Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 22 2 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil LOS GRAPO, EN LA ESCENA DEL CRIMEN A ENDESA Y LA LEY DEL MERCADO A opa de Gas Natural sobre Endesa fue innecesariamente hostil y se produjo en un momento político inadecuado, porque los perfiles empresariales de la operación se difuminaron pronto en medio de un escenario cargado de visceralidad y marcado en exceso por intereses partidistas. El reduccionismo ha centrado los debates en torno a una operación que ha contado con el apoyo, sin matices, del Gobierno y del Ejecutivo autonómico catalán, empeñados en respaldarla más allá de lo que demanda la lógica política y económica. Tal vez Gas Natural haya sido, incluso, víctima de la falta de sutileza del poder político que amparó su opa, lo que ha generado un marco de inestabilidad creciente en el sector energético e inadecuado para sus propios intereses económicos. En la otra parte, Endesa, con su presidente, Manuel Pizarro, a la cabeza, se ha sentido agredida por la falta de equilibrio y de mesura de un Gobierno que ha rechazado sin demasiados argumentos los informes contrarios del Tribunal de Defensa de la Competencia, todo ello con una prepotencia impropia de quien está obligado a desempeñarse, siquiera desde un punto de vista formal, de manera imparcial. En medio de este panorama, y desde una visión meramente empresarial, la realidad ha venido a dar la razón a quienes desde el primer momento apuntaron que el precio objetivo de la acción de Endesa estaba muy cerca de los treinta euros y muy lejos del ofrecido por Gas Natural. La oferta de la alemana E. On- -el caballero blanco que algunos presagiaban- -era previsible e incluso razonable en un mercado abierto, en el que el futuro pasa por la complementariedad de los negocios del gas y la electricidad. E. On integró hace tiempo ambos negocios para dar origen a la mayor compañía energética, no petrolera, de Europa, con capacidad financiera, tecnológica y estratégica para aspirar a un mayor crecimiento fuera de Alemania. Su irrupción en escena va acompañada de una oferta atractiva para los accionistas de Endesa, pero también para las aspiraciones de una empresa que ha de proyectarse al futuro. El valor de la oferta reside, entre otros factores, en el precio- -todo en metálico- -y en el mantenimiento de la integridad de L una compañía que aspira a convertir en cabecera del sur de Europa e Iberoamérica. E. On ha mostrado sus cartas, lo que obliga a Gas Natural, si quiere seguir en la carrera, a un fortísimo desembolso. Tuvo ocasión de tender puentes para un acuerdo amistoso con Endesa, en aras del bien común y del propio sector energético, pero eligió la vía hostil, sin negociar la oferta, tal vez porque se sintió entonces con suficiente fuerza política Ahora, su renuencia amenaza con pasarle una costosa factura, pues se enfrenta a una dificultad no prevista: un adversario más potente y poderoso que pone sobre la mesa un precio muy competitivo y ante al que sólo cabe hacer frente subiendo la oferta o buscando aliados con los que repartir esfuerzos. El Gobierno, por su parte, se encuentra en un atolladero, pues el fracaso de la opa de Gas Natural será el fracaso de un Ejecutivo implicado de manera desmedida en una operación empresarial que está siendo escrutada por los ojos de Europa. Por el contrario, si consiguiera obstaculizar la oferta alemana, bien por la vía de la acción de oro- -de dudosa legalidad- -o a través de un decreto de tarifas que coartara los margenes de beneficios, se enfrentaría al reproche casi general de los mercados nacionales e internacionales, que le criticarían un intervencionismo y un proteccionismo contrarios a la letra y al espíritu de la Europa sin fronteras, y que recordarían mucho a lo ocurrido recientemente en Italia con la opa del BBVA sobre BNL. Lo deseable hubiera sido la formación de un campeón nacional De ahí que ABC haya reiterado, en sucesivos editoriales, la conveniencia de que Gas Natural incrementara su oferta para hacer posible el acuerdo. No fue así, y la pelea interna ha sido aprovechada por una empresa extranjera. Se han cometido muchos errores y son necesarias, más que nunca, templanza y cautela para no cometer más. La solución es simple: o Gas Natural mejora la oferta o el mercado hará su trabajo, por más que nos preocupe y ocupe la suerte de un sector que, mientras servía de escenario a batallas domésticas, ha permanecido expuesto a los rigores de un mercado globalizado y sin fronteras. través de una carta dirigida a varios medios de comunicación, la organización terrorista Grapo reivindicó ayer la autoría del tiroteo en el que el pasado 6 de febrero