Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 2 2006 Madrid 43 Neptuno tiene más suerte y mantiene el agua con suficiente calidad para que los ciudadanos puedan disfrutar de sus cascadas Ocurre tres cuartos de lo mismo si paseamos por Aluche, por la glorieta de Santa María de la Cabeza o por la avenida de los Poblados (junto al parque de Eugenia de Montijo) entre otros barrios madrileños donde hay jardines con estanques y fuentes. Esta es la situación que tenemos desde el 29 del pasado mes de septiembre, cuando se aplicó el decreto de sequía de la Comunidad de Madrid ha manifestado a ABC Pedro M. Catalinas, subdirector de Aguas de la Concejalía de Medio Ambiente. Se obligaba a parar todas las fuentes que no tuvieran circuito cerrado pero en la capital todas lo tienen. A pesar de ello- -añade- -en el Ayuntamiento nos hemos puesto más deberes porque seguimos en la fase 1 de alerta por sequía y tenemos que ser solidarios mos y rellenábamos con agua potable nueva. Ahora ya no. Ahora procuramos mantener más el agua a base de productos químicos y unos cuidados muy rigurosos en el caso de las fuentes históricas. Pero cuando llega la eutrofización (lodos y algas) se vacía la fuente, se limpia y ya no se rellena. Se queda parada, como esas 190 que ya lo están dice Catalinas. Las de Cibeles y Neptuno, dos de las más emblemáticas de la ciudad, todavía se resisten al paro. Tienen agua, pero con niveles mínimos y con cascadas muy débiles. De hecho, Cibeles se pasa más tiempo seca que mojada. ¿Cuánto durará? Pedro M. Catalinas advierte que mantendremos las fuentes lo mejor posible. Las que vayamos perdiendo porque el líquido es ya insano habrá que vaciarlas y dejarlas en seco. Limpias, pero fuera de servicio La plaza de Santa María de la Cabeza todavía puede presumir de contenido Degradación Hasta el 29 de septiembre, el Ayuntamiento aguantaba el agua de las fuentes con depuración y química. Cuando el líquido estaba ya demasiado degradado, vaciábamos el vaso, limpiába- Depuradoras danzando El Ayuntamiento está haciendo todo lo posible por salvar durante el mayor tiempo posible fuentes como la de Cibeles donde cada dos por tres hay un camión- depuradora ayudando a mantener la calidad de agua en unos niveles mínimamente aceptables. Que no crean los madrileños que nos estamos quietos. Tenemos varias depuradoras danzando por todo Madrid intentando aguantar las fuentes indica el técnico municipal. Lo que es imposible, de momento, es rellenar las 190 fuentes que han parado porque su líquido se evaporó o se llenó de impurezas. Si estamos pidiendo a los madrileños que se aprieten el cinturón en materia de agua, lógico es que la Cibeles también lo haga. Así estará más esbelta bromea Catalinas. De las 500 fuentes que hay censadas en la ciudad, 190 ya han parado por falta de líquido Las que aún conservan agua en condiciones higiénicas sólo fluyen de diez de la mañana a dos de la tarde En la avenida de los Poblados el líquido se mantiene con una calidad aceptable