérez. Sevilla. Preembriones En las nuevas ayudas que está dando el Legislativo a la próspera industria reproductiva se utiliza el término preembrión, usado primeramente por la legislación inglesa y fuera de todo concepto científico. De manera que la oferta de la tecnología reproductiva se va ampliar con los diagnósticos preimplantatorios, donde parece que el ser humano sólo es engendrado si el técnico de turno decide implantar determinado embrión seleccionado. La concepción de un nuevo ser humano se retrasa a capricho de los legisladores, técnicos y presuntos padres. Después viene la deriva eugenésica que conllevan estas leyes. La consecución de esta maternidad a toda costa, por problemas de infertilidad o para salvar a un hermano, no repara en el sacrificio de vidas humanas, las de los embriones que quedan congelados, desechados o destinados a la investigación. El deseo del hijo, presentado aparentemente como derecho, llega a justificar la muerte de otros hijos, que sí son titulares de un verdadero derecho. Por otro lado, se permite y aumenta el aborto provocado. En ambos casos encontramos la pretensión de transformar deseos o preferencias personales, y por ello, demandas de carácter subjetivo en exigencias jurídicas. Algo que a la larga perjudica la misma noción de Derechos Humanos. Javier Badía Rodríguez. Cantabria. te, escalofriante, que sea desechado para unos y aprovechado para otros. ¿Acaso los militares en lugar de personas se consideran mercancías? Dionisisio Piris Duro. Madrid. La manifestación de Barcelona Me han sorprendido los comentarios de los convocantes y algunos medios de comunicación sobre la manifestación del pasado sábado en Barcelona en defensa del Estatuto, a la que califican de éxito porque reunió a 125.000 personas. Que una manifestación con un tema de tanta trascendencia para los ciudadanos de Cataluña, convocada por unas 25 instituciones, que ha contado con el apoyo mediático de los medios de comunicación y del Gobierno de la Generalitat, y para la que se ha cambiado la hora del partido Boeing 707 Escribo en relación con el arriesgado aterrizaje forzoso del Boeing 707 en la base aérea de Torrejón, con treinta militares españoles de la misión humanitaria del despliegue en Pakistán y once tripulantes. Es insólito que después de lo ocurrido en torno al accidente del Yak 42 actualmente se estén utilizando aparatos que se retiraron del uso oficial para autoridades en el año 2004, por viejos e inseguros, ahora empleados en el traslado de personal. Esto significa sencillamen- de fútbol del Barça, reúna solamente a 125.000 de los siete millones de catalanes (1,7 por ciento) no creo que sea un éxito, sino más bien un rotundo fracaso para los convocantes y una prueba de que el tema solamente preocupa a la clase política. Concretamente, un concierto de Carlinhos Brown, el verano pasado, reunió en Barcelona a cerca de 600.000 personas. Si tomamos otras convocatorias políticas, tenemos la de la AVT contra el diálogo con ETA, con 850.000 personas (según fuentes de la Policía Nacional) la del Foro de la Familia contra el matrimonio gay, con una cifra, según los organizadores, de 1.500.000, cifra quizás algo exagerada. La convocada en Salamanca en contra del traslado del Archivo reunió, según la Policía, a 80.000 personas, y la población de Salamanca es de 160.000 habitantes en la capital y 352.414 en la provincia. La marcha contra ETA en San Sebastián (octubre de 2002) convocó a 150.000 personas, y San Sebastián tiene 183.930 habitantes censados en la capital y 668.708 en la provincia. Como se ve, hay causas que sí parecen contar con amplio apoyo social, a las que, por cierto, poco o ningún caso ha hecho nuestro Gobierno. Vamos a ver qué respuesta gubernamental recibe la exitosa convocatoria del Tinell y Cía. José I. Vallejo- Nágera. Madrid.