resultó herido de gravedad el empresario zaragozano Francisco Colell, y muerta su esposa, Ana Isabel Herrero. La confirmación policial de que el comunicado de la banda es creíble viene a certificar de forma oficial la resurrección de los Grapo, siniestro acontecimiento sobre el que ABC alertó hace ya varios días y que el Ministerio del Interior, pese a las numerosas pruebas acumuladas en la investigación del caso, ha tardado en reconocer. El rebrote terrorista, que los Grapo habrían forzado para volver a situarse en primera línea de combate y beneficiarse, de forma indirecta, de la supuesta negociación con el entorno etarra, viene a así a completar un mapa terrorista en el que cada banda muestra su estrategia y su capacidad para desplegar ofensivas. La del Grapo se ha saldado, por el momento, con el asesinato de la primera víctima del terror desde la matanza del 11- M. El presunto principio del fin de ETA ha comenzado con la muerte de la esposa de un empresario zaragozano y la reaparición de un grupo que el Ministerio del Interior no puede ni debe ignorar. LA GRIPE, LA PRUDENCIA Y EL MIEDO M LA SOMBRA DE STALIN L comunismo soviético se libró de su Nuremberg, a pesar de haber sido un régimen tan genocida como el nazi. Su posterior contribución a la derrota de Hitler- -mérito exclusivo del heroico pueblo ruso, no de la jerarquía del Kremlin- -acabó transformada en una carta de impunidad. La caída del Muro de Berlín no dio paso a ningún juicio histórico ni legal, más allá de contadas explosiones de venganza, como la que acabó con la vida del dictador rumano Ceaucescu. Los comunistas reconvertidos, legítimamente, en demócratas se incorporaron a las recién estrenadas democracias, en ocasiones con éxito. Y así es como, hoy, el imperio soviético es recordado como el alter ego del nazismo, aunque una buena parte de la izquierda europea siga añorando la utopía comunista como la nave nodriza de su ideología. Por esta afección inexplicable a una imagen falsa de lo que fue la tiranía soviética, el Grupo Socialista se opuso a la resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa que, en enero pasado, condenó los crímenes de los regímenes comunistas. Sólo entre la Unión Soviética, China, Corea del Norte y Camboya suman 89 millones de E muertos, según el informe previo a la resolución del Consejode Europa. Aun así, hubo socialistas que propusieron condenar los crímenes pero no al comunismo, ni a los partidos comunistas como si esos asesinatos no hubieran tenido autores, ni éstos una ideología determinada. Por su parte, el actual Gobierno ruso, embarcado en una reimplantación de la historia imperial y soviética del país, parece decidido a rehabilitar la figura de Stalin. El pasado año, con motivo de la conmemoración del 60 aniversario de la derrota nazi, numerosos historiadores e intelectuales denunciaron que el Gobierno de Putin estaba promoviendo la recuperaciónhistórica del genocida soviético. El último episodio de esta campaña de imagen ha sido la conservación bajo secreto, en contra de lo anunciado, del informe que Jruschov leyó en 1956, ante el Congreso del PCUS, sobre los crímenes de Stalin. La custodia de esta acta de acusación es un síntoma peligroso de que el Gobierno ruso interpreta mal su pasado y encara de peor manera su futuro. Y, sobre todo, es un indicio preocupante de las inclinaciones de su máximo dirigente, Vladimir Putin. IENTRAS en algunos países europeos se siguen registrando nuevos casos de contagio y las autoridades españolas concentran sus esfuerzos en tratar de aislar a los ejemplares que recalan en zonas protegidas, como el parque de Doñana, la ministra de Sanidad dio ayer un efectista y discutible paso adelante contra la gripe aviar al recomendar a la población que no ingiera carne de pollo cruda ni huevos crudos, alentando así el temor de los consumidores hacia dos productos de primera necesidad que- -inscritos ya en la lista negra de los temores oficiales- -pueden sufrir un severo revés en los mercados. Como ayer mismo recordó Elena Salgado, ninguno de los casos sospechosos investigados en Navarra, Madrid o La Rioja ha pasado de ser una falsa alarma, lo que, unido a la muy remota posibilidad de que el virus de la gripe aviar pase a los seres humanos, no hace sino plantear la necesidad de contener el miedo de la población y de evitar temores encendidos ayer desde la propia Administración, muy parecida, en las formas, al episodio del caldo de ternera que afectó al sector ganadero en plena crisis de las vacas locas. Más vale prevenir que curar, pero sin olvidar que poner en jaque a todo un sector- -tan relevante para la industria alimentaria como el avícola- -puede tener gravísimas consecuencias.